3.1 C
San Pedro
martes, mayo 11, 2021

“No hay elementos para imputar a nadie”

Tras el fallecimiento de Hanna Navarro Sanz se tejieron un sinfín de versiones. El Fiscal Leveratto investiga la causa y confirmó que hasta el momento no halló rastros de violencia familiar.

Publicidad

 

La semana pasada, el fallecimiento de una niña de 2 años llamó la atención tanto de la comunidad como de las autoridades de salud y seguridad. Hanna Navarro Sanz pereció en la tarde del Lunes 1º de Junio en el sector de pediatría del Hospital San Felipe de San Nicolás. La niña había sido trasladada el día anterior desde el Hospital Emilio Ruffa de nuestra ciudad presentando un cuadro gravísimo. La pequeña ingresó a las 18.30 horas del Domingo en estado de coma, presentando un grave cuadro traumático, fue internada e intubada de inmediato.
Finalmente, ese mismo día se decidió su traslado al Hospital de San Nicolás donde se le realizaron los estudios de rigor y se determinó que presentaba fractura de cráneo con hemorragia cerebral.
Desde ese mismo instante comenzaron a surgir distintas hipótesis las cuales fueron los motivos que originaron el fallecimiento de Hanna. Entre las versiones vinculaban el hecho a un accidente doméstico y una posible caída que la niña habría sufrido mientras jugaba en su casa. La otra posibilidad hablaba de una situación de violencia familiar, lamentablemente, una modalidad muy recurrente para la sociedad por estos días.
Para comenzar a aclarar la situación, o al menos tener mayor puntualidad, sobre algunas de las cosas que se decían, el Fiscal Leveratto, letrado a cargo de la Fiscalía N º 4, se trasladó a nuestra ciudad para estar más cerca de las personas vinculadas a esta situación y conocer con mayores detalles qué fue lo que ocurrió.
Sin novedades
El Fiscal a cargo de la causa se entrevistó con las personas en una de las oficinas de la Comisaría local. Por allí pasaron en su mayoría familiares de la desafortunada Hanna, quienes con su relato recorrieron los últimos tramos en la vida de la pequeña. La Justicia trata de establecer qué fue lo que sucedió, pues la fractura de cráneo obliga a los investigadores llevar esta historia hasta su último capítulo. “Por el momento no hay elementos para imputar a nadie”. La frase pertenece al Fiscal Leveratto, quien fue muy claro en sus apreciaciones tras tomar contacto con las personas cercanas a la niña.
“No existen datos que inclinen todo a una situación de maltratos y violencia, no hay elementos valederos”, dijo el abogado. De las declaraciones se pudo saber que Hanna se habría caído hace aproximadamente un mes y nuevamente el Viernes anterior a su fallecimiento.
Entre los que se sentaron frente al fiscal se destacan la presencia del padre y la actual pareja de la madre. Este último fue quien habría tomado contacto con la niña por última vez. En su declaración aclaró que el Domingo bajó en un lugar a ver un amigo y cuando volvió al vehiculo se encontró con la nena desvanecida.
“No hay nada para imputar a nadie en un delito culposo”, dijo Leverato. “La autopsia determinó que no hay rastros de violencia en otra parte del cuerpo, sólo se advierte la fractura de cráneo. Cuando se trata de casos de violencia familiar se encuentran otros golpes”, explicó el Fiscal.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias