15.8 C
San Pedro
martes, mayo 17, 2022
- Publicidad -
- Publicidad -

La escuela de música Caacupé que alentaba el Papa Francisco

De la mano de la Escuela de Música de la Villa 21 14 de Barracas arribaron a San Pedro los jóvenes músicos que se congregan en torno al trabajo misional del que participaba Jorge Bergoglio junto al reconocido "Padre Pepe". Actuaron ayer en el Salón Dorado de la Municipalidad y mañana en el Paseo Público. En la mañana del Sábado uno de los profesores cerró el programa Sin Galera con su acordeón y contó parte de la historia de los chicos que abandonaron el paco para sumarse a esta orquesta.

 

El omnibus que traía a los chicos de la banda de la parroquia Virgen de los Milagros Caacupé sufrió demoras en el desvío del puente del Río Areco sobre ruta 9. No pudieron llegar al programa que por Apa conduce Lilí Berardi, sin embargo uno de los profesores que había arribado con anticipación se presentó con su acordeón y contó parte de la historia de acercamiento de la musica a la villa 21 14 de Barracas.

Publicidad

Federico Aguilar tiene 29 años y desde hace cinco comparte su saber y pasión con los chicos del barrio en que el los sacerdotes intentan contenerlos y alejarlos del paco. Allí el conocido "Padre Pepe" recibió severas amenazas que obligaron a su desplazamiento; en ese mismo lugar hasta hace poco más de dos años la presencia del ahora Papa Francisco era habitual. "Me lo encontraba en el colectivo con su bolsito", recordó el profesor de música que llegó al lugar con repetorios que iban de Mozart a Bach y hoy interpreta varios instrumentos propios de los paises desde donde provienen las familias que habitan en esa zona.

"Al principio me encantó la idea de ir a ayudar y después me di cuenta de que lo importante era compartir", sostuvo tras el rekati que incluyó el momento en el que en el barrio supueron que Jorge Bergoglio se habia transformado en el Sumo Pontífice. "Fue como una final Argentina Brasil", indicó.

La tarea de los profesores que pertenecen a la la universidad suma ahora más de ochenta niños y adolescentes que en muchos casos estaban marginados por el consumo de paco. 

"Nos dijeron que se suspendió lo de mañana", dijo con decepción Federico al enterarse de la decisión de suspender actividades por el mal clima adoptada ayer por el municpio motivo por el que sólo iban a actuar en el Salón Dorado Muncipal, hoy a las 18.30 horas. Sin embargo la Dirección de Cultura anunció en el mismo programa radial que se reanudaba la programación para el domingo en el Paseo Público. "Qué suerte porque los chicos estaban re entusiasmados por tocar", remató el invitado y reportó que pasarán la noche en una de las capillas de la zona de barrancas. Por último agregó que sería un sueño tocar cuando el Papa arribe a la Argentina.

La escuela de música que cuenta con la dirección de Santiago Pusso anhela transformarse en un establecimiento con títulos oficiales. "Propuse a los sacerdotes, en 2007, armar una infraestructura que permitiera enseñar música, porque cuando yo iba a ayudar con apoyo escolar en una de las capillas veía el interés de los chicos", dijo el director de coro y uno de los fundadores de Basta de Demoler, organización de la que ahora es vicepresidente, al diario La Nación en una nota en la que describían las actividades que desarrollan.

"Con algunos compañeros del Instituto Universitario Nacional de Arte (IUNA) quisimos ir a dar un concierto a la villa porque pensamos que esa gente no tenía acceso al mismo tipo de música o instrumentos que nosotros, pero nos llevamos la sorpresa de que sí conocían y sabían música", explicó Rodrigo Martínez, alumno de cuarto año de licenciatura en piano y que también es docente voluntario de la escuelita de Caacupé,

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias