29.7 C
San Pedro
lunes, marzo 8, 2021

Más de 140.000 kilómetros de “gestión” para el auto oficial

Durante 2013, el vehículo del Intendente Guacone gastó más de 80 mil pesos en combustible. A un promedio anual de 7,50 por litro, significan casi 11 mil litros de nafta Premium cargados en el Toyota Corolla con el que el Jefe Comunal viaja a La Plata y Buenos Aires para reunirse con funcionarios de los gobiernos nacional y provincial. El cálculo estima que viajó 314 veces, ida y vuelta. Es decir, todos los días de lunes a sábado.

Publicidad

 

El Intendente Pablo Guacone repite cada vez que puede que le “apasiona gestionar”. Por ello, viaja regularmente a La Plata y Buenos Aires, sedes de los gobiernos nacional y provincial, con quienes mantiene una relación política de pertenencia desde que decidió expulsar a los funcionarios que heredó de Mario Barbieri a mediados de 210.
El Concejo Deliberante trabaja en la Rendición de Cuentas 2013 y los números detallados de los gastos del Ejecutivo comienzan a aparecer, en medio del reclamo del cuerpo para que haya austeridad, “comisión asesora” incluida (ver página 2).
Si el propio gabinete le recomienda más presencia en la ciudad, los concejales que supieron ser oficialistas le pidieron que deje los famosos “viajes de gestión”. La oposición del Frente de Todos le cuestiona desde siempre que esas visitas no replican logros para la ciudad y ahora le cuentan las costillas al Intendente.
Durante la última sesión, el edil Mario Sánchez Negrete adelantó un análisis respecto del gasto en combustible del auto oficial y llamó la atención por la importante suma de dinero que el Estado local erogó por ese concepto, de acuerdo a los datos que obran en el sistema Rafam.
“No sé si este gasto en combustible se hizo sólo con ese auto, pero los números dicen eso”, señaló el edil, que disparó la suma de 81.317 pesos registrados para el Toyota Corolla dominio IAF 107 que utiliza el Intendente municipal.

Publicidad

Kilómetros y litros
Esos 81.317 pesos fueron gastados en “nafta súper, genérico, Energy 8.000”, de acuerdo al detalle del Rafam. Hubo algunas ocasiones en que se le cargó “Energy 5.000”, combustible de menor octanaje, calidad y precio. El tipo de naftas “Energy” pertenece a la marca Axion, es decir Esso, no YPF como corresponde a quienes celebran la reestatización de la compañía por parte del Gobierno Nacional.
El detalle de las imputaciones correspondientes a combustible comienza en febrero y termina en diciembre de 2013. Datos de la Secretaría de Energía de la Nación difundidos por la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina señalan que el año pasado la nafta Premium costaba 6,989 en enero y 9,29 al final, previo a la devaluación.
Si el promedio se calcula en unos 7,50 pesos por litro, el auto oficial del Intendente cargó alrededor de 10.842 litros, promedio. El Toyota Corolla municipal tiene un consumo de alrededor de 7,5 litros cada 100 kilómetros en ruta.
Ello significa unos 144.560 kilómetros para el auto oficial durante el año 2013. La distancia entre San Pedro y La Plata, por ejemplo, es de alrededor de 230 kilómetros; son 460 km ida y vuelta. Es decir que Guacone fue y volvió unas 314 veces. Es decir una vez al día de lunes a sábado cada semana del año, sin parar.
Los 144.560 kilómetros anuales son un promedio de más de 12.000 kilómetros por mes. 400 kilómetros por día, incluyendo domingos.
Un remisero que trabaja con viajes a Buenos Aires, La Plata y ciudades intermedias, precisó a La Opinión que “lo normal son 8 mil a 9 mil kilómetros por mes, laburando full time”. Aseguró que su promedio fue de 100 mil kilómetros por año en los últimos dos.
“Los remiseros usamos a GNC, porque con el ahorro de 20 mil kilómetros pagaste el equipo”, advirtieron. Los que suelen trabajar sólo en la ciudad aseguran que el promedio es de 300 kilómetros diarios.

Factura por factura
Las imputaciones del Rafam en combustible para el Toyota Corolla del Intendente fueron 40 durante 2013. Guacone tiene chofer, aunque a veces conduce él mismo el vehículo oficial. “Hay una fenomenal crisis por la falta de conducción del Intendente”, dijo Sánchez Negrete y se quejó: “No podemos seguir gastando combustible para que los funcionarios paseen por la ciudad en los autos oficiales”.
El promedio mensual del gasto del automóvil del Jefe Comunal es de 6.776,41. La primera factura no fue en enero sino en febrero y el 28, último día de ese mes. El monto fue elevado: 15.777,62.
Luego, en marzo, hay 22.114,87 para cinco imputaciones: una el seis, otra el siete, dos el ocho y una el 18 del mes. En abril fueron cuatro, por 5.435,22. En mayo, dos, por 5.505,48 pesos en total. En junio, julio y agosto fueron once facturas por 10.523,40, un promedio de 3.507 pesos por cada mes, poco más que la mitad del promedio mensual total del año. Se trata de los meses de la campaña electoral, en la que se lo vio más activo al Intendente en la ciudad, para acompañar a sus candidatos. Entre septiembre y octubre aparecen diez imputaciones, por 14.127,85pesos.
Para noviembre y diciembre hay seis facturas, la última el 27/12. Suman 3.719,45 en total.

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias