20.8 C
San Pedro
martes, enero 19, 2021

Los jóvenes agredidos en Santa Lucía contaron cómo sucedió el episodio y permanecen con custodia policial

Mariano, una de las víctimas de una golpiza que le propinaron a él y a su pareja dos vecinos contó cómo se originó el conflicto que desencadenó en la agresión. Comenzó en un maxikiosco del barrio donde viven y tienen una cuenta que sumaba 3000 pesos. Luego de que les prohibieran la entrada al comercio, el propietario y su yerno los increparon en su vivienda. "Entraron en mi casa y desde ahí empezaron con el puto de mierda, los vamos a callar, putos del orto, trolos", explicó el joven de 27 años.

Publicidad

 

Este sábado en el programa de radio Sin Galera, uno de los dos jóvenes agredidos físicamente el viernes en Santa Lucía relató cómo sucedieron los hechos que desencadenó una cuenta que tienen en el maxikiosco del barrio. Uno de ellos, terminó hospitalizado. 

Publicidad

"Mi pareja decide ir a un negocio a comprar chocolates y se genera un discusión con la hija del dueño por una factura impaga a nuestro nombre", contó uno de ellos, en relación a una cuenta que tienen en el maxikiosco que queda a pocos metros de su casa, cuyo monto sumaba alrededor de 3 mil pesos. 

Según su relato, la empleada del lugar, que es amiga de la pareja, le dijo que no podían ingresar más por orden de los propietarios, lo que generó una discusión que derivó en la agresión ocurrida en la vivienda de los jóvenes minutos más tarde. 

"Mi pareja regresa y me cuenta toda la situación. No terminó de hablar que estacionó un auto en la puerta de mi casa, y estas dos personas (el dueño del comercio y su yerno) se meten adentro con un odio que jamás en 27 años vi. Nos quieren pegar, le pegan más a mi pareja, que atina a correr al perro y ahí lo tiran al piso y le pegan patadas", indicó Mariano. 

"Es una cuenta de 3000 pesos que se la íbamos a pagar, les dijimos que nos bancaran un poquito, porque por todo esto de la pandemia no trabajamos como antes", dijeron los jóvenes que tienen una peluquería y que se mostraron sorprendidos por la situación: "Estamos en 2020. Entraron a mi casa y desde ahí empezaron con el 'puto de mierda', 'los vamos a callar', 'putos del orto', 'trolos'". 

Por último, agradecieron al personal de la Comisaría de la Mujer que los asistió y a la comunidad LGTB que además de acompañarlos repudiaron el acto homofóbico. "A partir del lunes la Fiscalía va a emitir las perimetrales. Estamos con custodia policial y es una locura. Que pase en un pueblo como este donde nos conocemos todos, es muy triste", finalizó Mariano.

La causa penal recayó en la Fiscalía N° 11 de Viviana Ramos que es la que tiene a cargo la investigación del caso en procura de esclarecerlo.

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias