30 C
San Pedro
martes, diciembre 7, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Messi en París: dudas sobre su futuro

 

A las puertas de la entrega del Balón de Oro, hay medios que apuntan que Lionel Messi podría tener ya el premio adjudicado. Al argentino, que ya ha ganado el galardón con anterioridad, le lastraba en las predicciones una campaña discreta con su anterior club, el FC Barcelona, pero sus recientes gestas con la Selección Argentina podrían haber decantado la balanza de su lado, en detrimento de otros candidatos como Robert Lewandowski, al que se atribuían muchas papeletas para ser el elegido, junto a Karim Benzema. 

Publicidad

Este sería otro motivo de felicidad para el de Rosario, que celebraría este reconocimiento internacional, junto a su triunfo con la albiceleste en la Copa América 2021 y su rápida adaptación a su nuevo club el París Saint-Germain, un equipo donde, flanqueado por figuras como Kylian Mbappé o Neymar Jr, que es, además, íntimo amigo suyo, puede aspirar a los títulos más grandes del momento, algo que le resultaba difícil en un Barça con graves problemas financieros y en pleno proceso de regeneración, ya que sus “vacas sagradas”, como Busquets, Piqué o Alba ya no se encentran en su mejor momento, y los jóvenes, como Ansu Fati, aún están por eclosionar.  

Músculo financiero, en cambio, es lo que no le falta al PSG de Nasser Al-Khelaïfi, su Presidente que, como empresario catarí con grandes conexiones con la región, no le ha temblado el pulso a la hora de hacer millonarias ofertas para completar una escuadra de jugadores de renombre, a la que hay que sumar a los ya citados Mbappe´, Messi o Neymar, otros como Mauro Icardi, Sergio Ramos, Di María, Keylor Navas, Verratti, entre otros. Para algunos sería imperdonable que, con semejante ejército, fallasen en llevarse los títulos de la liga gala y la Champions. Evidentemente, en todas estas aspiraciones, Leo tiene un gran papel a cumplir. Y todo parecía indicar que su adaptación estaba siendo modélica. 

Sin embargo, los últimos rumores contradicen esta idílica versión. Lluís Canut, veterano periodista barcelonés y buen conocedor de lo que sucede en el club de la capital catalana, lanzó la bomba hace pocos días al afirmar que podría producirse una rescisión del contrato entre el argentino y el PSG antes de acabar la presente temporada. Los motivos pasan tanto por el descontento del club francés, que afea a Messi haber estado demasiado volcado con su selección y priorizarla frente al equipo que ha apostado fuertemente por él, como por la pobre adaptación de Leo a la vida en la capital francesa, donde no acaba de encontrarse a gusto, tras años en los que Barcelona (o más exactamente Castelldefels, que se encuentra a pocos kilómetros de la Ciudad Condal) han sido un hogar para él y su familia. 

Esta noticia ha hecho que los seguidores del Barça sueñen con la vuelta del de Rosario, su gran ídolo, para volver a impulsar al club hacia el firmamento, ahora que está en horas bajas. Para el FC Barcelona, la vuelta de Messi sería un revulsivo a sumar a la incorporación reciente de un jugador mítico como Dani Alves y un entrenador que es una insignia de la casa como Xavi Hernández. Ahora mismo, el club de la Ciudad Condal aún sigue sumido en un pozo de resultados que se nota en el estado  de humor de sus aficionados e, incluso, en las predicciones que se realizan en las webs de apuestas los sus próximos encuentros de fútbol. Nadie duda que un gigante como el Barça sea un león dormido, pero no se sabe con certeza si despertará pronto; y la llegada de su gran ídolo podría ponerlo en marcha de un día para otro.

Messi se ha apresurado a demostrar su amor por su club actual, el PSG, a través de las redes sociales, concretamente mediante su Instagram, donde afirmó tener “muchas ganas de continuar luchando para conseguir los objetivos que nos marcamos acá en el PSG y quiero seguir enfocado y trabajando para lograrlo”.  Esta declaración puede ser muy sincera, o un método para aplacar la ira de la directiva del PSG y, especialmente, su Presidente, que no estará para bromas después de la que fue una dura negociación para que dejase el club azulgrana y del potente desembolso económico que representó su ficha. Por otra parte, y pese a la querencia de Messi por el Barça, la última época en el club no estuvo exenta de amagos de huída, por lo que su vuelta al equipo tampoco debería darse por hecha aunque dejase al club galo.  

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias