18.6 C
San Pedro
viernes, septiembre 17, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

“Mis quince años especiales”

Me llamo Tamy, el 26 de Mayo cumplo mis 15 años, tengo parálisis cerebral; como es una fecha tan especial quisiera decirles a mis preocupados papás lo importante que son para mí, que no importa que no puedan darme la “fiesta” que ellos quisieran. Sé lo mucho que hicieron en estos quince años por mí y que no hay paga para eso, su amor sin límites. A papá le agradezco porque madrugar todos los días para ir a trabajar en el campo en los crudos inviernos o en los terribles calores en verano, por sus pies cansados y por sus manos ásperas con las cuales me acaricia cuando llega. A mamá que hoy tiene problemas de columna por llevarme a ¨upa¨ ya que le costaba hacerse la idea de verme en una silla de ruedas, por tomar mi mano y esperar entre lágrimas que vuelva de una crisis convulsiva, por dormir incómoda en una silla de algún hospital esperando mi recuperación en tantas de esas operaciones, por llevarme a médicos especialistas y terapeutas así yo pudiese tener una mejor atención. Gracias mamá por arreglarme así puedo verme linda todos los días. A mi hermanita de trece años porque crecimos juntas, porque juega y comparte su música conmigo y me enseña cosas que cuando las aprendo está orgullosa d e mí. Esta es mi humilde pero gran familia que lucha día a día por darme lo mejor que esté a su alcance; que se sacrificó muchísimo y aun hoy sigue peleando ¿saben? Todavía tengo la ilusión de que algún día vamos a tener nuestra casa, dimos tantas vueltas yo ya estoy un poco pesada para trasladarme de un lado a otro. ¡Gracias familia por estos 15 años! Por ser feliz a mi lado compartiendo cada pequeña cosa que aprendo y que a ustedes los enorgullece sabiendo lo mucho que me cuesta y darme esa oportunidad de aprender todo lo que yo más pueda. Agradezco también a mi primera escuelita la ¨502¨, al instituto I.M.E.N.I.C de Campana al cual asistí más de cinco años y actualmente al centro de día SADIV a todos sus profesionales que me ayudan a seguir avanzando en este camino especial que Dios me dio. A mis tíos Agustín, Guille, Erika, a mi madrina Vivi, a mis vecinos la familia Kun y en especial a mi tía Evita que acompañó a mamá siempre cuando ella necesitó un hombro para llorar ya sea cuando me veía en un hospital o simplemente alguna alegría por algún alta médica. Gracias a mucha gente que está al lado mío y mi familia. Y a los demás que a veces me miran raro, pues los entiendo, uno no sabe lo que le pasa al otro hasta que no lo vive y lo siente. Gracias, mil gracias. Tamara Rodríguez. D.N.I: 36.990.007. Cel: 15558954.

spot_img

 

Publicidad
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias