17.5 C
San Pedro
martes, agosto 3, 2021
Publicidadspot_imgspot_img

Conflicto vecinal en El Amanecer: una golpiza, un herido de arma de fuego y amenazas constantes

El hombre llegó a su casa en la madrugada del domingo. Allí, según relató, lo esperaban vecinos que cuentan con varias denuncias y que arremetieron a los golpes fuera y dentro de la vivienda. Prendieron fuego y profirieron nuevas amenazas de muerte. Macías llegó a La Opinión para aclarar que el joven que ingresó con heridas de arma de fuego al hospital era uno de los que participó de la golpiza.

spot_img
Publicidad

 

Marco Antonio y Mauro Macías llegaron a La Opinión en la mañana del martes. El propósito era aclarar una publicación que refería a una "reyerta vecinal" que había terminado con disparos de arma de fuego. La nota, que no había sido publicada, por este medio desentrañaba una historia que aún no fue deshilvanada por la Justicia.

Publicidad

Hubo denuncias previas hacia quien señalan como el responsable de lo sucedido el domingo por la mañana y, en alguna oportunidad, allanamiento con secuestro de armas. De allí en más, según refirieron, comenzaron a vivir en constante amenaza.

Marco tiene la oreja casi fragmentada en dos, con una sutura de lado a lado; la cara magullada, otras dos lesiones con puntos en la cabeza y en el cuerpo marcas visibles de la golpiza que recibió apenas ingresó a su casa en calle San Lorenzo 2970. Julio Sánchez "vive casa por medio", dice y agrega que son varios los que comparten ese lugar desde donde de manera constante le advierten que lo que viene sera aún peor que lo vivido. 

Una vez que reconstruyó lo sucedido y tras acreditar que el sábado por la noche asistió a un casamiento en la parroquia San Roque para participar luego de una fiesta en un salón, pidió que se publique que efectivamente Julio Sánchez lo estaba esperando junto a otras personas para apedrearlo primero y reducirlo después.

Dento de su hogar siguieron los golpes y hasta un intento de incendio que se consumó parcialmente entre gritos y llamados a la policía. En el interín, se escuchó el disparo de un arma de fuego que Macías reconoce como propia: "Un arma de aire comprimido, que la encontraron" y se quiebra para describir que no sabe de qué modo se produjo el disparo que terminó con un joven lesionado y trasladado al hospital.

"Me llevó la policía, estaba todo ensangrentado, no veía, tenia la cara llena de sangre", dice mientras su hermano Mauro completa con las diligencias que intentron con posterioridad en la Fiscalía el mismo domingo y que se concretaron este martes, cuando los recibieron para escuchar la historia completa de lo sucedido, puesto que las actuaciones y noticias que había hasta el momento solo se basaban en una disputa vecinal con heridos.

"La policía le salvó la vida", acota Mauro y describe el momento en que los agresores se enfrentaron a los agentes: "Queda la mujer con un bebé en brazos, apoya el bebé arriba de capot del patrullero y le pega a la policía".

Consultados sobre si temen consecuencias, advirtió: "Amenazan con prender fuego la casa, con matarlo
y ya dijeron que ellos se van a quedar con la casa". Para finalizar, Marco dijo: "Estoy pidiendo que venga algo de apoyo porque no hay quien nos pueda amparar con semejantes cosas que están pasando".

Este martes por la tarde, personal policial encabezaba un allanamiento en la casa de Julio Sánchez. El joven que resultó herido por el disparo se encontraba internado en observación y sin complicaciones en el Hospital, según informaron desde el nosocomio.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias