4.5 C
San Pedro
jueves, junio 17, 2021
spot_img

“Manifiesto original”, una reflexión sobre los gobernantes, sus sueldos y “los que trabajan”

El empresario dedicado al comercio exterior Néstor Casal nos trae una reflexión sobre los políticos del Poder Ejecutivo y Legislativo nacional, provincial y municipal, quienes "continuaron cobrando hasta el último centavo de sus sueldos, sus dietas, sin siquiera intentar entender lo que al que trabaja le estaba pasando".

Publicidad

 

Por Néstor Casal*

Publicidad

“Estamos Gobernados, sin distinción de color político, por una Banda de Saqueadores. La gran mayoría de ellos (los Saqueadores que nos gobiernan), Parásitos que nunca podría vivir de la actividad privada y a la vez mantener los Privilegios que tienen y que los ha transformado en una Casta Superior, la verdadera Elite de nuestro país”.

Siempre me pareció sano, casi transparente conocer algo de la persona que habla, desde donde habla. Para evitar ese facilismo generalizado de matar el mensaje porque no nos gusta el mensajero.

De chico, siempre pensé que era de clase media. Cuando empecé a razonar, entendí que en realidad era de clase media baja o baja, vaya a saber. Me fui a estudiar a Buenos Aires con 19 años y ahí conocí lo que es acostarse con hambre, cenar un día sí y otro no, dividir en dos un paquete de galletitas Lincoln la mitad para hoy el resto para mañana. El mate cocido libre lo pagaba la oficina. Creo que, por eso, no pude volver a comer esas galletitas y mate cocido durante años.

Poco después me casé, tuve hijos y nuevamente supimos lo que es no cenar, pero sí, siempre, nuestros hijos. ¿La diferencia? Estábamos juntos con mi esposa, mi compañera de la vida y juntos lo llevamos.

Siempre buscamos, nos arriesgamos, tuvimos un trabajo, dos trabajos al mismo tiempo, nunca nos entregamos, salimos adelante juntos como familia.

Cuando supusimos que el Estado pensaba en nosotros y que podía apoyar a unos laburantes, por ejemplo, con las 104 viviendas (porque alquilábamos), simplemente nos dijeron: “Pero ustedes tienen trabajo, no es para ustedes”. Claro, no era para nosotros, porque trabajábamos. No era, No es ni será para los que trabajamos.

Lo entendimos, no hacía falta más. Nunca, nunca volví a esperar nada del Estado argentino. Ni del nacional ni del provincial ni del municipal, Ni hablar de pensar en el Legislativo.

Estaba y está absolutamente claro que no gobiernan para nosotros. ¿Quiénes somo nosotros? Los que trabajan, los que generan y dan trabajo. Los que generan riqueza, no importa si sos un empresario, un comerciante, profesional, peluquero, gasista, electricista, albañil, grande, chico, hablo de los que nos levantamos cada día pensando cómo crecer, mantener nuestro negocio, mientras el Estado lo único que hace es intentar que perdamos lo mucho o poco que tenemos. ¿Por qué? Simple: porque no gobiernan para nosotros, lo que quiere decir que no gobiernan para todos.

¿Por qué esta introducción, larga tal vez? Para que entiendas que me podes intentar correr por izquierda, derecha, centro y por eso lo explico claramente: NO me importa.

En diciembre del año pasado, un mal diciembre, con una claridad indescriptible asumí una definición que modificó mi forma de ver a mi país.

“Estamos gobernados, sin distinción de color político, por una Banda de Saqueadores. La gran mayoría de ellos (los saqueadores que nos gobiernan), parásitos que nunca podría vivir de la actividad privada y a la vez mantener los privilegios que tienen y que los ha transformado en una casta superior, la verdadera elite de nuestro país”.

Diciembre con una definición personal, que seguramente podía ser cuestionada con lo argumentos más inverosímiles por parte de los parásitos. ¿Pero sabés qué paso? Pasó el COVID. Sí, tres meses y llego el COVID, y lo que en forma personal asumía como una definición de vida, para con nuestros gobernantes y nuestro país, se demostraba con una simplicidad asombrosa.

Mientras los diferentes gobiernos nos pedían solidaridad, esfuerzo, paciencia, todo lo que sabes. ¡Mientras la gran mayoría perdía sus negocios, su trabajo sus sueños! Nuestros gobernantes continuaron cobrando hasta el último centavo de sus sueldos, sus dietas, sin siquiera intentar entender lo que al que trabaja le estaba pasando. ¿Por qué? Porque NO gobiernan para nosotros, para los que trabajamos.

¿Pensaste alguna vez que, en una localidad pequeña como la nuestra, cuando te cruzas con un concejal, un político en la calle, vos deberías caminar erguido como un roble, a pesar de no tener casi fuerzas para seguir y el supuesto representante de todos debería pasar a tu lado con la cabeza gacha, lleno de vergüenza?

¿Sabés por qué no lo hace? Por impunidad. No gobiernan para nosotros, no gobiernan para los que nos esforzamos y no se lo hacemos saber. No les importa lo que nos pasa. Ellos igual reciben, indefectiblemente, no importa el estado económico, social de la ciudad, sus ingresos todos los meses.

Cuando un funcionario político de nuestra ciudad, te dice “estamos haciendo un esfuerzo enorme y cuidando el empleo”, y que el Estado está aportando tanto dinero para tal o cual cosa, ¿pensaste alguna vez, cuando te cruzas con ese funcionario, recordarle que el esfuerzo es nuestro, todo nuestro, de los que trabajamos?

Pensalo. Si esa es la realidad de nuestra pequeña ciudad, pensalo a nivel provincial, nacional… ¿Cómo te sentís?

“Estamos gobernados, sin distinción de color político, por una Banda de Saqueadores. La gran mayoría de ellos (los saqueadores que nos gobiernan), parásitos que nunca podría vivir de la actividad privada y a la vez mantener los privilegios que tienen y que los ha transformado en una casta superior, la verdadera elite de nuestro país”.

*Néstor Casal es titular de la empresa F&F Ingredients, cuando presidió la Cámara de Comercio Exterior del Centro de Comercio fue designado por esa entidad para representarla en el Directorio del Consorcio de Gestión del Puerto de San Pedro.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias