10.3 C
San Pedro
martes, mayo 17, 2022
- Publicidad -
- Publicidad -

Los números de asignaciones, pensiones y jubilaciones que liquida Anses

Entre 2015 y 2019 se sumaron 1258 jubilados al sistema previsional mientras que en el mismo período la Asignación Universal por Hijo que liquida el organismo pasó de 2970 familias beneficiarias a 3689. El dinero que se vuelca a la economía local representa un volumen que supera los 140 millones a los que hay que sumarles los salarios de los hijos de trabajadores registrados y planes Progresar.

 

Entre comentarios y conjeturas, el dinero que liquida mensualmente la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) en el partido de San Pedro tiene cifras concretas. La titular del organismo, Mónica Ortega,  respondió a la solicitud de La Opinión para establecer un comparativo entre los informes brindados en 2015 y 2019. De allí se desprende a valores mínimos calculados el volumen del impacto que tiene en la economía local el dinero que circula cada mes sin tomar en cuenta extras, bonificaciones especiales o aguinaldos.

Publicidad

En 2015, los jubilados eran 10.421 y por entonces la mínima se había establecido en 4.300 pesos, unos 321 dólares. 2019 los encuentra con un haber mínimo de 9.309 pesos, 251 dólares a la cotización del pasado viernes. Más del doble en moneda nacional y 70 billetes menos de la divisa norteamericana. Los pasivos, no tan “pasivos” porque muchos de ellos deben seguir trabajando, suman hoy 11.679 que multiplicados por la mínima (cada caja es un monto distinto) representan mensualmente 108.719.000 millones de pesos. Además,  hay que tener en cuenta que quienes aportaron a la caja provincial pertenecen al Instituto de Previsión Social (IPS), por lo que no están contemplados en este cálculo.

A ellos hay que sumarles los pensionados que a diciembre para la presente liquidación son 2.299 y perciben como compensación 7.447 pesos al mes, un volumen de 17.120.600. Son 201 dólares, 50 menos que un trabajador que aportó 30 años y participa del sistema solidario con aquellos que no estuvieron en el mercado formal o tienen algún impedimento físico que los haya dejado librados a su suerte.

Para los chicos y los jóvenes

La Asignación Universal por Hijo (AUH)  liquida hoy el equivalente a 6.717 menores que reciben el beneficio que están autorizadas a cobrar 3.689 madres o jefes de familia. En 2015, los grupos familiares que percibían este subsidio eran 2.970; a diciembre de 2018 se han incorporado 719. Por este concepto se liquidan 1452,80 por cada niño a los que cada fin de año en caso de cumplir con el cronograma de vacunación y el certificado de escolaridad se les compensa con un 20% acumulado durante los doce meses. La AUH aporta mensualmente al circuito local unos 9.758.500 pesos. Sólo con estas cifras se arriba a un circulante que representa los 140 millones consignados en este resumen. Desde marzo los beneficiarios de AUH pasarán a cobrar 2.033 pesos de acuerdo a la fórmula de incremento que se aplica en base al aumento del índice de precios al consumidor que publica la Cámara de Diputados de la Nación. Desde ese mes serán 13.655.660 pesos los que se vuelquen al mercado.

No son estas las únicas liquidaciones porque hay que sumarles las 6.100 asignaciones familiares que se abonan a los trabajadores en relación de dependencia y tienen una base de 3.237 pesos por hijo a cargo. Importan otros 19.745.000 pesos que van con los sueldos de su padre, madre o tutor.

Luego están los 153 subsidios vigentes por embarazo y las 697 becas del Plan Progresar que está destinado a jóvenes de entre 18 y 24 años que deben terminar sus estudios. En este caso y depende el nivel donde se curse tienen una base de 1.600 pesos y un tope de 4.900 que se toman en concepto de beca de acuerdo al nivel de carrera que se elija y certifique. Para acceder hay que inscribirse y cumplir una serie de requisitos como el que indica que el grupo familiar no puede tener ingresos superiores a los tres sueldos mínimos, a valores de hoy, unos 32.000 pesos. Los beneficiarios en 2015 eran 1.335 y percibían 900 pesos por mes, 638 más que los actuales pero con otro mecanismo de control.  Tomando como base el mínimo de las becas, representan 1.115.000 pesos más que se vuelcan al consumo local.

En el rubro préstamos que se han otorgado bajo el programa Argenta, Ortega informó que ya llevan 750 acreditados en las cuentas de los beneficiarios con montos que van desde los 5.000 a los 60.000 pesos con los que la clase pasiva puede evitar requisitos que exigen bancos o los altos intereses de las financieras.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias