13.3 C
San Pedro
martes, septiembre 28, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Llevar nuestra basura puede costar más de un millón

La deposición de residuos en San Nicolás podría costarle a San Pedro más de un millón y medio de pesos por año. Todo el manejo de la basura podría llevarse 7.5 millones anuales y el 18% del presupuesto.

 

Dicen los estudiosos del tema, que la cantidad de basura que produce una sociedad, es proporcional a la riqueza de la misma. Y decididamente debe serlo, porque hacerse cargo del costo del manejo de la basura, no es por cierto nada económico.
El debate de los últimos tiempos al respecto del nefasto basural a cielo abierto de San Pedro, como así también el embate por parte de la Provincia de Buenos Aires para erradicar todos los vertederos de basura de ese tipo y el juicio que abona la municipalidad por este tema, han precipitado la decisión del Intendente Mario Barbieri de resolver cuanto antes esta cuestión.
“La Opinión Semanario” anticipaba la semana pasada el proyecto de los Municipios de Baradero, San Pedro, Ramallo y San Nicolás, de regionalizar el tratamiento de los residuos orgánicos en esta última ciudad, en donde ya se encuentra funcionando un relleno sanitario (la alternativa más en boga para reemplazar a los basurales a cielo abierto).
Mientras que durante la tarde de ayer los jefes comunales de las cuatro ciudades se reunieron para seguir avanzando con la iniciativa, “La Opinión” intentó comenzar a desmenuzar el costo que tendrá para San Pedro, resolver el problema de la basura.

Publicidad

El camino de la basura
Según el análisis de la Secretaría de Obras Públicas, en San Pedro se produce diariamente un promedio de 750 gramos de basura por persona, de los cuales la mayor parte corresponden a residuos orgánicos.
Hoy en día, esa basura tiene un recorrido relativamente “simple y económico”. Todos los residuos son recolectados en la puerta de su casa por la empresa ASHIRA, y los mismos son vertidos en el ya enorme basural a cielo abierto de “La Tosquera”, en donde el fuego, las máquinas y el tiempo se ocupan de los mismos (con resultados nefastos en materia ambiental).
Todo esto por un costo de alrededor de $ 240.000 para pagarle a Ashira (que incluye también el barrido de las calles) y de $ 25.000 para el “mantenimiento” del basural. Eso nos da un total neto de cerca de $ 265.000 mensuales por todo el sistema. Es decir $3.180.000 anuales, o $ 0,20 por kilo de basura arrojada. “Una verdadera bicoca”.
Pero hacer las cosas bien, tiene otro precio. Y San Pedro necesariamente debe comenzar a hacer “las cosas bien” en un futuro próximo.
Esencialmente el nuevo sistema girará en torno a un relleno sanitario, y en este momento son dos las alternativas que se manejan desde el ejecutivo. Por un lado contratar los servicios del relleno de San Nicolás y por otro crear un “consorcio regional”, con un relleno propio en el que se depositen además de nuestros residuos, los de Baradero y Ramallo.
Tanto desde la Secretaría de Obras Públicas como desde la Empresa Azcoitía y Cía. S.R.L. (responsable del relleno en San Nicolás), coincidieron con que la alternativa nicoleña es la más rápida y económica y además resolvería un problema de escala (la cantidad de residuos necesarios para que el relleno no sea excesivamente costoso) para todas las localidades.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias