20.6 C
San Pedro
domingo, mayo 16, 2021

Los dueños evitaron el robo en su local

Las heroicas mujeres detuvieron a otras dos que se habían apoderado de diferentes elementos de lencería. Se trató de dos jóvenes de 15 y 19 años, pero quedaron libres enseguida.

Publicidad

 

Cansada de los constantes robos y faltante de productos, la dueña y las empleadas de un comercio céntrico de la ciudad abortaron las intenciones de otras dos mujeres que habían ingresado al local simulando una compra para llevarse diferentes elementos de lencería.
Grande fue la sorpresa cuando detectaron que algunas de las prendas solicitadas ya no estaban. Fue allí cuando se produjo la reacción de las comerciantes quienes enfrentaron a las jóvenes “mecheras” logrando evitar que lleven adelante su cometido con mucho valor y coraje, hasta arriesgándose a que la situación pase a mayores. La propia dueña del local aseguró estar harta de estas situaciones. “No voy a permitir que dos desfachatadas hagan lo que quieran, no es la primera vez que me roban así y estoy cansada”, dijo.
Esta actitud hizo que minutos después las dos mujeres fueran detenidas por la policía caratulándose el hecho como intento de robo. Así lograron recuperar su libertad a las pocas horas ya que el robo no llegó a perpetrarse.

Publicidad

Mujeres coraje
El hecho se produjo el jueves de la semana pasada a las 10.30 horas aproximadamente, en la tienda “Chico”, ubicada en Mitre y Alvarado (el mismo que le presta candados a los clientes para que aten las bicicletas). Las dos mujeres de 15 y 19 años ingresaron fingiendo adquirir elementos de lencería y solicitando poder probarse varios modelos de corpiños. Mientras se encontraban en el probador, la empleada identificó a una de las mujeres porque antes ya les había sucedido algo similar y prestó atención a sus movimientos. Efectivamente cuando la menor de las mujeres salió del probador faltaban algunas prendas, por tal motivo las responsables del comercio exigieron que devolviera las ropas pero la mujer se negó. Mientras tanto, la propietaria cerró la puerta de ingreso al local para evitar que las mujeres escaparan aunque en algún momento intentaron escapar.
Las heroicas mujeres, exigieron a la menor que devolviera las prendas, y tras discutir con la empleada y hasta mostrar un arma blanca en la cintura, se le advirtió un corpiño guardado en la botamanga del pantalón. En ese lapso llamaron a la policía que arribó rápidamente y detuvo a las dos mujeres que por los datos brindados no era la primera vez que actuaban de esta manera. Es más, cuando la policía las revisó, a la mayor de 19 años también se le detectó un arma blanca entre sus ropas.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias