11.7 C
San Pedro
lunes, abril 12, 2021

Pueblo Doyle: se llovió el sector nuevo del jardín Pulgarcito, todavía sin inaugurar

La obra, que comenzó en 2019, todavía no está terminada. El temporal de lluvia de este jueves afectó el edificio. Fisuras en la losa del techo provocaron que el agua se filtre. Las docentes se encontraron con los espacios nuevos del jardín llenos de agua.

Publicidad

 

El jardín de infantes Pulgarcito de Pueblo Doyle, dependiente de la Municipalidad, se inundó durante el temporal de lluvia de este jueves. El agua afectó la zona nueva del edificio, todavía sin inaugurar y recientemente refaccionada y ampliada.

Publicidad

El jueves no había clases con alumnos porque los jardines municipales tenían jornada docente. Cuando el personal llegó al establecimiento se encontró con el edificio lleno de agua. Fisuras en la nueva losa del techo provocaron filtraciones.

El Salón de Usos Múltiples, la Biblioteca, la nueva sala de Dirección, los baños y otras dependencias estaban con agua. Se mojaron papeles, juguetes y otros elementos que había en el renovado edificio.

La obra, que empezó en agosto de 2019 con un presupusto de 3 millones de pesos afectados del Fondo Educativo, todavía no está terminada por lo que no fue inaugurada oficialmente. La empresa Arcobras, adjudicataria del proyecto, aún tiene detalles por finalizar. Ahora deberán, además, resolver el problema que generó estas filtraciones.

Este viernes no hubo clases en el jardín de infantes Pulgarcito de Pueblo Doyle y la empresa adjudicataria de la obra se presentó para evaluar la situación y disponer las tareas que deben llevarse adelante para solucionar el problema del techo que provocó que durante el temporal se lloviera todo el edificio nuevo.

Mariana Fucci, representante legal de los jardines municipales, informó que la suspensión de clases se decidió de manera preventiva ante la situación y agregó que ya puso en conocimiento a la Secretaría de Obras Públicas para que tome intervención.

“Avisamos a la arquitecta para ponerla en conocimiento y se comunicó con el contratista que fue al edificio y evaluó las tareas que deben hacerse”, señaló Fucci.

“Hay una arquitecta afectada a la obra, de parte de la Municipalidad que controla. El contratista trabaja con Obras Públicas, que debe controlar que se ejecute lo licitado”, explicó la funcionaria y confirmó que todavía “no hay final de obra porque restan algunos detalles”.

En julio del año pasado el intendente Cecilio Salazar había recorrido la obra. “Se ampliará el Salón de Usos Múltiples, se construirá un nuevo ingreso semicubierto, un espacio para la biblioteca, una nueva sala de dirección con cuerpo de sanitarios, la remodelación de otro cuerpo de sanitarios existentes y la cocina y la colocación de rejas, entre otras tareas”, informaron entonces.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias