10.4 C
San Pedro
miércoles, mayo 18, 2022
- Publicidad -
- Publicidad -

Persecución, tiroteo y detención

Un hecho de proporciones se originó en el mediodía del viernes pasado, en plena zona urbana y ante la atónita mirada de cientos de vecinos. Allí se detuvo a una persona, vinculada a una serie de robos calificados, registrados en varios comercios. Ahora buscan al cómplice.

 

Dos jóvenes con antecedentes y al parecer, decididos a todo, tuvieron a mal traer a varios comerciantes y clientes ocasionales. Al menos cuatro negocios del radio urbano fueron presa de estos delincuentes que en cuestión de 24 horas fueron los autores de los hechos más graves de los últimos tiempos, principalmente por la modalidad y violencia que utilizaron, para con las personas que encontraban a su paso. Además, minutos antes de la intervención protagonizaron un grave episodio que incluyó otro robo, privación ilegítima de la libertad y un inusitado grado de violencia para con los efectivos policiales.
Desde el momento mismo en que se incrementaron las andanzas de estos dos delincuentes, desde la Jefatura de la Policía Distrital de nuestra ciudad se trazó un amplio operativo que tenía como objetivo identificar y poder capturar a los malvivientes que, por los datos recogidos de algunos testigos, esperaban poder capturar de un momento a otro.
Justamente, pasado el mediodía del viernes, un móvil que circulaba por Avenida Sarmiento y San Martín divisó a los sospechosos a bordo de una bicicleta. En el momento de identificarlos, comenzaron una rápida huída por la vereda del lugar. Pero para sorpresa de los efectivos que los perseguían y los atemorizados vecinos, uno de los delincuentes extrajo un arma de fuego y comenzó a disparar contra los policías. En ese instante se vivieron momentos de mucho temor ya que se trata de una zona muy concurrida, había mucha gente deambulando por allí. Fue tal el grado de violencia, que uno de los disparos efectuados por el sujeto, rozó el cuerpo de un hombre que circulaba en una moto sin saber que era lo que ocurría. Afortunadamenrte, el proyectil no alcanzó a dar de llenó en el cuerpo de la indefensa víctima.
Mientras tanto, uno de los delincuentes, ingresó a una obra en construcción ubicada sobre la calle Las Heras, tomando de rehén a uno de los albañiles que allí trabajaban. De inmediato, la reacción de otra persona que allí se encontraba ayudó para que la policía pueda interceptar a uno de los jóvenes y detenerlo. Fue ese el minuto que aprovechó su compañero para huir.
La captura no fue nada sencilla porque sumado a que estaba armado con un pistolón calibre 16 recortado, se resistió como pudo y hasta mordió a uno de los agentes que lo interceptó. Así fue como varios vecinos se agolparon sobre la cuadra de Uruguay y Las Heras, atemorizados por lo sucedido y hasta para ayudar a los policías que pusieron en riesgo su integridad física para acabar con las andanzas de la temible pareja de ladrones.
Raid delictivo
Ambos sujetos podrían ser los autores de una especie de raid delictivo que se desencadenó en sólo 24 horas. A simple vista, los datos recogidos coincidirían con los rasgos físicos de los que protagonizaron la persecución y tiroteo, en donde uno fue detenido. Y seguramente, la rueda de reconocimiento será determinante para su permanencia en las celdas de la Comisaría.
El primero de los robos perpetrado por los ladrones, sería el que se produjo en el drugstores B&B, ubicado en la esquina de Mitre y Dávila. Allí ingresaron dos personas alrededor de las 20:30 horas del miércoles pasado. Redujeron con un revolver y una navaja a quienes se encontraban en su interior, y uno de ellos se trasladó hacia el mostrador exigiendo que se le entregue el dinero que allí había. Golpearon en la cabeza a la dueña, provocándole una herida cortante y huyeron rápidamente a bordo de una moto.
Más tarde, a las 23 horas aproximadamente, se produjo un hecho de características similares en un cyber Genius de San Martín al 600. En ese lugar, dos jóvenes con las mismas características que los anteriores, accedieron al lugar fingiendo ser clientes y se sentaron en una computadora. Segundos después se dirigieron a la caja y le exigieron a la empleada que les diera el dinero. Se daban a la fuga, pero tras dar algunos pasos sobre la vereda regresaron. Con mucha vehemencia tomaron de los pelos a la mujer, la arrojaron al piso y comenzaron a tirarle navajazos sin llegar a herirla. Mientras tanto, el otro sujeto se apoderó de todas las pertenencias de los clientes.
Ese mismo día, pero a las 19 horas, en la forrajería Caña Vieja, irrumpieron dos jóvenes. Uno ingresó al comercio mientras que el otro se quedó afuera. Con un arma de fuego redujo a la propietaria y a un cliente ocasional, llevándose dinero y las pertenencias del cliente.
Al día siguiente, fue el turno del comercio de indumentaria deportiva, Tres Tiras, ubicado en Mitre al 1300. Fue alrededor de las 17 horas y por sus características, podría tratarse de los mismos delincuentes. Aquí también ingresaron fingiendo querer comprar, aguardaron que se retiraran los clientes, y de inmediato redujeron al propietario y a sus empleados apuntando a la cabeza de uno de estos. Los hicieron arrojar al piso mientras pedían que se les entregue toda la plata. Con esa modalidad pudieron llevarse unos 2.000 pesos en efectivo que había en la caja y algunas camisetas de fútbol que encontraron a su paso. (Ver nota de Página 3 dónde se detalla el funcionamiento del Patronato de Liberados).

Publicidad

Cartón lleno
En el momento de la detención, cuando terminó la persecución, se pudo saber que estos dos sujetos habían robado a un transeúnte. A punta de pistola le arrebataron 60 pesos e intentaban huir, cuando fueron avistados por la policía.
Cabe recordar, que ese vecindario sufrió varios hechos delictivos en cuestión de días. Pues una vivienda de Sarmiento y San Martín fue robada en plena tarde, después se produjo el robo calificado de un cyber a mitad de cuadra. Sobre el único detenido, pesa un amplio prontuario delictivo, es oriundo del Gran Buenos Aires y vive en San Pedro desde hace unos meses. De todos modos, tras su llegada a la ciudad participó de un robo calificado por el que cumplió muy pocos días de arresto ya que la justicia dispuso su liberación.
La causa está caratulada como robo calificado reiterado, privación ilegal de libertad, amenazas calificadas, abuso de arma calificado, tenencia ilegal de arma de guerra y resistencia a la autoridad. Interviene la UFI Nº 5 de nuestra ciudad.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias