{fecha y hora actual} | laguiaclub | Lanoticia1 | Singalera
Edición 1454
Publicado el: Viernes, Febrero 21, 2020 - 14:43

Nación envió fondos y retomaron la obra del jardín de Banfield

El Ministerio de Educación completó el desembolso de la primera etapa de la obra, que la gestión anterior no había enviado y provocó que las tareas se detengan. Esta semana la empresa retomó los trabajos y el gobierno local busca que aceleren los tiempos para que el jardín esté operativo para mediados de año.

El Gobierno nacional envió una partida de dinero para la construcción del jardín de Banfield y la obra fue retomada esta semana por la empresa adjudicataria de la segunda licitación lanzada por el Estado.

Las tareas están a cargo de la empresa Ingenglob S. A. luego de que la UTE (unión transitoria de empresas) conformada por Escarbajal Ingeniería SRL y Bahía Blanca Viviendas SRL abandonara San Pedro en 2018, aunque el establecimiento educativo debía haber estado listo en diciembre de 2017.

El ciclo lectivo 2020 es el tercero que comienza sin este jardín, previsto para albergar 300 alumnos. Parte de los mil jardines que anunció el expresidente Mauricio Macri para su gestión y que provocó una denuncia penal por parte de la exdiputada Margarita Stolbizer.

Fernández desembolsó

La semana pasada el secretario de Gobierno, Silvio Corti, y su par de Obras Públicas, Ariel Álvarez, mantuvieron una reunión en Buenos Aires con el nuevo director de infraestructura del Ministerio de Educación de la Nación, el arquitecto Daniel Prades, con quien dialogaron sobre la modalidad de envío de los fondos que Nación comprometió durante la gestión Macri para esa obra, que se lleva a cabo por administración municipal pero con recursos nacionales.

El gobierno local tiene previsto reunirse con los responsables de la empresa Ingenglob, con la que tienen relación puesto que en la ciudad ya hicieron varias obras, como la de la construcción del CEC 802 en Villa Depietri. El plan es acordar que los trabajos no se vuelvan a interrumpir.

“Vamos tratar de que aceleren las tareas. No vamos a llegar para el inicio de clases, pero no queremos que esta obra lleve todo el año”, dijo Corti a La Opinión. De la misma manera, la jefa distrital de Inspección Educativa, Mercedes Vellón, señaló que la expectativa es que para el segundo semestre esté operativo.

La administración Alberto Fernández completó el desembolso del primer tramo comprometido según el acuerdo que Cecilio Salazar había firmado con la gestión Macri, que prevé el envío de los 30 millones previstos en tres etapas, la primera y la segunda del 40 por ciento del monto, unos 12 millones cada una, y la tercera del 20 %, 6 millones de pesos.

El año pasado, en plena campaña, Macri envió poco menos de la mitad del primer desembolso comprometido, es decir menos de 6 millones. Ese dinero permitió recomenzar la obra, pero rápidamente la empresa detuvo las tareas por falta de pago de las primeras certificacions.

Ahora, el Ministerio de Educación que conduce Nicolás Trotta completó esos 12 millones del primer 40 por ciento del convenio, lo que permitió reaundar las tareas en el predio de la excancha de Banfield, donde funcionará el jardín 919.

Con ese dinero, el gobierno completó el anticipo financiero que por contrato debía entregarle a la empresa para el inicio de la obra, del 30 por ciento, y pagar los dos certificados que Ingenglob reclamaba porque ya había cumplido con esas etapas.

Primera reunión por infraestructura escolar

La jefa Distrital de Inspección de Educación, Mercedes Vellón encabezó la semana pasada, en la Casona de Turismo, la primera reunión de la Unidad Educativa de Gestión Distrital (UEGD), la mesa de consenso y cogestión que reúne a los actores de la educación para establecer una agenda de trabajo relacionada con las necesidades locales.

De la reunión, que Vellón calificó de “muy buena”, participaron dos de los seis consejeros escolares, Marcelo Paganuchi y Cecilia Macchia —no estuvieron Liloff, Cajide, Romagnano y Zubieta—; el director de Educación y Capacitación municipal, Luciano Juhant; y representantes de los sindicatos docentes Suteba, Feb y Udocba; entre otros referentes como la arquitecta Belpolliti, miembros de la Secretaría de Asuntos Docentes, inspectores de las diversas ramas y modalidades y el secretario de Obras Públicas, Ariel Álvarez.

Los presentes plantearon la necesidad de que la UEGD se reúna de manera periódica y mantenga un diálogo fluido, sobre todo teniendo en cuenta que en los últimos años los encuentros fueron esporádicos. El año pasado, por ejemplo, sólo hubo tres a pesar de que los sindicatos solicitaron varias veces por nota que Jefatura Distrital convocara.

Hubo planteos relacionados con la seguridad en algunos establecimientos, la necesidad de reforzar el Servicio Alimentario Escolar y, en general, se hizo hincapié en las problemáticas edilicias, con las urgencias de infraestructura para las escuelas que necesitan refacciones para el comienzo del ciclo lectivo, previsto para el 2 de marzo próximo.

La prioridad serán las escuelas que necesiten reparaciones en techos o que tengan problemas de electricidad, puesto que son las situaciones que podrían poner en riesgo el inicio de clases. Durante la reunión se repasó la problemática de los establecimientos que el Consejo Escolar fijó como prioritarios: la falta de gas en el Industrial; la provisión de mobiliario para el CEC 802; y la obra paralizada de la escuela 1.

Salazar devolvió 3 millones

En la misma jornada, el Gobierno municipal difundió la rúbrica del decreto de devolución de 3 de los 26 millones de pesos del Fondo Educativo que fueron transferidos en diciembre pasado para hacer frente al pago de sueldos y aguinaldos.

El intendente interino Ramón Salazar había comprometido esos 3 millones en una reunión que mantuvo con los consejeros escolares, que habían hecho público a través de Facebook su “malestar” por el desvío de esos recursos, teniendo en cuenta las necesidades educativas locales.

Salazar había dicho, además, que esperaba que el gobierno de Axel Kicillof le adelantara alrededor de 40 millones de pesos de coparticipación para ordenar las finanzas públicas y devolver ese dinero al Fondo Educativo, aunque todavía no hay novedades respecto de esa especie de préstamo.

En su comunicado, el gobierno local recordó que la ley autoriza a utilizar los recursos del Fondo Educativo para gastos corrientes y que el plazo para saldar esa deuda interna es de alrededor de dos años, normativa que siempre estuvo vigente, incluso cuando los miembros de la actual gestión cuestionaban a las anteriores por echar manos de esos recursos para pagar sueldos.

“En la medida que la situación económica lo vaya permitiendo, durante el presente ejercicio se procederá a la reposición de dichos fondos”, aseguraron desde el Poder Ejecutivo municipal tras el anuncio de la devolución de ese 11,5 por ciento del dinero transferido.

EDICION IMPRESA #1461
Lunes 13 Abril 2020

Comentarios