11.1 C
San Pedro
sábado, mayo 15, 2021

Opinan en AyeKalor

Publicidad

 

Hola Aye,
recién llego del cole y me engancho. Tengo 16 años y estoy escuchando todo y respeto todas las opiniones, aunque unas más que otras.
Si dicen que rígidamente no podamos entrar los menores de 18 años, ¿qué hacemos entonces? supuestamente a los 18 años es ciudadano, casi mayor, entonces: ¿Los no ciudadanos no tenemos el privilegio de divertirnos, como tampoco podemos, por ejemplo, ir a votar? es una pavada, porque en definitiva se hace para que no consumamos alcohol. Yo, por mi parte no consumo, pero veo pibes de mi edad y aún menores que están doblados por los pasillos del boliche ¿y a eso qué se le hace? ponele, el patovica lo saca porque es pendejo y no puede estar borracho. Pero al “patova” le paga el dueño del boliche, que lucra con la barra, y la barra lucra con el pendejo que toma y toma. Entonces, ¿qué hacemos?
¿un boliche con gaseosa para menores? ¿o tratar de concientizarlos?
ambas sabemos que es imposible, pero tampoco es justo que nos prohiban la entrada al boliche, por lo menos a quienes salimos a escuchar música y divertirnos. Creo que el mal no surge ni del padre, ni del pibe o del patova, porque en definitiva es su sueldo, y aunque a futuro corre riesgo el hígado o la vida misma del pibe, con eso va a comer toda la semana, y lo sabemos bien. Es un problema mayor que viene ya de años, y si se trata de ponernos a hablar de la flexibilidad de las leyes y las autoridades podemos ponernos horas y horas, ya que a partir de todo esto sale todo lo que hablaban hoy, de los pibes que roban, que se drogan, que matan, que no hacen una mierda por su vida ni por la ajena.
Tratemos de no echarle la culpa a uno solo, eso es un problema que ya viene de mucho tiempo y tiene que ver con muchas cosas que se fueron dando y cediendo unas a otras para llegar a esto, que diciendo “cerramos la joda a las 6 y que los pibes se caguen” no es así, y tarde o temprano se van a dar cuenta de que no es la solución, porque el movimiento que puede haber a esa hora dentro de los boliches lo va a haber en la calle, y de vuelta la gente va a volver a molestar que son las 7 de la mañana y hay chicos en la calle.
Lamentablemente la diversión sampedrina como en muchos otros lugares comienza tarde y termina ya de mañana, y eso de un día para el otro no va a solucionarse, quizá con una buena predisposición tanto de los que salen como de los dueños del boliche como de los uniformados que esperan en cada esquina, a largo plazo podrá acomodarse.
Y que no vengan a decir “en mi época no era así, salíamos a las 12 y como mucho a las 4 ya estábamos en casa”, porque en tu época tenías otra forma de pensar, en tu época te decían que te cases a los 20 y te quedes para toda la vida con él, tengas hijitos y sean felices, que trabaje él y vos te quedes en casa y sean una familia amorosa, en tu época dormías con la puerta sin llave, dejabas la bici sin candado, andabas tranquilamente por la calle sin miedo a que te afanen la cartera, sin embargo, por el permiso que te dieron a vos de volver a las 5, por las ganas del señor dueño del boliche de tener en vez de 3, 5, empezamos a estirar el horario y la venta de alcohol sin criterio y más que nada, sin importar lo que puede pasar.
Pongámonos a pensar, y es lo que estudio yo en el colegio: el que no sabe, el inconsciente, el indeciso, el que se deja llevar por modas es el adolescente, el pibe entonces, si le dan un vaso de cerveza no va a decir que no, a menos que tenga una opinión formada al respecto en contra del alcohol. Se va a dejar llevar, va a tomar, va a comprar más y más y el que sabe, el responsable, el inteligente es el que pone la guita para que el boliche esté y las barras abran y eso.
Entonces no le echen la culpa a los pendejos que tienen ganas de divertirse, porque por mas que sean cancheros y vivos y todo, no dejan de ser pendejos, nosotros tomamos el ejemplo del que vemos adelante de nosotros, y si vemos esto, ¿que otra cosa esperan?. Te dejo un beso porque me voy a tomar la leche, espero que no te aburra mi declaración escrita, ja ja ja.

Publicidad

Camila Celié

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias