16.9 C
San Pedro
sábado, octubre 16, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Mucha oferta, poco interés

Los oficios, han sido tradicionalmente opciones seguras de trabajo y sin muchas condiciones para poder desarrollarlas. Ante la gran oferta educativa en la ciudad para capacitarse en alguna labor, los cupos, en algunos casos son muy bajos.

 

En la actualidad, conseguir un empleo es una situación bastante difícil y complicada en función de la poca cantidad de puestos y la gran oferta de empleados. Las capacitaciones y requerimientos son muchos y en algunos casos muy exigentes para tareas que antes se ejercían casi por intuición o sentido común. El aprendizaje y la formación son esenciales para que se pueda competir en un mundo laborar muy exigente. Sin embargo, cuando hablamos de capacitación y trabajo, no hablamos de carreras terciarias o universitarias para ser abogados, profesores o contadores, sino que estamos hablando de cursos o talleres para poder profundizar nuestra información sobre una tarea que se brinda a diario y que son en algunos casos centenarias, como los oficios.

Publicidad

Los oficios
Denominamos de esta manera a los trabajos que se han llevado a cabo por años sin requerir estudios o especializaciones, que se han ido enseñando de generación en generación y se mantienen con el paso de los años por su necesidad en la comunidad toda. Si buscamos la definición en el diccionario, dice: ocupación habitual, profesión de algún arte, función propia de alguna cosa. A lo que se le podría agregar, manera de ganar dinero.

Oferta y demanda
En Julio de 2007 se abrió en la ciudad el Centro de Formación Profesional número 402. En la actualidad, posé unos ciento noventa alumnos y diversos cursos, de los cuales se “puede vivir”. Para poder abrir y mantener uno de estos grupos, debe contar con al menos dieciséis personas, que estén interesadas en aprender. El año pasado, el Centro tuvo su primer grupo de egresados, con ciento veinte personas. Para este año, piensan en aumentar ese número.
La oferta, está disponible, pero no siempre hay demanda en materia escolar, ya que la Directora del Centro, Yanina Botta, comentó: “La demanda de trabajo está, pero falta gente capacitada”. Ahora bien, el círculo se complementa con las opciones que este lugar ofrece.

Alternativas de capacitación
Una de las elecciones que existen en San Pedro, es la de mozo o camarera. En nuestra ciudad, es una alternativa con grandes chances de conseguir trabajo, debido al incremento de los negocios dedicados al rubro gastronómico, por el perfil turístico de la ciudad. Hoy en día son varios los comercios que cuentan con personas que ocupan estos puestos, pero en su mayoría no con estudios en el tema, ya que los empleadores no lo exigen. El temario anual, cuenta con aportes desde el ceremonial y protocolo. Igualmente, el mercado crece a medida que la oferta avanza, ya que es real que cuando la capacitación pise fuerte, va a ser no sólo un requisito, sino una obligación ineludible. Dieciocho son las personas que componen el curso, “tendría que haber el triple” dice la Directora. “Esto se da un poco por falta de interés, ya que los oficios se hacen sin el conocimiento, es una alternativa de ganar un dinero sin saber como”, agregó. Cuando se comenzó con este tema, se pensó que sería uno de los más aceptados, pero sin embargo, lo son otros dos, indispensables en el mundo laboral actual: Inglés y Computación. Estos están muy bien en cantidad de matrícula, ya que son los cursos solicitados por la gente. En el primer caso, se hace en dos niveles, que no son obligatorios y en el segundo, en tres.
Otras dos muy buenas opciones, pero no con tanta aceptación, son Gasista y Ayudante en Seguridad e Higiene Industrial. En el primero, hay buena matrícula, ya que, según piensan desde el establecimiento, se debe a que una vez terminado no hay condicionamientos, se es jefe de uno mismo y con buena salida en lo económico. Este es un curso de dos niveles, diferente al segundo caso, que es de sólo un nivel. Es un curso y no una carrera, aunque tiene buena salida laboral y cantidad de asistentes. En este caso, realizan prácticas, con los Bomberos Voluntarios.

Pedido, pero no concurrido
Práctico Apicultor, es uno de los cursos con menos matrícula y por el que más temen para su futuro. Lamentablemente, si baja de su cantidad actual, por una cuestión de reglamento, deben cerrar el curso, aunque vayan quince personas. Este, fue solicitado por el Centro de Apicultores de San Pedro, pero después que se acercaron, la mayoría abandonó. Se trata en conocer desde el inicio el funcionamiento de una colmena, cómo armarla o mantenerla. Se cursa durante un ciclo lectivo y al finalizarlo, se extiende un certificado para que se pueda inscribir como apicultor. Aquí, el grupo realiza bastante trabajo de campo, para ver desde la práctica los problemas reales que se plantean desde la teoría.
En cuanto a la falta de alumnos, el establecimiento, realizará una campaña que comenzará este viernes con una charla en la escuela Agrotécnica para explicarle a los alumnos de que se trata.
Por otra parte, para las damas también hay opciones, como la de Confeccionista de prendas, que apunta a utilizar máquinas industriales, confeccionar prendas y otras alternativas. Este curso, se da en un taller, con opción de salida laboral, con gran aceptación.

Datos útiles
Para las personas que tienen empleo en la actualidad o sus obligaciones no le permiten grandes horarios, estas actividades se realizan mayormente dos o tres veces por semana, a un promedio de seis a nueve horas reloj.
“Estamos abriendo los cursos a medida que se llenan los cupos” dijo Botta, por lo que las personas interesadas pueden acercarse, ya que no es tarde para iniciar en alguno de los casos.
El Centro, está ubicado en el primer piso del ex correo, en Salta y Arnaldo. La atención es de lunes a viernes de 19 a 22:30 Hs. o por mail a través de [email protected] Al finalizar, se entregan Certificados de Ministerio de Educación y Cultura de la Provincia de Buenos Aires. Para inscribirse, se necesita solamente presentar el DNI y el comprobante de haber finalizados los estudios primarios. En cuanto a costos, se abona voluntariamente la Cooperadora de $ 5 por mes.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias