30 C
San Pedro
martes, diciembre 7, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Mercerías en cuarentena: Comerciantes aseguran que “no se puede trabajar por delivery” y piden atender público

El rubro se reactivó hace poco menos de dos semanas y debe trabajar tal establece el protocolo que armó la Municipalidad y aprobó la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Provincia de Buenos Aires: de 15.00 a 19.00 a puertas cerradas y sólo por delivery con pedidos vía telefónica. Dos comerciantes de la ciudad explicaron que las ventas cayeron considerablemente bajo esa modalidad porque en ocasiones al cliente le cuesta más abonar el canon del cadete que lo que cuesta el producto en sí. Por eso, sostuvieron que necesitan abrir sus puertas y funcionar de la misma manera que otros negocios, es decir, con las medidas que requieren la emergencia sanitaria.

 

Las mercerías son uno de los rubros que deben funcionar con pedidos por WhatsApp y delivery de 15.00 a 19.00, medida que se adoptó hace casi dos semanas después de un mes sin actividad en el marco de la cuarentena para evitar la propagación de coronavirus que afecta a Argentina.

Publicidad

Sin embargo, La Opinión dialogó con propietarios de dos comercios de San Pedro asociados a La Guía Club quienes detallaron las dificultades de trabajar de esa manera y pidieron poder atender clientes con un protocolo para tomar los recaudos necesarios durante la pandemia. Incluso, explicaron que, por ejemplo, en ocasiones al cliente le cuesta más dinero abonar el viaje del cadete que el producto que en sí.

Ezequiel lleva adelante Mi Costurero en Bartolomé Mitre 1500 donde señaló que "respeta el horario de delivery" para entregar pedidos: "Vendemos respetando el decreto. Las cosas chicas algunas se retiran en puerta con todo el protocolo. Nosotros no abrimos y mucha gente se enoja y piensa que no le queremos vender". Además, se mostró molesto porque no todos los comercios del rubro cumplen lo preestablecido, situación que le genera pérdida de "clientes" e ingresos, sostuvo: "Estamos haciendo un sacrificio, se vende menos y se pierde mucha plata así. No hay que ser vivos y respetar los horarios".

Acerca de cómo funciona su negocio, el emprendedor explicó que "está acostumbrado" a "un volumen grande de gente" y deben "achicar gastos": "Es imposible mantener el negocio así. Pago alquiler del local, de mi casa, estoy pagando el negocio y tengo muchos gastos. A la empleada al no haber ventas y para no exponerla no está viniendo pero también hay que pagarle. También, indicó que cuentan con "mercadería limitada" porque muy pocos proveedores están trabajando. “Cuando empezó la cuarentena se llevaron todo, elástico, fliselina y demás. Esperemos nos habiliten a todos porque necesitamos trabajar", cerró.

Para la Mercería Florencia la situación es similar y Zuny explicó que, si bien varias semanas estuvo sin abrir y aguantó, desde hace unas semanas atiende con "prudencia" porque "no se puede trabajar por delivery" y su local es su única fuente de ingresos. "Hay muchos artículos, es difícil elegir, vivo mandando fotos de los productos pero no es lo mismo, la gente necesita ver o tocas telas y demás", detalló.

También, se mostró molesta porque, según su óptica, hay otros comercios "no esenciales" que pueden trabajar a puertas abiertas. Y enfatizó: "Entrego muchas cosas al Hospital que vienen a pedir por favor que uno trabaje para dárselo y cómo no se lo voy a dar si es el Hospital. Tenemos muchas cosas de sanidad y trabajamos con barbijos que es nuestra protección. Los pedidos se hacen por teléfono y los mandamos en la mayoría de los casos".

9dd59590-004b-4540-9bea-b99f3e45dbfa

Por el otro, la invitación a todos nuestros anunciantes para que, sin costo extra, aprovechen nuestros medios y redes para comunicar lo que necesiten a sus clientes, sobre todo aquello relacionado a la modalidad de trabajo en la actualidad, que es lo que más nos consultan a diario.

Hemos decidido que todos los que nos necesiten para comunicar de qué modo retoman tareas ya sea de manera veloz o mientras rearman un plan para poder volver a trabajar, nos tendrán a disposición, con sólo enviarnos un mensaje de WhatsApp o un e-mail.

Si sos anunciante de nuestros medios, envianos un mensaje de WhatsApp, breve y con datos precisos al 3329 56 9378 o un e-mail a [email protected] con tus novedades y alguna foto para que podamos comunicar en nuestros espacios tu modalidad de trabajo.

Por ejemplo una óptica, un odontólogo, un médico de cabecera de Pami o una tienda de ropa o indumentaria deportiva; una clase de gimnasia virtual o una sesión de terapia vía Skype u otra modalidad, serán parte de esta inversión de tiempo y trabajo que haremos con la intención de generar y afianzar este #SalimosEntreTodos sin esperar a nadie, porque parece que todo demora mucho más que lo que pueden soportar nuestros bolsillos.

Sabemos que muchos temen no tener en regla sus actividades o no han podido pagar su alquiler pero, ¿qué mejor que todos sepamos que todos estamos en la misma y que si nos ven como siempre trabajando y buscando nuestro sustento nos podamos levantar?

Laguiaclub-Publi

La edición impresa de La Guía Club formato revista fue  entregada gratuitamente a todos los adultos de la ciudad con todo lo que necesitan para poder quedarse en casa y cumplir con el aislamiento social preventivo y obligatorio

Desde teléfonos útiles a bancos y deliverys forman parte de las 48 páginas que fueron financiadas por empresas y organizaciones para poder cancelar los costos de imprenta. Hemos incluido también contenidos y curiosidades para proporcionar entretenimiento y lectura.

Vale la pena intentarlo. #Estamos y si sos uno de nuestros anunciantes comunicate. Algo vamos a hacer y si ves que nos demoramos es porque andamos corriendo para cubir la cuenta bancaria o pagarle a ese proveedor que nos hace el aguante. Vale la pena.

Si sos un lector, oyente o navegante de nuestra redes también podés sumarte a nuestra campaña de suscriptores abonando mensualmente o por única vez la cifra que quieras.

wuiiddrr

Desde el Estado nacional, provincial y local están coordinando el funcionamiento de nuestro sistema sanitario y la ayuda económica ha sido destinada primero a urgencias que no comprenden aún toda la tarea que desempeñamos las pequeñas y medianas empresas, los monotributistas, los autónomos, los profesionales, los emprendedores que viven de su oficio o los que cada día abrían las puertas de su comercio arriesgando su escaso capital.

"De los bancos no esperemos nada, de los que prestan servicios públicos ni hablar; de los organismos de recaudación, menos y para peor muchos de nuestros representantes están pensando más en la foto y su prestigio que en dinamizar los resortes de la inovación para ayudarnos a subsistir", es el razonamiento al que llegamos tras esta larga cuarentena.

"No vivimos del Estado ni nos gusta pedir nada", fue otra de las razones que nos llevó a buscar en los archivos administrativos los listados de los centenares de anunciantes que siempre confiaron en La Opinión, Sin Galera Radio y La Guía Club o en las iniciativas periodísticas de transmisiones en vivo en las redes en las que este equipo incursiona en cada etapa.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias