{fecha y hora actual} | laguiaclub | Lanoticia1 | Singalera
Edición 1371
Publicado el: Miércoles, Julio 11, 2018 - 10:51
Por “el Cebita”

Positivo - Negativo

El “club de los viernes” sigue sumando apellidos ilustres al prontuario de la Comisaría y se siguen dando hechos violentos en la noche sampedrina. Esta vez anduvieron a los tiros a la salida de un boliche, no se mataron de casualidad. Por problemas de polleras, los muchachos se dieron con todo y, para colmo, el que iba en la moto fue y dijo que se la habían afanado. Como la mentira tiene patas cortas, al ratito se supo que no era cierto y que él mismo la había dejado tirada en medio de la calle tras vaciar el cargador contra el otro pibe.

La nota de esta semana la dieron otra vez los municipales. Mientras algunos cumpas se disputaban su cariño por Luisito Caramún, otros aprovecharon y se fueron a cazar al campo de Sarita Smith Estrada en Doyle. Andaban armados y con perros por la pintoresca estancia, pero los agarró la patrulla rural y le puso los ganchos. Eran como seis y al menos tres eran trabajadores municipales, contaron en Doyle.

Días atrás encontraron tirado en las puertas del club Paraná un auto que había sido robado en Baradero. Claro está que los olvidadizos cacos son de acá y fueron a robar a la ciudad de Antonijevic. Fue bravo el robo: a un hombre que vive por la Ruta 41 lo golpearon, lo rociaron con combustible y le robaron de todo. ¿A alguien se le habrá ocurrido pensar que podrían ser los mismos chorros que días después asaltaron a un matrimonio que vive a dos cuadras de donde apareció el auto? Se me ocurre pensar esto, porque a esta gente también las golpearon y ataron antes de irse.

En Río Tala y los alrededores los chorros se afanaron todo. No dejaron ni un chancho ni una gallina. Ahora fueron a buscar las últimas que quedaban. Se metieron en la escuela Agropecuaria y, como decimos habitualmente, “la vaciaron”. Se llevaron 35 gallinas ponedoras que servían para todas las cosas que hacen los chicos en las horas de clases. ¡No puede ser que nadie vea nada!

Desde hace algunos días hay varios sampedrinos que no sacan la cabeza a la calle. Es que en el operativo contra las drogas que se hizo en Arrecifes, Mar del Plata y Balcarce descubrieron que había vecinos nuestros y de Santa Lucía que por una cuestión de “status” se iban a buscar la falopa a Arrecifes. No cayó ninguno de acá, pero están re asustados los muchachos “¡No vamos a ir a buscar la merca al Hermano Indio! Mira si todavía me afanan el alta gama”, dijo uno. Los de narcos dijeron que hay escuchas. ¡Pasame el audioooo!

Unos amigos me preguntaban si por Villa Jardín funcionaba alguna pista de galgos. Algo raro, porque las carreras clandestinas desaparecieron. Pero resulta que habían visto a varios muchachos caminando por ahí, con perros de tiro. Después me vine a enterar que dijeron que andaban cazando, pero lo raro es que algunos parece que andaban a la pesca. Los agarraron adentro de algunas casas pero, como “no hicieron nada”, la policía se los llevó y después los tuvo que largar.

Un policía de la Local fue a bailar pero rebotó como loco. Nadie explicó bien qué fue lo que pasó, pero los de Seguridad le dieron para que tenga. Parece que el pibe, que también es arquero en San Roque, se identificó y la ligo. Ah, ¿no es arquero? ¿Cómo es eso? Bueno, no quiero mezclar las cosas, pero en la Liga hay una carta documento. Volviendo a lo del incidente en H&H: ¡Teléfono, Fabián Rodríguez!

EDICION IMPRESA #1433
Jueves 19 Septiembre 2019

Comentarios