15.6 C
San Pedro
sábado, julio 24, 2021
spot_img

María Amélie, el retrato de una “bebé de hierro”

La beba sampedrina que nació con espina bífida entró a quirófano por tercera vez en la semana luego de que le detectaran meningitis en el momento en que los médicos se disponían a cambiar una válvula. Amigos y familiares de su mamá y papá organizaron sorteos para recaudar fondos para sus vacunas. En esta nota, su historia de lucha.

Publicidad

 

María Amélie lleva ese nombre por una promesa a la virgen, que la protege. Nació el 12 de febrero a las 8:47 y pesó 2500 kg: fueron datos que aportaron a La Opinión amigos de sus papás, Matías Sánchez y Selene Percara, para darle la bienvenida a la niña en la sección “Nacidos en cuarentena”.

Publicidad

La beba nació prematura y con una condición llamada Mielomeningocele, lo que obligó a derivarla urgente al Hospital Garrahan, donde los médicos debieron corregir su columna vertebral y donde le practicaron numerosas operaciones en su cabeza. Pero pese a las complicaciones, lo que Amélie demostró fue ser “una beba de hierro”, como la definieron sus doctores.

La última complicación ocurrió la semana pasada, cuando los médicos se disponían a un cambio de válvula. Le diagnosticaron meningitis y su estado de salud se agravó, por lo que su mamá Selene pidió que rezaran por ella. En cuestión de horas, sus amigos y familiares organizaron una campaña para costear las 3 vacunas que deben aplicarle en el tratamiento.

“Como muchos sabrán ella tiene Mielomeningocele con hidrocefalia. Su patología es muy complicada, se realiza cateterismo cada 4 horas, lo cual lleva gasto en sondas, medicaciones que toma diariamente y el día de mañana no se sabe si va a necesitar un apoyo para poder caminar. Toda la plata que se recaudó va hacer para costear principalmente el gasto de las vacunas y lo demás para todo lo que se nos plantee a futuro. Solo quiero agradecerles de corazón, jamás pensé recibir tanto amor”, agradeció Selene en redes sociales.

María Amélie con su mamá Selene.

La historia de María Amélie es una historia de amor. Sabiendo antes de nacer que había complicaciones, sus padres decidieron continuar con el embarazo. “Siempre pensé que no iba a poder con vos, hasta el día que decidí aceptarte como venías. El día que me desperté y le dije a tu papá: ‘No importa cómo venga, es mi hija y si Dios me eligió fue por algo. El día que fui y me planté al obstetra y le dije: Quiero tener a mi hija. Me hice de hierro cuando te traje al mundo”, le escribió su mamá.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias