23.5 C
San Pedro
martes, abril 20, 2021

Monfasani y Pando volvieron al ring

Supieron enfrentarse mucho en las sesiones para luego hacer un pacto de no agresión, con Guacone como adversario común. Las cosas cambiaron y el jueves se notó. Tanto se dijeron dentro del recinto y en declaraciones a los medios, que casi terminan a las trompadas.

Publicidad

 

Ingresaron juntos en 2009 al Concejo Deliberante. Uno por primera vez y con 27 años. El otro de regreso, tras ser en los 90’ el edil más joven de la historia local. Martín Pando y Daniel Monfasani se ladraron durante todo 2010, incluyendo insultos e invitaciones a pelear afuera del recinto, enunciadas en plena sesión.
En 2011, la cercanía de edad entre Pando y el hijo de Monfasani, Matías, también concejal, permitió una convivencia más sensata hasta que se convirtieron en aliados para la oposición contra Guacone, con las elecciones en el horizonte.
Pasada la votación, ambos sectores derrotados pero con capacidad para disponer cómo se distribuirían los cargos en el HCD, acordaron que Pando lo presida. Los coqueteos de Guacone con Monfasani los alejaron. Hasta el jueves pasado, cuando rompieron del todo y con todo.
Monfasani les dijo en la cara “son un mamarracho” y se quejó: “No estuvimos en la reunión (con Vercelli) y ahora entiendo por qué y qué se arregló”. Acusó al Frente de Todos de trabajar para ser “tapa de diario” y, casi divertido, espetó que votaría a favor de la comisión investigadora “para ver qué hacen”.
Mientras Sánchez Negrete y Rosa, en el bloque opositor, escuchaban y miraban hacia abajo, Pando se encendía desde la Presidencia. Pidió la palabra y comenzó hablando desde su lugar, aunque Monfasani le exigió que bajara a la banca cuando comenzó a elevar la voz.
Como Martín Baraybar es el Vicepresidente, Pando hizo uso de la palabra pegado a Monfasani. “Nadie nos puede decir que no fuimos coherentes, nunca fuimos ni tibios ni especuladores, siempre defendimos la decencia, si creen que hay un acuerdo, los invito a que voten en negativo la moción, o que Casini retire la moción, hay que votar esta noche por sí o por no, no hay que dejarse apretar ni extorsionar, nosotros no negociamos con nadie”, dijo.
Desde el público se escucharon gritos, insultos y varias veces pronunciaron la palabra “gorila” para referirse a Pando, quien al regresar a la presidencia dijo “a mucha honra”, lo que encendió aún más los ánimos de los presentes.
Finalizada la sesión, La Radio le pidió una opinión sobre cómo se había dado todo y sólo dijo: “El ladrón cree que todos son de su condición” y se retiró. Al salir, hubo un confuso episodio producto de esas palabras.
Es que Matías Monfasani lo estaba escuchando en el auto y se bajó enfurecido por los dichos de Pando. En medio de la confusión, hubo empujones y acaso algunos golpes. Daniel Monfasani intentó abordar a Pando pero un efectivo policial logró impedirlo. El edil peronista aseguró que “el hijo del Secretario Legislativo Fernando Sciarra” lo agredió: “Fue el que me pegó”, aseveró.
Matías Monfasani, muy enojado, dijo esa noche estar “dolido por una cuestión sentimental” y dijo: “Es un falso, se la jugó de amigo y es un falso” al referirse a los votos que necesitó para llegar a la presidencia del cuerpo “iba todos los días a golpear la puerta, a mi casa”, sostuvo ofuscado. Al otro día, su padre cargó contra el Presidente del Concejo y aseguró que pedirá informes sobre los gastos de caja chica del cuerpo deliberativo.
“Hubiese preferido que cuando me acusaron de ladrón, como hizo Pando, que lo hiciera de una manera que le pudiera responder”, señaló el presidente del PJ y disparó: “Hay que tener mucho cuidado cuando se habla, nosotros sabemos muchas cosas y mi hijo más, si salimos a hablar él no puede salir más a la calle”

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias