20.1 C
San Pedro
jueves, septiembre 23, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Los sin techo propio tendrán que esperar

El Concejo Deliberante aprobó hace meses dos proyectos que trataban registros en materia de viviendas. Uno, es para la emergencia habitacional, otro de inquilinos. Por ahora no avanzan.

spot_img

 

El 24 de Julio se envió desde el Legislativo al Intendente Barbieri, la Ordenanza N° 5.748, sobre la declaración de la emergencia habitacional. La misma alegaba que luego de haber entregado legítimamente más de 900 viviendas sociales, “la selección de beneficiarios deja saldo de insatisfechos en distintos estamentos y estratos de San Pedro.”
Uno de los objetivos más claros por parte de los creadores del proyecto (Facundo Vellón y Norma Atrip), es el de hacer lo más transparente posible el proceso de adjudicación. Para esto, se pretende la creación de una “Comisión multisectorial de adjudicación de viviendas” conformada por organizaciones no gubernamentales y sectores organizados con interés en la comunidad, en base a un listado prearmado con diez ONG.
Así, el Concejo declaró el estado de “Emergencia Habitacional a las personas y/o familias que no poseen a la fecha vivienda propia ni medios legítimos para procurársela y que estén radicadas con domicilio real constituido desde hace más de diez años en el Partido de San Pedro”. Lo más interesante, es además que se constituiría un Fondo especial para la Emergencia, integrado por programas para acceso a viviendas sociales.
La Comisión, según el artículo cuarto debía formarse dentro de los sesenta días y será competente para realizar tareas específicas junto al Ejecutivo en la designación de las casas y el orden de prioridad.

Publicidad

El registro de inquilinos
Los grupos familiares que alquilan viviendas, representan a una de las mayores partes de la sociedad sampedrina. Es por esto que, por iniciativa del Partido Justicialista, se elaboró un proyecto de resolución, a través del que se pretende realizar un registro de las personas que no pueden acceder a su casa propia, pero que tienen un ingreso como para afrontar los gastos de una cuota equivalente a un alquiler.
La idea, era poder ir paliando la situación de las familias postergadas al momento de la entrega de planes sociales, creando uno propio para este sector que demanda hace años pero no recibe nada. Con los datos reales, se propone un “Registro Habitacional de Inquilinos” que sería conveniente ante futuras medidas efectivas. Una vez que se tengan y procesen los datos, desde el proyecto se propone que el municipio ayude la organización de pequeños grupos en cooperativas o alguna figura legal similar, con el fin de incluir a las familias en programas creados especialmente o gestionados ante los organismos del Estado.
Para esto, se convocaría a las familias a través de los medios de prensa y anotarlos en un listado. Los requisitos serían los de “una residencia mínima en el Partido de San Pedro de 5 años de antigüedad y una continuidad como inquilino no menor de 2 años”, según reza la Resolución.

Avances reales
Partamos desde la base de que los dos proyectos fueron presentados con diferentes modalidades. El primero (emergencia habitacional), es una Ordenanza. El término tiene origen en la palabra Orden, por lo que este tipo de proyectos son de carácter imperativo, o sea que se deben cumplir. En el segundo caso (inquilinos), se trata de un proyecto de resolución, por lo que no hay una obligación en su desarrollo. Sin embargo, el Secretario de Coordinación y Planificación de Gestión, Dr. Facundo Vellón comentó a La Opinión Semanario que los proyectos han sido analizados. Por un lado el segundo está siendo estudiado por las áreas que dirigen el Arquitecto Flavio Peiró (Dirección de Viviendas y Escuelas) y Marta Perret (Secretaría de Desarrollo Humano) con la finalidad de observar si lo que solicita el Concejo Deliberante es viable de realizar y realimente puede servir para un trabajo posterior. En el primer caso, quedó en la nada. “No nos pareció hacerlo para no crear falsas expectativas” explicó el Secretario. La realidad, es que ambos trabajos podrían realizarse con la finalidad de saber cual es la realidad por la que atraviesa la mayoría de los sampedrinos. Además, en base a ellos, se podrían gestionar nuevos planes de vivienda, porque los datos avalarían los pedidos y demostrarían la necesidad.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias