25.6 C
San Pedro
jueves, abril 22, 2021

Llegó el tarifazo del gas y se multiplican las quejas

Las familias comenzaron a recibir las facturas de gas con aumento y la sorpresa fue ingrata. Los incrementos anunciados el mes pasado van del 70 al 300 por ciento y, como en el caso de la luz, los que menos consumen sufren una suba mayor sin conocer que pueden acceder a la tarifa social que comprende a jubilados, monotributistas, empleadas domésticas y personal que no lleguen a percibir el monto de dos haberes mínimos o los descuentos por menor consumo respecto del año 2015. En relación al bimestre pasado, hay casas que pasaron a pagar hasta un 1000 por ciento más.

Publicidad

 

El Jefe de Gabinete de Mauricio Macri, Marcos Peña, agradeció “la comprensión” de la población ante los aumentos de tarifas aplicados. En la calle, tras la recepción de las facturas de gas, la gente no pareciera “comprender” las medidas que en un santiamén quitaron los subsidios que hasta diciembre no distinguían clases sociales ni consumos porque para comprender a la gestión anterior sólo hacía falta un buen relato en cadena nacional. Ahora las maldiciones de los usuarios recuerdan a madres, abuelas, hermanas y madrinas de todos los que tomaron y toman decisiones después de mirar la boleta, abrir la billetera y entender que no pueden pagar por lo que consumen y costear la puesta en marcha de obras que permitan incorporar el caudal energético que el país perdió exponencialmente en Latinoamérica.

Publicidad

Las facturas en relación con el bimestre anterior muestran altísimas diferencias,y aunque la comparación debe hacerse con el mismo período del año pasado, es difícil conformarse con dividir por 60 días el importe final y consolarse diciendo “es más barato que el cable o el cigarrillo”.

El aumento fue anunciado a principios de abril y va del 70 al 316 por ciento, según el consumo. Al igual que sucedió con el servicio de electricidad,los que menos gastaban más porcentaje de incremento sufrirán. El 70 por ciento de los usuarios do- miciliarios del país pasaron a pagar, con las nuevas tarifas, entre un 250 y un 316 por ciento más.

Llovieron las quejas

Desde el domingo, las familias sampedrinas están recibiendo en sus hogares las facturas con el incremento en el precio del metrocúbico, unidad de medida para calcular el consumo. Las diferencias respecto de la factura anterior son muy importantes. El tarifazo dispuesto se hizo sentir entre los usuarios, que sorprendidos comenzaron a elevar sus quejas.

La Opinión y Sin Galera comenzaron a recibir mensajes, con ejemplos concretos que dan cuenta de que el salto de un bimestre a otro supera incluso al injusto sistema de distribución de gas envasado que siempre castigó a las familias con menos acceso a los servicios. Luego,otros empezaron a hilar no y a comparar, como corresponde, con el mismo bimestre del año pasado.La sorpresa siguió siendo importante, porque así es el aumento.

Ayer martes, una gran cantidad de vecinos comenzó a llegar desde temprano a las o cinas de Litoral Gas para reclamar, aunque en general la respuesta que recibieron es que deben pagar lo que dice la factura, ya que así está dispuesto por el Gobierno nacional,que autorizó los incrementos.No ofrecen demasiados detalles sobre la posibilidad de encuadrar en la tarifa social o acceder al pago en plazos que se ha ofrecido como paliativo.

“Me vino muchísimo aumento, de 67 pesos que pagábamos vino de 600 pesos.AhoraapelearconLitoralGas para que nos bajen,mi vieja es jubilada y no lo podemos pagar, con un solo calefactor y una cocina”, dijo una vecina en las puertas de las o cinas.

“Me vino 330 pesos, me sacaron el subsidio, hace tres meses que no cobro, tengo un calefactor chiquito, no cocino,no lo puedo pagar”,señaló otra antes de entrar.

Detrás suyo, una mujer dijo que no iba a quejarse “para nada” y aseguró: “Yo lo pago con gusto al gas”. En consonancia, un usuario comentó: “Cuando pagaban 50 pesos el bimestre,noveíacomentariosquepagaban poco”. Mientras se trataba el tema en la edición de la tarde de La Agenda de los Medios el lunes, se comunicó el quien para señalar que quien recibió una factura de 700 pesos debe analizar que paga $ 12 por día.

“Me vino 2400 y pagaba 350. No sé qué pasó, pero por más que soy jubilada y tengo la mínima, hay que pagarlo igual. Ya le dije a mi marido que vamos a tener que juntar monedita por monedita para llegar a pagar en los 60 días”, dijo una señora, que informó que hará “los trámites a ver qué pasa para la próxima factura, a ver si puedo pagar un poco menos”, aunque aclaró, resignada: “Sí o sí estos 2400 los tengo que pagar igual”.

“Vineavercuántomehabíallegado el aumento, pero no vino todavía, no midieron todavía, tengo que esperar. Me asusté y vine a preguntar”, dijo un hombre que llegó preocupado a Litoral Gas. “A mi vieja le vino seis meses más. Ahora hay que ahorrar para pagar el gas y la luz, va a estar complicado”, agregó.

Hay vecinos que relataron que vieron aumentos del 1000 por ciento, to- mando como parámetro el bimestre anterior, que es de menor consumo. El cálculo, como se dijo hay que hacerlo con el mismo período del añoanterior,dondetambiénsenota el aumento.

“En la factura anterior el precio del m3erade0,41yenlaactualesde 3,65”, dijo un vecino. “Con 88 m3 pagué 248 y ahora con 180 m3 vino 1.100 un robo”, se quejó quien tiene en su factura una diferencia en la unidad de medida: antes costaba 2,81 por m3 y ahora 6,11, siempre calculando sobre el monto final a pagar,es decir con impuestos incluidos, que conforman alrededor del 30 por ciento del total de la factura.

En un ejemplo ofrecido por otra vecina el m3 valía $ 1,87, cuando pagó 99,08 por 53 m3.Ahora,con un consumo de 143 m3 pago $ 513,77,es decir que la unidad de medida pasó a costar 3,60,casieldoble. “Locómico de esto es que tengo un solo calefactor y lo puse en funcionamiento ya que estaba roto tres días antes de la lectura del consumo”, se quejó.

“Es una vergüenza. Tres bimestres el mismo consumo, una boleta $ 280, la siguiente $ 890 y hoy me llegó la última, $ 1600; siempre gastando lo mismo de gas”, dijo otro testimonio que llegó a La Opinión.

Bonificaciones y tarifa social

Como sucedió con la electricidad, el Gobierno dispuso tarifas bonificadas para quienes ahorren un 15 por ciento en relación al mismo periodo del año anterior. Se trata de un descuento del 20 por ciento.

También hay para el gas una tarifa social, que boni ca con el 100 por ciento del precio del metro cúbico -no así los impuestos y demás cargos- a los bene ciarios de programas sociales, jubilados y pensionados que cobren dos veces la jubilación mínima nacional, trabajadores que cobren hasta dos salarios mínimos, personas con discapacidad, inscriptos en el monotributo social, empleadas domésticas y personas que cobren seguro de desempleo.

Al igual que con la luz, quienes sean propietarias de más de un inmueble, posean un vehículo de hasta 15 años de antigüedad o tengan aeronaves o embarcaciones de lujo quedarán afuera del beneficio.

10 consejos oficiales

Calefaccionar sólo los ambientes que estén habitados. Cocinar menos en el horno y más en la hornalla. Si una habitación tiene una temperatura agradable, bajar los calefactores durante el descanso nocturno.Regular el sistema de calefacción a 20 grados. La llama de la hornalla no debe superar el diámetro del recipiente.

No usar el horno para calefaccionar. Regular el calefón o termotanque a la temperatura mínima a la cual no sea necesario agregarle agua fría durante el baño. Bajar la hornalla al mínimo cuando la comida comienza a hervir. Reducilas  ltraciones de aire en puertas y ventanas usando burletes. Si reemplaza su calefón o termotanque, elija siempre el más e ciente (clase A)

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias