19.3 C
San Pedro
sábado, mayo 8, 2021

Por cuatro días locos que vamos a vivir…

Así lo musicalizaba el médico cantor Alberto Castillo con la orquesta “Los indios” de Ricardo Tanturi, más cerca de los once días de la pasada edición de LA OPINIÓN, y quiera Dios que no sean los más locos de la historia. Como en el apartado “Haciendo historia”, el semanario se remonta sólo hasta 1987, se me atropellan los recuerdos como para decir que elecciones eran las de antes, como dicen los viejos (¿yo?). Desde mis ya lejanos días de universitario, milité en el Partido Socialista Democrático, ya escindido con el argentino, por culpa del dirigente Ramón Muñiz opuesto a Américo Ghioldi. En nuestros Centros (no eran comités) no se fumaba, no se bebía alcohol, ni café... porque la cafeína es droga. Éramos como los cuáqueros británicos. Jamás hice proselitismo en el aula, salvo hablar alguna vez de Mallorca en clase de economía política hasta que un día acudió a casa un grupo de ex alumnos para proponerme que si encabezaba la lista de concejales les ganaríamos a todos ... Seguro de que me votarían ellos y nadie más, lo hablamos en el centro, donde el patriarca era Don Francisco Vetta con sus hijos, el líder Darío Emilio Girard, se imprimieron las boletas, y de la campaña electoral mejor no hablar, por no abusar del espacio, y porque en Santa Lucía casi cobramos ... aun habiéndole regalado tres bombas de estruendo a Santiago Toriano, capo peronista. Aquel domingo, concentrados en el centro, cerca del zanjón de Mora, hoy irreconocible bajada al balneario, seguíamos por radio el escrutinio y sabiendo el resultado salimos a la calle con el mortero, haciendo estallar las bombas que nos quedaban. Corrieron los vecinos preguntando si habíamos ganado... y era verdad ... pero en Mar del Plata, baluarte socialista desde siempre. El escrutinio de San Pedro sentenció: U.C.R. 4.950 votos, P.S.D. 415, ni el 10%... experiencia que volvería a repetir porque la considero la mejor lección de mi vida. Concurrimos a felicitar al intendente consagrado, Dr. José Miguel Arana, aquel vasco-gaucho que, diluviando y a caballo, visitaba un enfermo y dejaba unos pesos bajo la receta si veía perros flacos en el rancho. Hoy me place ver en la política, aunque no coincidamos ideológicamente... prueba de mi falta de prédica, a mis ex alumnos “Yayi” Chaves, Daniel Monfasani, o los intendentes Mario Barbieri, Julio Pángaro, asiduo visitante de mi barrio noviando con Ester, y distrayendo los breves ratos de estudio de Mateo Sbert, su entrañable amigo, héroe de Malvinas porque ya era boy scout desde chiquito. Como jamás voté por el que ganó, el 28 me gustaría poder votar en Argentina, para seguir considerándome inocente de los desastres padecidos... y los que puedan seguir. Estamos luchando por conseguir la reapertura del Consulado Argentino en Mallorca, honrado por personalidades como el pintor Tito Cittadini, pero cerrado hace más de 50 años “por economía”... Ni diciendo que yo fui Delegado Consular Honorario de España en San Pedro desde 1968 a 1991, sin cobrar una peseta ... el diputado Jorge Argüello, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso, me dice que además deben ser funcionarios de carrera diplomática ... sí, como el Cónsul General en Estados Unidos, Héctor Timmerman, o varios embajadores de los cuales alguno ni ha concluido el secundario. ¡Salve Argentina! Miguel Antonio Bordoy Matheu. [i]P.D: Con relación al problema del turismo en San Pedro, derivando gente a otras ciudades, y concordando con otra nota que les envié oportunamente, me place ver como funcionó mi Agrupación Mallorca en la Feria de las Colectividades. Si le parece y hay espacio (tijeras o papelera) preparo algo y se lo envío luego o mañana pues hay posibilidades de que el Gobierno Balear haga algo más que la sede social de la barranca. Saludos cordiales a todo el staff.[/i]

Publicidad

 

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias