21.2 C
San Pedro
viernes, septiembre 24, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

No sólo de pan vive el hombre

Es necesario que parta de esta certera aseveración para poder plantear cuanto me preocupa y angustia la posibilidad de que se lleve a cabo y se concrete ese mounstroso proyecto de construcción del Parque de Diversiones llamado Disney World Mundo SA Inc. en nuestra cuidad de San Pedro. En primer lugar, quiero dejar perfectamente aclarado que me siento identificado con el progreso, de nuestra ciudad, de nuestro país y de toda la humanidad y que estoy totalmente a favor de la búsqueda de nuevas fuentes de trabajo para los sampedrinos que no tienen la posibilidad de ganarse la vida honrada y dignamente. Pero paralelamente me hago un sinfín de preguntas que considero deben plantearse-en primer termino- las autoridades municipales, es decir, el Departamento Ejecutivo, y – muy especialmente- el Honorable Consejo Deliberante proseguido con todos los aspirantes a Representantes del Pueblo de San Pedro en la última y anteriores elecciones como, asimismo, las representaciones de entidades e instituciones intermedias y de interés sectoriales tomando en cuenta la afirmación del empresario/inversor cuando manifiesta que el emprendimiento”va a cambiara a San Pedro totalmente” que lamentablemente, me veo en la obligación de compartir. Dejo a consideración de las autoridades que correspondan las expresiones del mismo señor para que aprecien su significado cuando dice, con referencia a los fondos de inversión y a lo que piensa hacer en el predio que ha adquirido, que todo es legal y comprobable. Comenzare por preguntarme y preguntar ¿Qué San Pedro queremos?¿Cómo conciliamos el carácter de Reserva Natural o el hito histórico de la Vuelta de Obligado con semejante parque de diversiones? ¿Estamos realmente interesados en cambiar los montes de naranja, duraznos, ciruelos y arándonos o los verdes espacios de trigo, maíz y soja o los llanos campos de pastoreo para las vacas y terneros, caballos y potrillos por un reguero de alojamientos de todo tipo, restaurantes, comedores y hamburgueserías, múltiples estacionamientos para vehículos de distinto porte sobre el camino Lucio Mansilla hasta Puerto Obligado o la Ruta 191 hasta y después del puente en la Ruta 8 o la entrada desde Buenos Aires por la Ruta 1001 en Río Tala que sobrevendrían en pocos años ¿ Como asimilaríamos la invasión de miles/millones de visitantes ( según el lapso en que se mida) que no nos dejaran un momento ni un lugar para goce y disfrute de nuestro amado terruño ¿Estamos dispuestos a tamaño cambio de nuestro hábitat de relativa tranquilidad, paz y bienestar ¿Qué piensan y sienten los productores y trabajadores del campo: chacareros, ganaderos, fruti cultores y viveristas que han invertido plata, sudor y lagrimas durante generaciones ¿Dónde irán a parar los desechos líquidos y sólidos y la basura que producirían millones de visitantes ¿Al río Paraná y al riacho San Pedro transportando y distribuyendo aguas abajo los fétidos y contaminantes resultados de los vertederos de esa aglomeración multitudinaria para ser depositados en las costas del río, del Riacho y la laguna donde muchos sampedrinos y turistas pescan por necesidad o por deporte o cuando se bañen en las playas del Balneario municipal de ACTUR, del club Náutico, del club Pescadores, del Hotel Howard Jonson, de Mansa Lyfe o Pesca y Casting ¿Qué pensaran y sentirán los turistas que han elegido a San Pedro con aquella identidad, como lugar de sosiego y descanso en un marco fenomenal de flora y fauna ¿Seguirían viniendo? ¿Incluso a establecerse y radicarse? ¿O cambiaremos a esos turistas que dejarían de venir a San Pedro por los visitantes del parque de diversiones que no les importara demasiado en que lugar y cuidad se ha instalado ¿Qué base de sustentación tiene un proyecto que es anunciado como “para ocupar a 600 personas” y alrededor de quince días después se modifica ese anuncio para ampliar dicha ocupación a “no menos de 100 personas” ¿Cuántas de esas plazas serán cubiertas por la gente de San Pedro que no tiene trabajo y en que condiciones laborales serna ocupadas? ¿No resulta parecido a un canto de sirena? Creo que aun hay muchas mas preguntas que formular que, en aras del espacio, dejo para quienes sientan similares preocupaciones las expresen abierta y sinceramente. Estamos frente a un decisión que afecta y comprende a toda la población de San Pedro, motivo por el cual sostengo que las autoridades de San Pedro a las que me referí, deberán emplear su mayor capacidad de análisis y de compromiso con sus representados para proceder luego de sostener a consideración de todos y cada uno de los habitantes, MEDIANTE UNA CONSULTA A TODA LA POBLACIÓN, la decisión a tomar. Para culminar este planteo preeliminar he elegido la siguiente poesía cuyo autor, el Sr. Osvaldo Núñez, publicara oportunamente. Es la siguiente: Identidad Cuando el reflejo limpio de su cielo Tus propios ojos, te vean desde su río Cuando se moje tu piel con su roció Y tus pies se acostumbren a su suelo… Cuando te hiera la mano algún anzuelo Y lo tomes como algo rutinario: Cuando conozcas el itinerario De la aves, antes de alzar su vuelo… Cuando tu rostro se haya curtido al frío De sus inviernos destemplados Cuando sientas temor por los tornados Y las periódicas crecientes del río… Cuando comprendas que Gomendio o Ruiz Moreno No son nombres de calle, solamente, Y que llevando esos nombres hubo gente Que es parte de la historia de este pueblo… Cuando entiendas que la soja, los duraznos, La naranja, la guinea y el camote Son regados desde se primer brote Por el fecundo sudor de sus hermanos… Cuando quieras que aquí acabe tu camino, No importará tu lugar de nacimiento, Porque entonces, y por tu propio sentimiento, Serás por fin, hijo mio…un sampedrino. Ricardo E. Montalvo L.E 4.678.678

spot_img

 

Publicidad
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias