23.4 C
San Pedro
viernes, septiembre 17, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

No tiene obra social y hace cuatro años espera una prótesis: “A la noche no puedo dormir porque el dolor es inaguantable”

Paulo Carena tiene 33 años y se encuentra luchando para conseguir un implante de cadera y fémur. En 2018, la prótesis tenía un valor de 350.000 pesos. En La Plata le dijeron que habían "perdido la documentación". Sin saber a quién recurrir, contó su historia en Radio Cuarentena en procura de ayuda para resolver la problemática.

spot_img

 

Paulo Carena es de Santa Lucía y a los 29 años comenzó con un dolor en la parte inferior de la cadera, que derivó en una hernia de disco. Su problema de salud se profundizó y necesita una prótesis de fémur y cadera que hace cuatro años no consigue porque no tiene recursos y hay demoras en el sistema.

Publicidad

En el momento en que detectaron la hernia fue atendido en San Pedro y le hicieron los tratamientos correspondientes. “Me hice atender con casi todos los traumatólogos”, contó este jueves en Radio Cuarentena.

La problemática comenzó hace cuatro años cuando Carena se dio cuenta del dolor en su pierna derecha y decidió atenderse con un médico en la ciudad de San Pedro: “En ese momento le consulté al médico porque me dolía mucho y me dijo que era por las dos hernias que todavía no me la habían tratado”, explicó.

Cuando pudo viajar al Hospital de Clínicas, ubicado en la ciudad de Buenos Aires, le mostró las placas a un médico que le advirtió que no podría volver a caminar: “Me explicó que tenia necrosis, el fémur roto, y donde apoya este mismo en la cadera también. Se me murió el hueso y se me acortó la pierna como seis o siete centímetros”, relató Carena.

Para que pueda volver a caminar necesita una prótesis de cadera y parte del fémur. Ya le avisaron que no se consigue en Argentina y que por lo tanto debería comprarla en el exterior. “No sé ni cuanto sale la prótesis, porque no me quisieron decir nada, ni el valor”, aseguró.

“No tengo silla de ruedas Y prácticamente no camino. Voy de adentro de la casa a la puerta pero nada más que eso”.

En el 2018 la implantación que necesitaba solo para reemplazar el fémur rondaba los 350.000 pesos. Carena contó que habló con el intendente Cecilio Salazar y con funcionarios del área de Salud pero que no lograron conseguirla, por lo que tenía que dirigirse a La Plata. Allí, contó, le tomaron el pedido.

Tiempo después Paulo volvió a acercarse al organismo que le había iniciado le trámite pero, según relató, le comunicaron que no tenían respuestas ya que habían perdido su documentación. “Fui hace poco tiempo e hicieron el pedido de vuelta, pero ya me dijeron que es imposible conseguirlo, por la plata que vale”, señaló.

“Busqué en la Municipalidad, hablé con el secretario de Salud, todos me dijeron que sí, que me iban a ayudar, pero después no pasaba nada”, dijo. Además, como carece de obra social, no cuenta con la posibilidad de una ayuda por parte de ese sector.

“Solamente tengo una pensión no contributiva”, dijo. Es decir que su cobertura de salud es Incluir Salud, el programa federal que asiste a titulares de pensiones asistenciales, graciables y pensiones por leyes especiales.

El dolor que sufre en la parte inferior del cuerpo es tan grande que le cuesta dormir de noche: “A veces me duermo a las 7.00 de la mañana y me levanto a las 11.00 porque el cuerpo ya no aguanta y el mismo cansancio me hace cerrar los ojos. A la noche no puedo dormir porque el dolor es inaguantable”, reveló.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias