13.4 C
San Pedro
sábado, septiembre 25, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Otra denuncia por apremios

Walter Chirino de 31 años, contó que fue agredido físicamente por la policía. Temía hacer la denuncia ante posibles represalias o como dijo: que le inventen una causa

spot_img

 

Esta situación transcurrió hace más de una semana, Walter, contó que se dirigía hacía el salón de fiestas de los bomberos, a la fiesta de cumpleaños de 15 de una prima, adonde nunca pudo llegar.
Pasando el Bar “El Mono” en calle Belgrano al 2000, fue sorprendido, mientras se dirigía caminando con su hermano. Un patrullero que pasaba por la zona con dos policías, se acercaron y les solicitaron la correspondiente identificación. “Yo les dije que llevábamos dos cuchillos porque íbamos a la fiesta de mi prima que era ahí cerca, pero no nos creyeron” relató Chirino. Ante esta situación, a la que ellos dicen, no se negaron, fueron revisados y demorados. “Yo reaccioné porque me querían subir al patrullero de prepo y yo no puedo porque tengo la pata dura, y ellos lo saben. Cada vez que nos ven nos paran”.
La historia no terminó ahí, ya que una vez que llegaron a la dependencia policial, dicen que los golpearon. “Yo sé que siempre pegan, a mi es la primera vez que me pasa, pero sé que es así” dijo el acusador. Walter, contó que le quebraron la clavícula, lo real es que tiene marcas de golpes en su rostro, pero obviamente es imposible saber el origen de los mismos. Luego de la situación que denunció, pidió que lo viera un médico, pero no le prestaron atención, por lo que se hizo atender cuando fue liberado. “El Dr. Dubini a simple vista se dió cuenta que estaba quebrado… Me hicieron una placa, pero se la quedaron ellos.”

Publicidad

Denuncia y recuerdos
“No me animo a hacer alguna denuncia en la Fiscalía por lo que me puede pasar después” comentó Chirino. Temió una represalia por parte de la policía, ya que según dijo, no es la primera vez que le ocurre algo de estas características. Hace tres años, estuvo preso tres meses en la cárcel de Baradero por lo que dijo, sería una causa inventada. “Me tocó pagar por algo que no hice… Después la Justicia me dejó libre de culpa y cargo” relató. Igualmente, por el hecho ya se ha realizado un sumario interno, que investigará lo que pasó.

Reconocimiento y necesidad
Chirino, cuenta y recalca que no todas fueron pálidas. Debido a que un oficial que se encontraba en el lugar, le dijo, que si necesitaba algo, no dudara en pedirle, a lo que le respondió que necesitaba que lo ayuden, porque ahora se encontraría sin trabajo por treinta días. “Ahora tengo días de yeso y no puedo laburar y tengo que darle de comer a mis cuatro hijos. Gracias a Dios mi patrón me ha traído algo de plata, trabajo en el campo”, expresó.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias