1.3 C
San Pedro
viernes, julio 30, 2021
spot_img

Polémica por la licitación de las motoniveladoras

La reconocida empresa Zanello no participó de la licitación abierta por el Municipio para la compra de maquinaria vial. El apoderado de la firma envió una carta solicitando la posibilidad de realizar modificaciones en el pliego porque consideró que la descripción de las máquinas corresponde a diseños de empresas específicas que impidieron su participación.

Publicidad

 

El Municipio de San Pedro llamó a licitación para la compra de dos motoniveladoras hidráulicas que serán abonadas con recursos propios y que vendrán a solucionar la compleja situación que vive la ciudad respecto del arreglo de calles y caminos.
La semana que viene habrá novedades sobre los cuatro oferentes que se presentaron y entre ellos no está CMZ Zanello, una de las empresas con mayor trayectoria en el país en maquinaria vial.
El tema generó polémicas porque desde la Municipalidad aseguran que no había inconvenientes y en la empresa afirman que no los atendieron, que no quisieron ver sus máquinas, que fueron excluidos y que el pliego favorece “a una empresa que tiene serios problemas en todo el país”, su competidora Pauny, una “empresa recuperada” más por sus gerentes que por sus trabajadores y que es producto de la quiebra precisamente de la famosa Zanello. Ambas firmas tienen sede en Las Varillas, donde una delegación local viajó a probar maquinaria.

Publicidad

Epistolario
Ariel Zanello, apoderado de la empresa, tras varios meses de conversaciones sobre el tema, enviando informalmente sus propuestas para que las conocieran en San Pedro, se vió obligado a enviar una carta dirigida al Intendente Pablo Guacone y al Secretario de Obras Públicas Pablo Zeme solicitando modificaciones en el pliego de licitación, en la medida en que entendían que la orientación descriptiva de las maquinarias a adquirir apuntaban a un diseño en particular, excluyendo otros, entre ellos el suyo.
Zanello pidió que se modifiquen dos puntos para así participar: que donde dice “sistema de refrigeración” para el motor “quedara la posibilidad de que se entienda en el pliego la alternativa de refrigeración “que se admitirán sistemas por aire”, que es el que utiliza esta fábrica en los motores Deutz de sus máquinas; el otro punto tenía que ver con la descripción del chásis, que señala en el pliego “la cabina estará montada en el bastidor delantero, por delante del punto de articulación”, y Zanello pedía que se contemplara la posibilidad de que en el texto dijera “que se admitirá articulación por delante de la cabina”.
Desde la municipalidad dijeron que “podría haberse presentado igual” y desde Zanello aseguran que fueron “excluidos” y que el pliego está “cerrado a la participación de otras empresas como la nuestra”.

Opiniones cruzadas
Consultado al respecto, el Secretario de Obras Públicas Pablo Zeme dijo a La Opinión que efectivamente Zanello había presentado una nota pidiendo esas modificaciones y consideró que el pliego “no es excluyente” aunque a todas luces y sin investigar demasiado parezca a medida como se verá más adelante.
Sobre los puntos de la misiva, detalló: “Nosotros pedimos motores refrigerados por agua y ellos tienen por aire, y son las únicas. El pliego no dice que es ‘excluyente’, dice ‘preferentemente’, se podrían haber presentado tranquilamente. Por otro lado, pedimos articulación detrás de la cabina porque así queda siempre enfrentada con las ruedas y la cuchilla, de manera que se pueda ver, todas vienen así, Zanello la tiene adelante, cuando se articula la cabina queda hacia adelante y no se ven las ruedas y las cuchillas”. Estas consideraciones fueron recomendadas por los propios maquinistas de la Municipalidad.
Por su parte, Ariel Zanello explicó su posición: “Con ese pliego no podíamos participar con nuestro motores Deutz, de industria nacional y muy bajo costo relativo en consumo, lo que implica una incidencia directa porque los importados tienen costos enormes”.
Respecto de la ubicación de la cabina, Zanello aseguró que “la tendencia mundial de todos los fabricantes es tenerla por delante, tenerla atrás es obsoleto. Con el sistema de articulación por detrás queda toda la tracción debajo de la misma banquina cuando se hace un trabajo, y debería estar sobre tierra firme para que el operador no tenga que hacer malabares para mantener el equilibrio”. Además, sostuvo que “Vialidad Nacional tiene muchos estudios sobre eso y sostiene el beneficio de la cabina por delante. Volvo, John Deere, Caterpiller, todos están mudando hacia la articulación por delante, porque es la tendencia a nivel mundial”.
“Nosotros llamamos la atención porque las licitaciones públicas deben estar orientadas para que participen todos”, sostuvo el empresario y agregó: “Encontramos una serie de inconvenientes, porque esta orientada a cosas muy específicas. En su momento lo conversamos durante meses, enviamos nuestra propuesta, el Secretario de Gobierno (Juan Almada) nos atendió, no así el Secretario de Obras Públicas, pedimos audiencias y nunca nos las concedieron”.
Zeme aseveró que “la nota la tenían concejales de la oposición y acá no había llegado nunca, me llegó un día antes y sin firmas, está incorporada al expediente y cuando haga el dictamen final haré mención, no había tiempo real y tomamos el pliego del Programa de Fortalecimiento Municipal, tomamos muchas cosas, recoge las experiencias de Vialidad de la Provincia, ellos consideraron también importante que la articulación se encontrara por detrás de la cabina para que el conductor pueda verlo todo el tiempo”.

