{fecha y hora actual} | laguiaclub | Lanoticia1 | Singalera
Publicado el: Lunes, Abril 16, 2018 - 10:43

Paro y protesta en fábrica de bolsas de Río Tala

Un grupo de trabajadores de la fábrica de envases plásticos Saladino, emplazada en la antigua planta de Marítima Heinlein, sobre la vieja ruta 9, en Río Tala, llevaban adelante una protesta en reclamo por el pago de salarios atrasados. Aseguraron que hay empleados a los que les deben más de dos meses de sueldo, que están en situación irregular y que a algunos les dieron cheques sin fondos. "Somos 25, más o menos. Hay de Tala, de San Pedro, misioneros y venezolanos", contaron desde la zona del conflicto.

Empleados de la fábrica de bolsas de residuos Saladino, ubicada en las antiguas instalaciones donde estaba emplazada Marítima Heinlein, en Río Tala, mantienen parada la producción y protestan afuera de la planta en reclamo del pago de salarios atrasados.

En diálogo con La Opinión, los trabajadores explicaron que en la fábrica trabajan alrededor de 25 personas, algunas oriundas de Río Tala, otras de San Pedro y otras que provienen de la provincia de Misiones —que según refirieron, dormirían en condiciones precarias en la misma planta— y un grupo, el mayoritario, de Venezuela, que alquila una casa en la ciudad cabecera del distrito.

La fábrica, propiedad de José y Axel Saladino, según indican los empleados y dan cuenta los cheques que les entregan para cobrar, funciona en ese lugar hace poco más de un año. Desde entonces, aseguran los trabajadores, pasaron más de 100 personas. "Se van porque no pagan", señalaron.

Este lunes, los trabajadores llegaron al turno decididos a no cumplir tareas si no había novedades de su salario. Hay empleados a los que les deben medio sueldo de enero, el de febrero y todavía no les pagaron el de marzo, que debían cobrar en estos primeros días de abril.

"Ya pasó medio mes y no cobramos. A algunos se les juntaron en total dos meses sin cobrar y no hay respuestas. Los muchachos venezolanos tienen que pagar el alquiler porque si no los van a desalojar de la casa que alquilan en San Pedro", contó uno de los empleados desde la zona de conflicto.

"Los cheques que nos dan, no tienen fondos. A varios les dieron cheques y rebotaron", denunciaron y aseguraron que "la fábrica trabaja 24 horas. El dueño dice que no hay producción, que recién ahora se está acomodando. Hay sueldos de 18 mil pesos, pero pagan de a 2 mil, 3 mil y nunca terminan de completar".

"Hoy nos dijo que nos iban a pagar, pero no vamos a trabajar hasta que nos paguen. Dice que el mes que viene va a pagar en tiempo y forma, pero siempre dice lo mismo", se quejaron los trabajadores, que mantenían a protesta afuera de la fábrica.

"Estamos afuera de la planta a la espera de una respuesta y el turno está parado, hay unas compañeras trabajando en otro sector, de confección, pero los empleados estamos todos de paro. Acá hay cinco procesos para la producción de bolsas de residuos", explicaron.

"Los venezolanos fueron al Ministerio de Trabajo. Nosotros no estamos afiliados a ningún afiliado, estamos en negro y encima no nos pagan", señalaron los trabajadores de la fábrica de bolsas de Río Tala, que este lunes tenía su producción detenida por la protesta.

EDICION IMPRESA #1384
Miércoles 10 Octubre 2018

Comentarios