19.8 C
San Pedro
miércoles, mayo 12, 2021

“A lo mejor el que molestaba era yo”

La Jefatura Departamental aún no lo confirmó pero el propio Capitán José Pedersoli le confirmó a La Opinión que su relevo es firme. El desgaste de la relación con el gobierno municipal, la suma de quejas y una sensación de inseguridad creciente promovieron esta decisión pocos días después de la designación de un nuevo titular en la región. Es probable que tanto el Capitán Peralta como el Capitán Ortega corran el mismo destino. Pedersoli pasará a la división investigaciones de delitos rurales en Pergamino y a San Pedro llegará un jefe policial del Gran Buenos Aires o alguien que ya pasó por aquí.

Publicidad

 

“Algo se rompió en el camino. Se cortó la relación e indudablemente le quitaron el apoyo”. Así describió la situación con pocas palabras y cierta incomodidad por recibir la consulta, una fuente calificada en materia de seguridad en la región.
Pedersoli esta afuera de San Pedro y no con un ascenso sino con un relevo, algo muy distinto a lo que muchos pensaban cuando la semana pasada tras la llegada de un nuevo Jefe Departamental, se sugirió la Comisionado Victoria Huck intentaría llevárselo a La Plata.
El nuevo Jefe Departamental, Eduardo Schawb no quiere tener problemas con los Intendentes y manifestó su deseo de “hacer su voluntad” en la medida de las posibilidades. La semana pasada, después de una desprolija convocatoria en la que funcionarios del Ministerio de Seguridad vinieron una vez más a hablar de lo que se debería hacer pero no logran concretar, el Intendente fue categórico: “No tengo nada nuevo para anunciar”. Se suman declamaciones de buenas intenciones y en forma recurrente planteos con relación a la necesidad de que la intervención de la Justicia sea diferente. En ese sentido, Barbieri está enviando en horas al HCD la convalidación del convenio para la creación de la Fiscalía de San Pedro. Algo que puede ayudar pero que forma parte de la multiplicidad de factores que tienen que conjugarse.
En ese aspecto, Pedersoli comenzó a salirse de cuadro. Dijo varias veces que no podía responder por sí mismo si no contaba con un equipo ordenado y disciplinado. En esta falta de unidad de la fuerza, algunos comenzaron a ver obstáculos y esto sumado a otros entretelones demasiado sensibles como para volcarlos en una crónica escrita al cierre de esta edición, terminaron por convertir la salida de Pedersoli en algo irreversible.

Publicidad

“Estoy bien, pero…”
Ayer a la mañana, caminaba por el Paseo Público y con su celular le pasaba la novedad a algunos allegados. “Me voy a Pergamino, mi familia me lo pide y me necesita allá. Me faltan tres años para jubilarme y está todo bien. Igualmente no me lo esperaba de esa manera”. Unas horas después en declaraciones a La Radio, Pedersoli evitó descender a los detalles de este relevo que lo colocará en las próximas horas en la Dirección de Investigaciones de Delitos Rurales de Pergamino.
Repitió que sólo no puede y de todos sus colaboradores distinguió enfáticamente al Capitán Ortega por haber desempeñado un gran trabajo en el control de la zona rural de San Pedro. No opinó sobre Peralta, a cargo de la Comisaría, pero algunos dicen que debería correr la misma suerte que Pedersoli.
A dos años de haber llegado a San Pedro y después de haber transitado una relación muy cordial con las autoridades políticas, nadie desde la Municipalidad llamó para pedir que “lo dejen”. Dicen que tampoco nadie pidió que se vaya, pero eso no lo creen todos.
“Algunos se pondrán contentos con la noticia” reconoció Pedersoli ayer, rematando su comentario con una frase preocupante para los sampedrinos: “Los que piensen que resolver los problemas de seguridad en San Pedro es tan simple como cambiar a un comisario se equivocan”.
En la Municipalidad nadie habló del tema y el propio Intendente sostuvo públicamente una posición distante del movimiento en la comisaría aunque recordó en una nota televisiva del viernes pasado en el programa de César Rotundo, que su gobierno hace grandes aportes a la seguridad colaborando con la Provincia que debería ser la principal responsable.
Hay mucho más entrelíneas que lo que se puede escribir, pero sin haber podido dominar el problema de la minoridad (nadie lo ha hecho) y con un hecho saliente como el episodio en el que dos policías quedaron procesados por la muerte de un menor un procedimiento, Pedersoli, deja San Pedro.
Para reemplazarlo y nombrar a sus colaboradores, se menciona a titulares de comisarías en el Gran Buenos Aires. Cacho o Alvarez, son apellidos que podrían convertirse en familiares. También surgió el nombre de Pedro Biaín y hasta se comenta que después de la propuesta hecha por el Jefe Departamental al Intendente para que sea el gobierno comunal el que haga sus sugerencias, habrían intentado convencerlo al Capitán Agüero quien colaboró en la gestión de Guillermo Britos. Es un rumor, no confirmado. Tan poco confirmado como ese otro comentario que circula destacando que si San Pedro hubiese adherido a la policía comunal de Solá y Arslanián, tendríamos más medios y menos problemas. Rumores…sólo rumores.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias