12.9 C
San Pedro
martes, octubre 19, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Murió un menor en el asalto a un turista

La fiscalía investiga el crimen de Alexis Gabriel Estrada. Habían intentado asaltar a un turista en el Camping Las Canaletas. La familia tiene dudas sobre la investigación.

 

El trágico hecho ocurrido este fin de semana tiene como protagonista a un menor de 15 años: Alexis Gabriel Estrada. Vivía con su familia en Fray Cayetano Rodríguez al 1400, y tras reunirse con amigos ingresó al Camping Las Canaletas.
El suceso tuvo lugar alrededor de las 3,30 horas del sábado. Una familia de la localidad de San Vicente, en el Gran Buenos Aires, formada por Ariel Gómez de 48 años, su esposa y sus tres hijos pequeños, dormía en su carpa a metros de la proveeduría, cuando fueron sorprendidos por ladrones. El resultado fueron tres o más disparos, la huída de los agresores y a pocos metros, la caída de Estrada, que fue trasladado moribundo al hospital tras recibir un impacto de arma de fuego en la zona del abdomen.
El Jefe de la Guardia dijo que Alexis ingresó con vida, pero por la pérdida masiva de sangre, falleció minutos después. La bala ingresó en la región hepática y toráxica por el lado derecho y salió por el izquierdo.
Los detalles del hecho todavía son confusos y la investigación sigue su curso en la fiscalía a cargo de la Dra. Gabriela Ates.
El Juez de Garantías Dr. Ricardo Pratti, dejó en libertad al turista quien regresó a su hogar tras haber permanecido detenido 48 horas.
Los otros dos jóvenes, un hermano de Estrada de 18 años y un amigo de 14, quien presentaba una herida de bala en la pierna izquierda, fueron trasladados a la Comisaría. Actualmente el único detenido es, Aníbal Estrada, imputado de “homicidio en ocasión de robo”.
“Ahora se aguardan los resultados de las pruebas de pólvora, realizadas por el personal de policía científica, porque estas tareas periciales sumadas a las pruebas testimoniales, determinarán con exactitud cómo ocurrieron los hechos”, dijo la fiscal.

Publicidad

“Fueron a pedir un cigarrillo”
Los padres de Alexis Estrada negaron rotundamente que sus hijos hayan participado de un intento de robo. Dijeron que esa noche, los tres caminaban por el barrio y al pasar por el camping, vieron luz y decidieron entrar “para pedir un cigarrillo”.
La versión de la familia, apunta a la posibilidad de que el turista, haya sufrido un robo minutos antes y al verlos, supuso que eran los ladrones. Por eso les disparó con un arma de fuego.
“Tenemos testigos que vieron cómo el turista salió con el auto. Una chica que fue a dar su testimonio y es la que asistió a Alexis cuando cayó. Otra mujer vio cómo el turista salió con el auto y persiguió a los chicos apuntándoles con un arma grande”, dijo Mario Estrada, el padre.
Todavía no se conoce la versión del detenido. “El turista declaró y rajó enseguida. No sé qué magia hizo que declaró y se fue. Mi hijo está incomunicado, no le permitieron ir al velorio del hermano ni cinco minutos. Fuimos a fiscalía pero no hubo forma que lo lleven”, dijo compungido el padre.
Increíblemente, los familiares guardan en su casa la campera de nylon azul francia que vestía Alexis esa noche. En medio de una gran mancha de sangre, se observa con claridad el orificio de entrada y salida del proyectil.
Para la policía y la fiscalía, el caso está resuelto. Aunque se espera que las pericias decidan responsabilidades, las autoridades indicaron que “los elementos recolectados, los rastros de huellas de sangre que los condujo a un domicilio, es contundente para determinar que previamente le han intentado robar a esta persona”.
En base a los testimonios, reconstruyeron la secuencia. “Los tres chicos portaban armas. En el forcejeo con el turista, el joven de 18 tenía el dedo en el gatillo, y seguramente por la adrenalina del momento empezó a disparar e impactó en el cuerpo del hermano. Al otro menor lo hiere en la pierna. Se dan a la fuga, y son auxiliados a unos 70 metros por otro joven conocido de ellos”, relató el Capitán Sergio Pérez.
Para familiares y amigos, algunas cuestiones no son claras. Se preguntan por qué algunos disparos que impactaron sobre una casa no fueron peritados, y por qué si estaban los tres armados, los otros dos no dispararon sobre el turista que no sufrió ninguna herida. Recuerdan a Alexis, como un chico que era incapaz de cometer un robo, alumno de la Escuela Especial Nº 501 a la que había sido derivado por sus problemas de aprendizaje.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias