19.3 C
San Pedro
sábado, mayo 8, 2021

Lenta recuperación de los jóvenes accidentados en Gdor. Castro

Los cuatro involucrados sufrieron graves heridas como consecuencia del choque entre las dos motos en las que se trasladaban. Dos de los lesionados fueron trasladados a distintos nosocomios de la provincia.

Publicidad

 

Un siniestro poco habitual se registró durante la madrugada del Sábado en Gdor. Castro, aproximadamente a las 3 de la mañana. Ocurrió en la intersección de las calles Córdoba y Mitre, curiosamente en un momento de la noche en el que es escaso el tránsito de personas en la vía pública.
Esa noche se desarrollaba uno de los habituales bailes de la localidad, en Agricultores Club. Allí habrían concurrido dos de los cuatro jóvenes que participaron de un terrible accidente de tránsito que puso en riesgo sus vidas. Según fuentes confiables, los involucrados se conocían entre sí e incluso unos habrían ido en busca de los otros, cuando ocurrió el increíble accidente.
El impacto se produjo en cercanías del Club, cuando una de las motos, aparentemente sin luz, no advirtió la presencia de la otra. El inevitable resultado fue el choque frontal entre ambos rodados.
Ninguno de los cuatro jóvenes que viajaban en las dos motos, poseía casco de seguridad. Esto resultó muy perjudicial para su salud, ya que como se dice habitualmente, el paragolpes terminó siendo la cabeza.
Las motos quedaron prácticamente destruidas y los jóvenes malheridos sobre el pavimento, entregando una escenografía indescriptible con cuatro jóvenes inconscientes yaciendo sobre el pavimento en medio de la noche.
Marcelo Márcico de 19 años y Luis Fontana de 17, oriundos de esa localidad viajaban en una moto Gilera Smash 110 negra. Mientras que Juan Carlos Burgos de 22 años y Claudio López de 21 años, lo hacían a bordo de un vehículo Appía Vectra 110 rojo. Estos dos últimos, oriundos de Vuelta de Obligado.
Como consecuencia del impacto, Márcico sufrió traumatismo de cráneo con pérdida de conocimiento; Fontana presentó traumatismo facial. Burgos se llevó la peor parte, ya que ingresó con traumatismo de cráneo y pérdida de conocimiento, hundimiento de cráneo con compromiso de masa encefálica. Por su parte López también sufrió traumatismo de cráneo con pérdida de conocimiento.
La cercanía con el Hospital de esa localidad facilitó la tarea de primeros auxilios aunque de inmediato se decidió el traslado a la guardia del Hospital “Emilio Ruffa” de nuestra ciudad.
Los cuatro accidentados quedaron internados en terapia intensiva aunque el delicado cuadro que presentaban dos de los jóvenes obligó a tomar diferentes decisiones. El mismo Sábado, Juan Burgos, quien permanecía internado con asistencia respiratoria, fue trasladado a un Hospital de la ciudad de Saladillo. Mientras tanto, al día siguiente, se decidió el traslado de Claudio López a la ciudad de Pergamino.
La última información brindada ayer indicaba que los cuatro presentaban diferentes evoluciones y no se descartaba el traslado de Fontana a un instituto de recuperación facial.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias