17.1 C
San Pedro
martes, mayo 18, 2021

Segunda ola de coronavirus: Policía y Bomberos en alerta por los contagios y la falta de vacunas para el personal

Mientras esperan que en algún momento puedan ser vacunados, van en aumento las bajas entre el personal por la ola de contagios. De todos modos la situación sanitaria no afecta los servicios diarios que ofrecen las instituciones.

Publicidad

 

A pesar de haber sido declaradas actividades esenciales en esta etapa de pandemia las fuerzas de seguridad y servidores públicos continúan aguardando que en algún momento sean incluidos de manera masiva en los programas de vacunación y queden atrás los discursos y las promesas hasta ahora incumplidas.

Publicidad

Más allá de las medidas adoptadas y las restricciones anunciadas por las autoridades, ante cualquier eventualidad, policías y bomberos son los primeros en ser convocados. Por eso, desde las jefaturas entienden que es determinante que el personal pueda ser vacunado cuanto antes.

La preocupación gira en torno a que cada vez son más los casos positivos que se detectan tanto en el cuartel de Bomberos como en la Comisaría y los destacamentos policiales. Si bien el servicio diario está garantizado, el temor es que en algún momento comience a verse resentido por el incremento diario de contagios que observan.

En la Comisaría San Pedro hay hasta hoy 13 policías afectados. De ellos, siete fueron confirmados como pacientes con coronavirus COVID-19 positivo y seis permanecen aislados por contacto estrecho de los cuáles tres fueron hisopados.

Por su parte, la Estación Comunal cuya sede está ubicada en Crucero General Belgrano tiene un efectivo asilado por precaución. La sede local de la Sub DDI San Pedro – Baradero cuenta con tres de sus integrantes cumpliendo aislamiento.

En la última semana no se detectaron casos en la Comisaría de la Mujer, tampoco en el Comando de Prevención Rural (CPR) ni en la base local del Grupo de Apoyo Departamental (GAD).

Si se tiene en cuenta que a lo largo de lo que se consideró la “primera ola” la Comisaría tuvo alrededor de 80 policías afectados por el virus, el promedio actual es preocupante.

De todos modos las tareas programadas siguen en pie y los puntos estratégicos e indispensables como el vacunatorio y los calabozos continuarán con el relevo de personal, como de costumbre. Si es necesario efectuar alguna modificación, se lo evaluará en el momento.

En el caso de la DDI la dependencia de nuestra ciudad, que funciona en el primer piso de la Terminal de Ómnibus, vio reducida su capacidad en cuanto al personal y está al mínimo, pero ante alguna urgencia cuenta con el refuerzo del grupo que tiene asiento en la base de Baradero. 

Con respecto a los Bomberos Voluntarios, también durante la primera ola tuvo a varios integrantes del cuerpo activo afectados. Ahora, en esta  nueva etapa de la pandemia, cuenta con tres casos positivos.

Los bomberos también aguardan que en algún momento sean incluidos en el plan de vacunación por ser considerados esenciales. Hasta ahora fueron vacunados algunos miembros del staff pero por cuestiones de edad o por ser personas de riesgo por temas de salud.

En la Dirección de Seguridad, Tránsito y Nocturnidad sucede algo similar. A los inspectores les toca no sólo la cotidianeidad del control de tránsito sino el refuerzo de los fines de semana para trabajar en la dispersión de fiestas clandestinas.

En la última asignación de turnos, desde el vacunatorio del Club de Jubilados informaron que habían sido incluidos personas que pertenecen a las fuerzas de seguridad, pero hasta el momento no hubo un proceso de vacunación masiva para ellos, a pesar de la exposición.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias