9.3 C
San Pedro
viernes, junio 18, 2021
spot_img

Le “vaciaron” el ojo pero para la Justicia es “lesiones leves”

A pesar de la gravedad del hecho donde una persona perdió el ojo los agresores están en libertad porque la carátula no alcanza para mantenerlos detenidos. El hecho se produjo en Río Tala y la víctima recibió un disparo en el ojo. Además, le dañaron el auto particular y la casa de su padre.

Publicidad

 

Una persona de 41 años sufrió la pérdida del ojo izquierdo luego de ser atacado salvajemente por otras cuatro cuando iba a visitar a su papá en una casa de Río Tala.
Los vecinos y familiares de la víctima no ocultaron su malestar cuando descubrieron que tras las tareas de la instructora de la Fiscalía 7, a cargo momentáneamente del Dr. Hernán Granda, se caratuló la causa como “lesiones leves” cuando hasta el médico de policía había diagnosticado que se trataban de lesiones graves. Con esta medida, más allá de la gravedad, quien disparó a sangre fría apuntando a la cara del hombre, permanece en libertad, al igual que las otras tres personas que también participaron de las amenazas y las agresiones.   

Publicidad

El hecho se habría originado como consecuencia de algunas diferencias que los involucrados mantendrían desde hacía ya un tiempo pero que se agudizó durante el fin de semana y tuvo su desenlace más agudo en el atardecer del domingo cuando las amenazas y las insinuaciones terminaron con una perdigonada de arma de fuego.

Sucedió cerca del atardecer del domingo en el barrio Municipal de Río Tala, sobre el frente de la vivienda donde habita el padre de la víctima, quien fue identificada como José Ismael Mario, de 41 años y domiciliado en nuestra ciudad.

Según denunció la víctima al llegar a la casa de su progenitor, le salieron al cruce dos personas a quienes reconoció e identificó.

Según la denuncia, sin mediar palabra comienzan a amenazarlo. En ese mismo instante aparece una tercera persona que además de intimidarlo lo agredió a piedrazos alcanzando a dañar su vehículo, un Peugeot 205 que se hallaba estacionado frente a la vivienda. Como si no bastara con lo que estaba sucediendo arribó al lugar una cuarta persona que también fue identificada, extraajo un arma de fuego tipo escopeta y abrió fuego contra Mario.

La perdigonada que se desprende de uno de los disparos impactó sobre el cuerpo de la víctima con tal precisión que uno de los proyectiles dio sobre su ojo izquierdo.
El hombre fue trasladado rápidamente a la guardia del Hospital de nuestra ciudad donde luego de las curaciones pertinentes se constataron daños irreparables;  el estallido del globo ocular izquierdo.

Allanamientos y nada más
A raíz de lo acontecido se solicitaron varias tareas investigativas para dar con los autores del hecho pero ante la carátula referida el Juzgado de Garantía interviniente no otorgó otra medida que la del allanamiento, cuando en realidad hubiera correspondido también la detención.
En total el personal policial efectuó dos operativos en distintas viviendas de la localidad pero los resultados de los mismos fueron negativos.
Se aguardaba hallar el arma utilizada o alguna otra prueba en contra de los implicados mientras tanto los agresores permanecerán en libertad.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias