{fecha y hora actual} | laguiaclub | Lanoticia1 | Singalera
Edición 1427
Publicado el: Jueves, Agosto 8, 2019 - 15:18

Otro caso de abuso en la casa de un condenado por el mismo delito

Un hombre volvió al pueblo hace dos años, tras cumplir ocho de condena por abusar de su hija adolescente. Otra de sus hijas denunció a su hermano, de 23, de someterla sexualmente. El relato de la primera de las víctimas.

Una joven de 17 años denunció que su hermano, de 23, la sometió sexualmente en reiteradas ocasiones. La chica contó lo sucedido al equipo de orientación escolar de la escuela secundaria de la localidad a la que concurre, quienes fueron a visitarla a la casa de la familia de una amiga, donde fue luego de que su padre la echara de la vivienda familiar.

El padre de quienes ahora son víctima e imputado cumplió condena por un delito de esas características. Se trata de un hombre —cuya identidad se reserva sólo a los fines de proteger la de su hija menor de edad— que fue denunciado por abusar sexualmente de otra de sus hijas, caso por el que fue condenado y cumplió pena en la cárcel.

Hoy tiene 59 años y fue condenado en 2011, en juicio abreviado, a la pena de ocho años de prisión efectiva por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado cometido contra una de sus hijas, que lo había denunciado en 2009.

Paola S. denunció –el sábado, a diez años, lo relató en Sin Galera– que su padre abusaba sexualmente de ella de manera reiterada desde los 11 años. A los 16 había quedado embarazada y casi muere en un aborto con pastillas que él obligó a practicarse en el mismo cuarto donde convivía toda la familia.

Una vez hecha la denuncia, la víctima y una de sus hermanas vivieron en el hogar Gomendio. Luego se mudó a Rosario, donde formó pareja, es madre y estudia magisterio.

Hace dos años radicó una denuncia contra su progenitor por amenazas de muerte. Meses antes de cumplir los ocho años de condena, el convicto salió en libertad asistida y lo primero que hizo fue ir a buscarla.

La chica que tiene 17 y denunció a su hermano de 23 está ahora bajo los cuidados de una familia amiga. A los organismos que intervinieron les pareció adecuado. Por su edad, no declarará en cámara Gesell. Eso sí, para que Fiscalía pueda pedir la detención de su agresor falta la pericia psicológica y todavía  no hay turno confirmado. La denuncia fue radicada el 19 de julio. Hace casi 20 días.

EDICION IMPRESA #1449
Jueves 16 Enero 2020

Comentarios