Pliegos y orientaciones
Es una práctica extendida que los pliegos se construyan con arreglo a determinadas orientaciones respecto de lo que los gobiernos y sus funcionarios consideran a priori mejor, sea producto de la experiencia, del conocimiento del funcionamiento de las máquinas en cuestión o, ha pasado en otros lugares, por preferencias non sanctas.
Zanello dice que “no tiene nada de malo que un municipio se oriente hacia un producto específico, pueden estar a gusto con unas u otras, lo que nosotros cuestionamos es que no nos dieron la posibilidad. Los invitamos a conocer las máquinas, los clientes que tenemos. Creemos que hay que ir a las fuentes, a los usuarios, nosotros tenemos clientes muy cerca de San Pedro, en Baradero, donde particulares tienen máquinas nuestras y podrían haber ido a probarlas”.
“Nosotros hicimos un pliego escueto, casi sin limitaciones”, dijo Zeme y confirmó que están “evaluando cuatro oferentes, de los que hay dos que tienen características similares, que nos interesan, uno del que no tenemos mucha referencia y otro cuyo precio excede nuestras posibilidades, aunque es lo mejor que hay en el mercado”.
Los cuatro oferentes que se presentaron en la licitación pública son John Deere, cuyo precio es de 916.200 pesos y presentó otra alternativa de 893.900; PHN, 497.338; Chen Gon, 532.350 pesos; y Pauny, de 504.920.

Pauny, la “recuperada”
La empresa Pauny S. A. es producto de la quiebra del proyecto de Pedro Zanello, un pujante emprendimiento histórico en el país que pasó de una herrería agrícola a un monstruo de la maquinaria y de repente vio diluida su trayectoria en extraños manejos que señalan a los concesionarios como partícipes necesarios.
Tras la quiebra, la empresa quedó en manos de los empleados jerárquicos –de quienes muchos sospechan posibilitaron la caída–, quienes contrataron a una cooperativa conformada por los trabajadores, que se desempeñan hasta hoy.
Para el movimiento de Fábricas Recuperadas, Pauny es un caso extraño al que no sienten como par: “Pauny es una Sociedad Anónima que fabrica los tractores marca Zanello. El presidente de la nueva sociedad anónima se llama Raúl Giai Levra, quien además fue gerente general de la ex – Zanello.  La Sociedad Anónima está compuesta por una cooperativa dueña del 33 por ciento de las acciones; 4 ex gerentes con un 33 por ciento; un grupo de 50 concesionarias que aportaron otro 33 por ciento; y la Municipalidad de Las Varillas, con el restante 1 por ciento del capital de trabajo. Existe fraude laboral, ya que aprovecha las ventajas impositivas de la cooperativa y el no tener que pagar los impuestos laborales”, sostienen estudiosos del fenómeno.
Sus máquinas se hicieron famosas en los últimos tiempos por la planta que abrieron en Venezuela, con una inversión de US$ 25 millones para fabricar tractores y maquinaria vial.
En algunos municipios donde adquirieron sus productos no tienen buenos recuerdos. Junín, por ejemplo, mantendría un litigio con la empresa por equipos que no colmaron las expectativas y otros seis municipios habrían presentado quejas porque la maquinaria presenta serios problemas en poco tiempo.
Un conocedor del tema opinó: “Que le compren esa maquinaria que necesitan a Pauny sería insólito. Ya deberían saber que no funciona, basta con consultar a sus clientes”.

Viaje premonitorio
El martes 2 de febrero, una delegación compuesta por dos maquinistas, el ex Director de Servicios Públicos Martín Noseda y un empresario de la zona viajaron hacia la localidad de Las Varillas, Provincia de Córdoba, para visitar la fábrica de maquinarias especiales Pauny, ex planta Zanello.
Según informó el Secretario de Obras Públicas Pablo Zeme, la intención fue verificar y probar los vehículos que fueron sometidos a algunas reformas a pedido para adaptarlos al uso de reparación de calles urbanas del partido.
Aún sin definir la compra, podría deducirse que, a pesar de haberlo programado con antelación, el viaje se adelantó rápidamente por las declaraciones del polémico funcionario Eduardo Estelrich que tuvo que apartarse de su cargo unos días antes de ello tras realizar críticas declaraciones sobre el parque automotor del Corralón Municipal.
La planta de CMZ Zanello queda en la misma ciudad cordobesa. Sin embargo, nadie llegó hasta sus instalaciones para probar sus máquinas, cosa que hubiese venido bien, en la medida en que su fama a nivel nacional hace que cualquiera sepa más o menos que existe –especialmente funcionarios y maquinistas que conocen del tema–, acercarse para aprovechar tamaño viaje y probar otras alternativas.
Tal vez de esa manera el pliego hubiese sido aún más amplio de lo que sostuvo el Secretario de Obras Públicas y la polémica no hubiera tenido lugar.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias