4 C
San Pedro
jueves, julio 29, 2021
spot_img

Más de cuatro mil consultas por los $ 180

La sede local de ANSES recibió en una semana miles de personas que se acercaron para acreditar su inclusión en el pago de asignación universal. El CIC también atiende desde ayer a los interesados. En diciembre deberían comenzar a cobrar.

Publicidad

 

Desde que se anunció el decreto a través del que el Estado pagará 180 pesos por cada hijo de desocupado o trabajador en negro, la población que se reconoce como posible beneficiaria no para de preguntar por todos los medios posibles si le corresponde o no.
Desde la semana pasada, la Unidad de Atención Integral (UDAI) de Anses local recibe a miles de personas que llegan hasta 25 de Mayo y Balcarce para despejar las dudas que generaron la comunicación del decreto y la falta de reglamentación que hizo que las autoridades no pudieran dar respuesta certera sobre algunos casos en particular.
Hasta el cierre de esta edición, unas cuatro mil personas pasaron por Anses para saber si estaban en la base de datos, si su situación particular la incluye como beneficiaria o cuáles son los pasos que debe seguir y la documentación que debe presentar para acceder al pago.

Publicidad

¿Me toca?
Las mayoría de las consultas recibidas en la sede local de la Administración Nacional de Seguridad Social obedecen a la duda sobre si la asignación le corresponde o no a quien se acerca a preguntar. La inclusión en otros planes sociales hace que mucha gente dude sobre si le toca o no este nuevo beneficio y cuáles son los pasos que debe cumplimentar para acceder a él.
De 7.00 a 16.00, Anses recibe a todo aquél que se acerque a sus oficinas. Les entrega un número y atiende personalmente las consultas. Por lo general, la mayoría de los que llegan hasta ese organismo van con la duda de si están en el sistema de la base de datos de Anses.
Si la respuesta es positiva, no deberán más que esperar a que en diciembre se anuncie el cronograma de pagos. Si no, deben cumplir con los requisitos y la documentación para quedar registrado y así acceder al cobro.
Los beneficiarios son los hijos de desocupados, trabajadores en negro, empleadas domésticas y monotributistas sociales, que cobrarán 180 pesos mensuales por cada hijo hasta un máximo de cinco, de los que el 80 por ciento se cobra directamente y el 20 restante será depositado en una cuenta a nombre del titular y podrá ser retirado una vez al año, cuando quede demostrado con la documentación correspondiente que el niño concurrió a la escuela y cumplió con el plan de vacunación.

Los que están en la base
Anses tiene una base de datos en la que figuran todos aquellos trabajadores regularizados y ya cobran salario familiar. A su vez, en ese registro están los que tienen algún plan social –Jefes y Jefas, Familia, PEC–; los que alguna vez trabajaron “en blanco” y perdieron el empleo o era temporario; los que cobraron fondo de desempleo; empleadas domésticas; y monotributistas sociales. Todos ellos, en la medida en que aparezcan en las listas que posee el organismo, están en condiciones de cobrar la asignación universal por hijo.
Quienes tienen dudas sobre su registro en esa base de datos, pueden acercarse a Anses para corroborarlo, como lo han hecho miles de personas hasta el momento. Aquellos cuyo grupo familiar no aparece registrado deberá llevar la documentación correspondiente, que consiste en la presentación de DNI y partidas de nacimiento de los hijos. De esa manera, el Estado ingresa a los que no están en su base de datos, quedando así en condiciones de cobrar. Lo mismo sucede con aquellos cuyos hijos no están incorporados.
Los datos más importantes para verificar son si la persona está en esa base de datos y si sus hijos aparecen inscriptos. Esta consulta puede hacerse personalmente en Anses, vía telefónica el número 130, en la página web anses.gob.ar y a través de mensajes de texto al 26737 con el siguiente formato: HIJOS(espacio)NUMERO DE DNI(espacio)SEXO (F ó M, según corresponda a femenino o masculino). El costo del sms es de $ 0.16 más impuestos y puede hacerse desde cualquiera de las tres empresas de telefonía móvil más importantes del país. En ese mismo número podrá consultarse, a partir del 25 de noviembre, vía mensaje de texto para saber cuándo y dónde cobrará la asignación. Los pagos comenzarán a realizarse desde el 1° de diciembre.
En el Centro Integrador Comunitario (CIC), ubicado en Javier Rivero y Casella, el Centro de Referencia del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación dispuso desde ayer la atención para las consultas sobre el tema. Por la mañana hubo una charla para unos cincuenta asistentes que entraron en conocimiento sobre si deben o no realizar algún trámite. De ellos, la mitad se quedó en el CIC para llenar planillas y dejar documentación que permita su registro en la base de datos de Anses. La atención en el CIC es de 9.00 a 13.00 hs.

Siguen las dudas
La falta de reglamentación hizo que haya muchas dudas respecto a la implementación. A eso se sumó la confusión respecto de lo que había que hacer según la fuente que se consultara, ya que Anses y el Centro de Referencia del Ministerio de Desarrollo Social manejaban informaciones disímiles. La complicación fue mayor cuando desde Nación llegó la orden de no dar entrevistas con la prensa.
Todo ello contribuyó a que Anses reciba miles y miles de consultas por parte de personas que estaban ingresados en el sistema porque ya tenían algún tipo de plan y que serán pasados directamente a través del sistema de ese organismo. También fueron muchas las consultas de aquellos que alguna vez fueron trabajadores formales y que quedaron desempleados o su trabajo es temporario y que están registrados en la base de datos y cobrarán.
De la misma manera, quienes reciben otras prestaciones también estaban en duda sobre si les correspondía cobrar o no. La información que circula oficialmente es que si la asignación universal por hijo es más conveniente que el otro beneficio que reciban –generalmente lo es–, automáticamente el sistema los traspasa de uno al otro.
Aquellos que nunca trabajaron en blanco ni recibieron ningún tipo de plan social deberán presentar DNI de madre, padre o tutor; DNI y partidas de nacimiento de los hijos.
Quienes tengan hijos con discapacidades deben presentar el certificado correspondiente. Por hijo discapacitado, la asignación es de 720 pesos mensuales.

Parece mucho
El número de consultas informado por Anses es muy importante y suena a demasiado. La tendencia obliga a pensar que de todas esas personas que fueron a ver si estaban registrados muchos no estén en condiciones de cumplir los requisitos para acceder al beneficio de la asignación universal por hijo. Sin embargo, según aseguraron desde la sede local del organismo de la Seguridad Social de la Nación, prácticamente todas las consultas fueron de gente que está registrada para cobrar o bien puede hacer el trámite para ingresar a la base de datos.
El número 4.000 es de por sí importante. Mucho más aún si se tiene en cuenta que las consultas particulares significan hijos por cada una. Si el promedio es de dos hijos por cada uno, estamos hablando de 8.000 menores de dieciocho años que no están recibiendo asignación familiar porque sus padres están desocupados o trabajan en negro.
El número es escalofriante para una ciudad que apenas supera los 70.000 habitantes, en un cálculo a ojo de cronista que espera el censo 2010. La aparición de cuatro mil personas en situación irregular de empleo en una semana es una situación que obliga a las autoridades municipales a poner la mira en la complicada situación de empleabilidad que esa aproximación arroja: un alto porcentaje de los sampedrinos no tiene trabajo o lo tiene en negro.
El Concejo Deliberante aprobó la creación de una Oficina de Empleo y Recursos Humanos, para que el Municipio disponga de la posibilidad de obtener datos, curriculums y gestionar una base de datos para aportar a las empresas que necesiten personal. La confesión realizada por el Municipio acerca de que no se conocen datos fehacientes sobre cuántos desempleados hay en San Pedro es preocupante. Más aún si se tiene en cuenta que el área de estadísticas no presenta datos desde 2007, que son aquellos con los que se maneja la Municipalidad a la hora de presentar cuestiones propias del desarrollo de las políticas públicas para la ciudad.
A su vez, ese número da un panorama acerca de cuánto dinero puede ingresar al circuito de consumo de la economía local a partir de diciembre. Suponiendo que pueden ser unas diez mil las asignaciones que se paguen, significará un millón ochocientos mil pesos por mes que circularán en San Pedro, especialmente en negocios de barrio y en casas que ofrecen en cuotas artículos a los que las familias beneficiarias no podrían acceder de otra manera.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias