{fecha y hora actual} | laguiaclub | Lanoticia1 | Singalera
Publicado el: Miércoles, Marzo 13, 2019 - 18:24

Perímetro de exclusión para Fernando Espíndola, tras la denuncia por abuso de su sobrina

El concejal suplente y sindicalista de Camioneros no puede acercarse a su sobrina, Cintia Espíndola, quien lo denunció por abuso sexual la semana pasada y solicitó un medida de exclusión perimetral porque teme represalias. La mujer informó a La Opinión que el Juzgado de Paz accedió a su solicitud. El viernes ampliará su denuncia ante el fiscal Manso.

La denuncia por abuso sexual contra el concejal suplente y sindicalista de Camioneros Fernando Espíndola, presentada la semana pasada por su sobrina, quien aseguró que el dirigente abusó de ella entre sus 7 y 13 años cuando ambos convivían en la misma casa, tuvo dos movimientos importantes luego del escándalo que significó social y políticamente su difusión.

El fiscal Marcelo Manso, que tiene a su cargo la investigación, decidió citar para el viernes a la denunciante, Cintia Espíndola, para escuchar su relato en una audiencia que será considerada como declaración testimonial para ampliar la acusación y avanzar en la instrucción de la causa.

Por otra parte, la mujer informó a La Opinión que el Juzgado de Paz ya dictó la medida de restricción perimetral que solicitó para evitar que el acusado se acerque a ella, puesto que teme represalias tras interponer la denuncia y hacer pública la situación.

Cintia Espíndola hizo pública la acusación el día de la inauguración de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante, el viernes 1 de marzo, cuando contó la situación en un comentario en la transmisión de Facebook que hicierion ese día La Opinión & Sin Galera.

Luego del fin de semana largo de Carnaval, se presentó en la Comisaría de la Mujer y radicó la denuncia en la que relató que cuando tenía 4 años se fue a vivir con sus abuelos paternos. y que con ellos vivía su tío Fernando, 9 años mayor que ella.

En su denuncia, a la que tuvo acceso La Opinión, dejó expresado que a los siete u ocho, el tío "comenzó a tocarle sus partes íntimas debajo de sus prendas". Relató que lo hacía cuando sus abuelos no estaban o de noche, cuando todos dormían, que "la obligaba a practicarle sexo oral" y que en al menos dos veces hubo penetración. Los hechos se repitieron hasta sus 13 años, aseguró.

Notas Relacionadas

EDICION IMPRESA #1407
Miércoles 20 Marzo 2019

Comentarios