11.2 C
San Pedro
domingo, octubre 17, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Por un presunto embargo, trabajadores de la clínica San Pedro no pudieron cobrar sus sueldos atrasados

Los responsables del nosocomio se habían comprometido a pagar el lunes pasado pero informaron que depositaron el dinero y que por una demanda iniciada por una trabajadora fue retenido, por lo que los empleados no cobraron.

 

La situación de la clínica San Pedro empeora día a día, las salidas se van acabando y los argumentos de los presuntos dueños también.

Publicidad

Esta semana quedó al desnudo una circunstancia que los trabajadores ya venían advirtiendo desde hace rato y que alimenta sus sospecha respecto de que el anterior directorio que conformaban los médicos que dejaron el establecimiento para irse a atender a otros nosocomios seguiría teniendo vinculación directa con la entidad.

Como es de público conocimiento, Margarita Frisch sigue siendo la abogada de la clínica y el estudio contable Tiramonti se mantiene a cargo de liquidación de sueldos y demás cuestiones administrativas, lo mismo que vienen haciendo desde hace varios años. Más claro quedó hace pocas horas cuando una acción judicial dirigida al antiguo directorio dio resultado e hizo efecto sobre la “nueva clínica” que mantiene la misma razón social, puesto que sólo se transfirieron acciones.    

Lo que ocurrió fue que los empleados se ilusionaban, una vez más, con poder cobrar sus haberes atrasados correspondientes al mes de agosto pero no lo hicieron y según les explicó el presunto administrador, Claudio Quiroga, un embargo proveniente de una demanda iniciada por una extrabajadora de la clínica lo impidió, entre otras cosas.   

“El embargo fue hacia la antigua dirección de la clínica pero impactó en la actual entidad, es decir que sigue siendo todo lo mismo”

La semana pasada en una audiencia desarrollada ante los representantes de la delegación local del Ministerio de Trabajo, los presuntos dueños de la clínica informaron que el lunes 27 iban a depositar los sueldos correspondientes al mes de agosto y cumplirían con otras obligaciones pero en definitiva no sucedió.

Además de los haberes los trabajadores tenían que cobrar el bono de sanidad por un valor de $4100 y un reajuste salarial correspondiente al mes de julio ya que a dos trabajadoras les habían liquidado mal el sueldo.

Mientras tanto, el próximo viernes 1 de octubre se realizará una nueva audiencia ministerial donde tratarán los mismos temas de siempre al que con seguridad se le agregará un nuevo reclamo correspondiente a los haberes del mes de septiembre que pasarán a ser otra deuda con los trabajadores.  

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias