19.9 C
San Pedro
jueves, mayo 13, 2021

Masiva adhesión al Plan “Buena Letra”

El viernes tras una reunión en la Liga Deportiva Sampedrina quedó lanzado formalmente el proceso a través del cual se arribará a un plan tentativo para el manejo de la conducta escolar dentro del Programa Buena Letra.

Publicidad

 

El viernes pasado en una reunión en la Liga Deportiva Sampedrina se analizó la adhesión de las escuelas sampedrinas a la invitación a participar. La convocatoria que se puso en marcha en Septiembre con directoras de establecimientos escolares, propuso que los docentes de cada curso respondieran un cuestionario de referencia para ser elevado a los profesionales que respaldan el plan, liderado por el Dr. Guillermo Bernaldo De Quirós.
Después de un interesante debate en el que se expusieron las dudas y las razones de un programa que intentará acordar entre escuelas y padres pautas de conducta estrictas, se confirmó la adhesión de más de 20 establecimientos escolares completos. También se tomó nota de la voluntad de adherir algunos grados puntuales dentro de escuelas cuyos gabinetes psicopedagógicos rechazaron las propuestas con duras críticas llegando en casos puntuales a “sugerir” a los docentes que “van a seguir trabajando gratis para Solá”, entregando copias de artículos periodísticos o directamente rechazando los cuestionarios por considerarlos “sospechosos”.En la explicación brindada por De Quirós, se remarcó que el “Buena Letra” se aplica en los ciclos de la EGB porque se considera que los docentes tienen mayores posibilidades y capacidades para reflejar el estado de sus alumnos, a diferencia de lo que podría ocurrir con los profesores del Polimodal que tienen una relación más esporádica y además en muchos casos un alto índice de ausentismo.
Se estableció además que lo mejor es prevenir los problemas de conducta a edades tempranas y se atendió la principal problemática que afrontan los docentes en las aulas desbordadas de episodios de violencia.

Publicidad

El turno de los padres
Las escuelas adheridas entregaron y entregarán los cuestionarios completados por los docentes. Con esta información se iniciará una tarea que antes de fin de año arrojará las primeras conclusiones tendientes a encontrar patrones similares por grupos según su edad, curso o ambiente. Esta información será devuelta en forma directa a los docentes para coordinar la puesta en marcha de otra etapa que desembocará antes del comienzo de clases, en reuniones con cada colegio y con cada curso para poner a consideración una serie de pautas que se impondrán para todo el año. Los padres, que tendrán un rol fundamental en el seguimiento del programa, serán citados a una reunión con los profesionales para dar su aprobación en la aplicación de estas normas de convivencia que incluirán aspectos negociables y otros que no admitirán discusiones. Habrá un marco de pautas de conducta a respetar y sanciones para quienes las violen. Con este marco los chicos tendrán límites concretos que sus propios padres habrán aceptado y así sentirán una mayor contención emocional para el desarrollo de las actividades cotidianas sin los desbordes que hoy no se pueden controlar o se atienden con mucho temor ante una posible reacción de los padres.
Entre otras, ya han adherido a este plan las escuelas 12 de Río Tala, la Nº 13 de la zona de Mataderos, la Nº 18 del Paraje El Centro, la Nº 23 de Pueblo Doyle, la Nº 26 de Santa Lucía, la Nº 34 del Paraje Villa Jardín, la Nº 35 de Gdor. Castro, la Escuela Nº 43, la Nº 45 de Bajo Tala, la Nº 47 de la Ex Quinta Piccagli, el Instituto Santa María de Gdor. Castro, el Instituto Ntra. Sra. del Socorro, el Colegio San Francisco de Asís, la Nº 19 del Paraje Villa Leandra, la Nº 24 del Paraje La Buena Moza y la Escuela Normal entre otras que siguen procesando sus respuestas.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias