8.5 C
San Pedro
jueves, mayo 6, 2021

Me llevé algo que no está en mi mochila…

Intentaré empecinadamente una educación en donde el asombro por lo bello, lo bueno y lo verdadero que tienen las cosas, sea para el alumno un descubrimiento que le ayude a vivir, una educación que le enseñe a ver no sólo con los ojos, sino con el corazón lo importante, lo esencial. Lili: Qué hermosa sorpresa, agradezco sinceramente el llamado de Uds. Recordaba que estando en el secundario iba a las 7 de la mañana para sentir la escuela mía, había una magia que sólo yo sentía, era hermoso, con el tiempo uno comprende que sólo el sentido de pertenencia nos hace gozar de esas sensaciones. De los años de secundario recuerdo las  famosas jornadas de limpieza, mis tardes en la biblioteca con Nenucha y Alicia Biscia y tantos momentos con Emilce Keller, Viky Mora, quien podrá olvidar los recortes de diarios para Ed. Cívica, Graciela Armengol, con sus perspectivas y puntos en el horizonte, (quien presagió mi vocación, ¡Gracias Gra!), Heidi Lambrech, con sus técnicas de estudio, Alicia Fariña con clases magistrales sobre gramática y literatura infantil, Alicia Pozzi con su teoría de conjuntos, Pocha con su test vocacional, Vivian Collareti, y su exigencia en cada clase, y demás profesores, las preceptoras Olga, Marta, Yoli, Elsa, Gladys y Cristina, (¿olvidarán los jazmines y los olivos?) quienes  siempre me contuvieron y apoyaron. La formación por la mañana, los recreos al sol, los actos, los asados previos a la ida de Bariloche, mi experiencia de trabajo en la Escuela 502,  la amistad de mis compañeros. Del profesorado como olvidar, las horas junto a Graciela Borda, su enseñanza, su confianza, su invalorable amistad, a Liliana Montero, cada clase una enseñanza de contenido, de vida, de vocación, las horas con Liliana Giovanetti (mi seño de salita de tres), Marcela, Ana, Paula, Patricia, Silvita en  su visión particular de la vida escolar, Rosalía en cada gesto de comprensión, y el recuerdo siempre presente de Marta Alonso, mi referente incondicional, como olvidar su apoyo en cada proyecto, en cada cotidianeidad, su amistad, su cercanía en cada dificultad, siempre preocupada por los alumnos y sus necesidades, desde aquí me agradecimiento. Al personal de Secretaría (Globo, Adriana, Betty, Claudia), auxiliares (Gustavo y Adriana C.) y ordenanza (Maroli).Gracias. A mis compañeros que siempre me comprendieron y los embarqué en el hermoso proyecto de la muestra de libros, ¡Gracias! En mi venida al sur  traje en mi mochila trabajos prácticos, libros, cuadernos y demás útiles, también algo más, algo que en realidad no está en mi mochila sino en mi interior me refiero al enorme cariño que me han demostrado mis alumnos de 3º año Escuela Normal y 4 año de Escuela Nº 27, donde realicé mis prácticas docentes. Agradezco la disposición y acompañamiento de las docentes Gladys Mastroiani y Alicia Romagnano como a directivos y personal docente de dichos establecimientos. Hoy me esperan otros retos, alumnos maravillosos, de mucho respeto y hasta devoción por la figura de su  maestro, en cada ocasión de trabajo aflora el payaso, el actor, el maestro, besos y abrazos, comprobando que esta en mí, intacta, fuerte, invalorable, mi profunda vocación de enseñar. Agradezco a mi familia, que siempre ha estado a mi lado, mis padres, mi hermano y su familia, mis abuelos, (Yoli, que sería sin vos), tíos y primos. Elvira Novo, Amigos. A Uds. infinitas GRACIAS!!! Los quiero mucho y siempre van a estar conmigo.  Ricardo Verdón N de la R: Ricardo, nosotros te agradecemos y ojalá puedas hacerte presente el 5 de Diciembre con tus recuerdos y saludos para la gente que te acompañó en tu paso por la Escuela Normal. El 5 de Diciembre, en la toma simbólica de la escuela, te haremos presente porque sos uno más que defiende la Educación pública. Un saludo afectuoso. Cholila, 15 de Noviembre de 2008

Publicidad

 

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias