25.1 C
San Pedro
jueves, abril 15, 2021

Martín Pando en el umbral de su destitución

El Vicepresidente del Concejo, Martín Baraybar, presentó la renuncia y desde el peronismo aseguran estar decididos a remover a Pando de la presidencia. Atrip confirmó que en una reunión de ediles dialogaron al respecto y que hay cargos en su contra. Rosa defendió al joven concejal y dijo que no hay motivos para su remoción. La Ley Orgánica dice poco y nada sobre el tema, que tiene antecedentes en otros municipios.

Publicidad

 

Tras la sesión en la que la conformación de una Comisión Investigadora contra Guacone pasó a un cajón del Concejo Deliberante, la conducción de Martín Pando al frente de ese cuerpo comenzó a ponerse en duda. Al día siguiente de esa complicada noche, Daniel Monfasani lo cuestionó en duros términos y le pidió públicamente la renuncia.
El viernes pasado, a última hora, el Vicepresidente del HCD y concejal por el bloque del Frente para la Victoria, Martín Baraybar, renunció a su cargo como segunda autoridad del cuerpo y puso en jaque la legitimidad del joven radical que lo comanda.
Esa renuncia será tratada en sesión el jueves y el plan peronista es que Pando deje la presidencia como sea. Esto es, que renuncie por motu propio o que se exponga a una sesión especial para tratar su remoción, plan que ya está en marcha en las cabezas del peronismo y del oficialismo guaconista. Son varios los que hablan de cargos y denuncias en su contra que ameritan su separación de la presidencia.
En el texto de su renuncia, Baraybar señala como motivos “los hechos ocurridos durante la última sesión”, en referencia a los entredichos y empujones generados luego de finalizado el debate en el recinto. Además, apuntó contra Pando al asegurar que la relación que él y su bloque esperaban tener con el titular del HCD cuando le dieron sus votos nunca fue tal.
“Se tomaron decisiones que no nos gustaron y no fuimos consultados”, dijo Baraybar a La Opinión y consideró que su vicepresidencia “es un ciclo cumplido”. En su bloque, lo que consideran “ciclo cumplido” es la gestión Pando al frente del HCD, y van por ello.
Uno de los hombres que más influencia tiene en el partido justicialista local supo decir que le va a “dedicar las 24 horas del día” a la remoción de Pando. Algo ya había adelantado en las últimas sesiones Daniel Monfasani, cuando se quejó porque el Frente de Todos utilizaba su mayoría en las comisiones para no consensuar los proyectos. “Las mayorías cambian, señor Presidente”, supo decir.
La tarea emprendida rumbo a la remoción de Pando fue confirmada por el concejal electo por el guaconismo y ahora cercano al Frente de Todos, Norberto “Cachi” Atrip: “Hay un grupo de concejales que van a plantear el cambio de autoridades”, reconoció.
Habló de una reunión entre concejales de distintas fuerzas, en las que el FpV expuso “cargos que evidentemente ameritan ser analizados por el Concejo” y detalló: “Citaron hechos o acciones que ameritan sean tratados para que se defina qué valor tiene eso, si ha sucedido. Hablaron de un manejo unilateral de la Presidencia, de no informar acabadamente a todos los bloques, un tema de tipo económico financiero, un manejo equivocado de los fondos”.
Para el presidente del bloque Frente de Todos Sergio Rosa “no hay ninguna razón válida para remover a Pando” y acusó a “operadores” de estar “tratando de juntar mugre para tirársela” al Presidente del HCD.

Publicidad

El lunes por la noche hubo una reunión del bloque, luego de que desde el oficialismo y el Frente para la Victoria dialogaran con algunos de sus miembros para intentar acordar una salida elegante, en la que Pando renunciara. En ese encuentro, el bloque decidió defender al Presidente y el vocero fue Rosa.
“No tiene ninguna justificación una cosa de estas porque las autoridades se eligen antes de empezar el ciclo legislativo”, sostuvo y recordó: “Esto yo ya lo sufrí cuando estaba en Capital con mi esposa enferma, que se intentó remover a la Vicepresidenta Noemí Bordoy”, en referencia a una situación que también había propuesto Daniel Monfasani, aunque nunca llegó al recinto.
Así como el bloque de Pando considera que todo “es parte de una estrategia política”, la Ley Orgánica de las Municipalidades (Lom) y los antecedentes que existen en otros municipios dan cuenta de que, en efecto, así como las autoridades se eligen por acuerdos políticos, se remueven por lo mismo.
La Lom habla del tema en su artículo 74, donde dice apenas lo siguiente: “La designación de presidente, vicepresidente y secretario es revocable en cualquier tiempo por resolución de la mayoría, tomada en sesión pública, convocada especialmente para ese objeto”.
Es decir que basta con convocar a una sesión especial, tener algún que otro motivo y conseguir diez votos. Dos del oficialismo, cinco del Frente para la Victoria y dos de Unión Peronista, que vuelve a estar cerca de Guacone, suman nueve. Noemí Bordoy integra formalmente el bloque de Pando, pero no lo votó cuando designaron autoridades y supo ser crítica de su conducción, tal como en algunas oportunidades lo ha sido puertas adentro Víctor Secchi.
Desde el Frente para la Victoria son cautos al respecto y aseguran: “Cuando estén los votos, lo haremos”
Consultado por este semanario, un tranquilo Martín Pando señaló: “Ya dijo Sergio Rosa lo que había para decir, esto es parte de una estrategia política. Pero bueno, es parte de la democracia, si tienen los votos, podrán votar y elegir autoridades. Si la oposición pierde la mayoría, daremos un paso al costado” y agregó: “Estoy a la espera, si el oficialismo logra cambiar las relaciones de fuerza en el Concejo Deliberante, es una cuestión política y es válido”. El temor que hay en el entorno de Pando pasa por otro lugar. El joven edil ya fue víctima de una denuncia trucha en la que lo acusaron de instigar usurpaciones, que explotó cuando La Opinión dio con los testigos falsos, quienes aseguraron que personas que en ese momento eran funcionarios municipales les habían prometido viviendas a cambio de denunciar.
El temor es, claro está, porque a algún iluminado se le ocurra repetir esa historia en lugar de reconocer que esta es una cuestión política, lo que no es malo en sí mismo. De hecho, los antecedentes de ciudades como Coronel Pringles, Pinamar o Guaminí dan cuenta de ello.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias