14 C
San Pedro
sábado, julio 24, 2021
spot_img

Los productores y los rurales intentan acercar posiciones

Alrededor del 20 comenzará el período más fuerte de cosecha de naranjas en la zona y el sindicato que reúne a los trabajadores rurales ha solicitado un aumento que lleve de 32 a 45 pesos el jornal. Hasta ahora se han cruzado notas sin acuerdo y los productores dicen que cada vez son menos los que se arriesgan, con costos que no llegan a cubrir. La Secretaría de Producción convoca hoy a una reunión para definir una propuesta de cancelación para la deuda generada con el Plan de Reactivación Frutícola.

Publicidad

 

Esta semana debería quedar definido el valor de referencia para el jornal que se pagará durante la próxima campaña de cítricos. Desde hace quince días UATRE y CAPROEM vienen cruzando notas para avanzar en una negociación que como siempre no tendrá su conclusión hasta que llegue un momento crítico.
La semana pasada se conoció, en los primeros días, la solicitud de UATRE pidiendo que el jornal se eleve de 32 a 45 pesos de bolsillo para cada trabajador. Las consideraciones hechas en la solicitud apuntaban fundamentalmente a la realidad de los trabajadores en general con un poder de compra reducido considerablemente como consecuencia de la inflación.
La respuesta de la Cámara de Productores fue negativa pero con una serie de elementos que plantean la situación del sector en el umbral de una temporada en la que todos saben que no se presentan las mejores condiciones.
Dice CAPROEM en su respuesta que el sector frutícola está atravesando grandes dificultades y que se está en pleno contacto con los gobiernos provincial y municipal para intentar encontrar una solución al problema.
El sector hoy está marcado por una pobre rentabilidad y se nota claramente que hay una tendencia a dejar de lado el tipo de producción. En la nota se remarca que esto queda en evidencia “ante la constante reducción de la superficie dedicada la actividad”.
Dicen desde la Cámara que desde el 2002 a la fecha “nuestros productos no tuvieron prácticamente aumentos de precio en las ventas. A modo de ejemplo cabe remarcar que un cajón de naranjas en 2002 se vendía a $ 6.66 y en la campaña 2005 se vendió a
$ 7.92 lo que significa apenas un aumento del 15% (fuente índices oficiales y públicos del Mercado Central de Liniers”).
También puede tomarse como justificación que en los mercados internacionales los precios sólo sufrieron pequeñas alteraciones tanto hacia arriba como hacia abajo.
“Un jornal de cosecha con ocho horas de trabajo diario, en el año 2002 le costaba al productor $ 18 y cuesta $ 32, lo que significa un aumento del 80% en pesos. Si consideramos estos valores en dólares para tener referencia de acuerdo a los costos de la exportación, el aumento llega al 100%.
UATRE recibió la respuesta y espera que en una mesa, como ocurrió el año pasado pero sin llegar a anunciar un paro de actividades, se encuentre una solución.
Fuentes de la Cámara han dicho que en la reunión de anoche iba a buscarse alguna salida y que es imposible dar conformidad a la propuesta en esos números.
“El acuerdo debería rondar los 40 pesos dicen”, aunque hay posturas encontradas.
Los reclamos salariales de sectores laborales similares siguen a la orden del día y hay negociaciones abiertas entre los portuarios, estibadores, embaladores y choferes, entre otros.

Publicidad

Cancelación de deudas
Esta noche a las 20 en la Secretaría de Producción y Turismo tendrá lugar una reunión para intentar definir una posición que agrupe a la mayor cantidad de productores posibles, aceptando alguna de las propuestas realizadas por el Ministerio de Asuntos Agrarios para cancelar el crédito otorgado en 2003.
Con los jefes de los grupos que tomaron los créditos por un total de 2 millones de pesos se intentará definir un modo de pago. Hay dos propuestas de la Provincia para recuperar el alto porcentaje de dinero que se prestó y no fue devuelto y en ambos casos se quitan los intereses pero sí se reclama totalmente la deuda de capital.
Los que pagaron algunas cuotas e intereses, deberían pagar la deuda vencida sólo abonando el capital y este monto se reduce al considerarse lo pagado en concepto de intereses como parte del monto prestado. Si lo aceptan deberían entregar un cheque antes del viernes próximo (12 de Mayo) con fecha de cobro 30 de Septiembre de este año. La opción restante plantea un acuerdo a “valor producto” de acuerdo a montos predeterminados cuando se tomó el crédito. Para esto, una bandeja de durazno equivale a $10.89 y un cajón de naranjas a $ 6.65. Con estas unidades de cálculo se les ofrece pagar lo adeudado (sólo capital) en cheques que se deben entregar el viernes, pero con fechas 30/9 de 2006 y 28/2 y 30/9 de 2007.
Los productores deberán analizar estas propuestas y en caso de querer evitar las acciones que se anunciaron ante la falta de pago, elegir alguna opción. El Plan de Reactivación al igual que el Caminos de la Producción fueron respuestas estatales ante crisis del sector que siempre se plantearon como créditos pero a poco de comenzar a recorrer su camino, encontraron planteos de los productores para que sean tomadas como subsidios o créditos sin intereses.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias