10.6 C
San Pedro
miércoles, septiembre 22, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Los familiares de Karen exigen justicia

La semana pasada hubo una marcha pidiendo justicia por la muerte de Karen Fernández. Los familiares creen que puede haber ocurrido algo más.

spot_img

 

En Baradero todavía no se puede digerir la absurda muerte de Karen Fernández, una menor de 12 años que presuntamente fue atacada por dos perros que le provocaron la muerte en el acto.
El pasado Jueves por la tarde se realizó una marcha pidiendo justicia por la menor. Participaron familiares, amigos, vecinos de la víctima y ciudadanos de Baradero en apoyo a la causa. La movilización partió desde la Escuela 26, establecimiento al que concurría la joven y culminó en el palacio Municipal, donde aguardaban el Intendente Carossi junto a otras autoridades.
En el lugar se vivieron momentos de profundo dolor y angustia ya que las personas exigen justicia. Entre los carteles presentes se observaron varias leyendas como: “Castigo para todos los responsables”, “Basta de impunidad”, “Ayudemos a hacer justicia”. Es que el entorno de la menor se niega a creer que la muerte haya sido provocada solamente por los perros. Entienden que podría haber ocurrido otra cosa, pero todavía no está muy claro.
A pesar del reclamo, el Fiscal Martín Mariezcurrena dejó en claro que para la investigación no hay más hipótesis, la muerte de Karen Fernández obedeció a una letal mordedura aplicada en el cuello a la altura de la nuca. De todos modos el magistrado informó que hubo otros allanamientos buscando otro perro que bien podría haber participado del ataque pero los resultados fueron negativos.

Publicidad

“Nosotros también estamos destruidos”
Daniel “El Negro” Lescano, un reconocido jugador de fútbol que actualmente milita en Sportivo Baradero, es hermano de José Luis, el hombre de 40 años propietario de los perros. “Imagínense como estamos nosotros, acá hubo una muerte y lo sentimos un montón. Mis viejos son personas mayores y están sufriendo mucho, la verdad que la familia nunca pensó que algo como esto nos podía pasar”, explicó Lescano.
“Mi hermano es una persona que siempre trabajó de albañil, pero por algunas cositas que hizo estaba cumpliendo arresto domiciliario y por eso había puesto un kiosco. Está casado y tiene dos hijos, un varón de 17 y una mujer de 15”, destacó el deportista.
“Hace como tres años que tiene los perros me parece, pero los utilizaba como mascotas, tengo entendido que esa noche escuchó ruidos y los largó porque pensaba que le robaban la moto”, contó Daniel Lescano.
José Luis Lezcano, poseía una orden de detención por parte del Tribunal Criminal Nº 1 y no se había cumplido. Fuentes confiables informaron que siempre las detenciones eran infructuosas, todas vinculadas a sus conexiones con el tema drogas. Posee varias causas en el fuero federal, también en el tribunal y en las mismas fiscalías, pero curiosamente, nunca estuvo detenido.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias