{fecha y hora actual} | laguiaclub | Lanoticia1 | Singalera
Edición 1443
Publicado el: Viernes, Noviembre 29, 2019 - 16:01

Le pedían agua fresca, le saqueaban el comercio y cuando los denunció la amenazaron

Dos adolescentes quedaron registrados por las cámaras de un comercio de barrio cuando escondían mercadería entre sus ropas y en una mochila. Iban a diario a pedirle “agua fresca” antes de entrar a la escuela. Tras la difusión de los videos y la denuncia, amenazaran a la dueña del almacén. Los padres hablaron con ella.

La responsable de un almacén de barrio ubicado en Las Provincias y General Pueyrredón denunció que dos adolescentes que concurrían a diario al comercio a pedirle agua fresca le robaban sistemáticamente, cosa que descubrió cuando observó los videos de las cámaras de seguridad.

“Siempre venían a pedir agua. Ese video es de ayer: se llevaron una caja entera de papelillos, petacas, las golosinas de adelante se las vienen llevando hace rato y ahora me doy cuenta, una caja de jugos entera, de todo se llevaron”, había contado Moira a La Opinión.

Además del hecho delictivo que sufrió su negocio,  la comerciante denunció que al menos uno de los protagonistas del hecho le profirió amenazas a través de las redes sociales, mediante mensajes de inbox.
“Hola, vieja de mierda. Si vos no querés que le pase nada a tu familia, borrá la publicación que hiciste. Si me llegás a escrachar o sacar captura, te mato”, dice entre otras cosas en diversos mensajes.

Tras la difusión de los videos, la madre de uno de los jóvenes, el que profirió las amenazas, se contactó con la titular del comercio para pedirle disculpas, ofrecerle reparación económica, que fue rechazada, y revelarle que el adolescente tiene desde hace tiempo problemas delictivos.

La mujer, que reside en Avellaneda, le contó que el joven se quedó en San Pedro y que tiene “mala junta” con otros jóvenes mayores que él que suelen estar involucrados en diversos hechos relacionados con robos.

La madre del otro adolescente que se ve en los videos también se comunicó con la dueña del comercio, a cuyo local se acercó para pedirle disculpas y contarle una situación similar a la del otro muchacho respecto de lo que sucede con su hijo.

“Me corro del lugar de damnificada y me pongo en el lugar de mamá”, reflexionó Moira, tras hablar con los padres de los adolescentes. “¿Alguien puede ayudar a esos dos pibes? ¿Alguien puede lograr que no sigan ese camino? ¿Alguien puede ayudar a esos padres?”, se preguntó.

EDICION IMPRESA #1461
Lunes 13 Abril 2020

Comentarios