{fecha y hora actual} | laguiaclub | Lanoticia1 | Singalera
Edición 1429
Publicado el: Jueves, Agosto 22, 2019 - 14:23

Las pericias confirmaron que el incendio en la escuela 10 fue intencional

Un salón ardió el sábado por la mañana y afectó a otro lindero. Las rejas fueron violentadas y una ventana, abierta.

Este martes, los chicos y chicas que cursan en el jardín 918, la primaria 10 y la secundaria 14, edificio ubicado en calle Estrada, detrás de la estación del Ferrocarril, volvieron a clases de manera normal tras el incendio que el sábado por la mañana arrasó con un salón y dañó otro.

La directora de la escuela secundaria 7, Evangelina Sampieri, fue la que detectó el fuego. Pasó por la zona cuando se dirigía a las actividades que los sábados por la mañana se desarrollan en la institución que conduce, vio el humo y dio la alerta.

Dos dotaciones de bomberos trabajaron para sofocar el incendio en el salón que utilizan alumnos de secundaria y primaria, ubicado en el ala derecha de la escuela, como primera aula desde la vereda, pegada a un patio que da al jardín y en donde están instaladas las tres “chanchas” del gas que comparten las tres instituciones que funcionan en la unidad académica.

Los voluntarios trabajaron para controlar y sofocar el fuego, en medio de un riesgo latente de explosión por la proximidad de esos envases de gas. Su tarea fue, como siempre, encomiable.

El aula ardió por completo. Con machimbre en todas las paredes y cielorraso de madera, era previsible. De los bancos sólo quedaron las estructuras metálicas. Los ventiladores de techo quedaron con las aspas colgando.

Mientras las autoridades educativas lograron reponerse de la angustia que produjo el siniestro, los peritos de la policía comenzaron a trabajar en procura de detalles para tratar de establecer el origen del foco ígneo. La respuesta fue clara: el incendio fue intencional.

Dos de los barrotes de las rejas que dan al patio estaban violentadas, separadas para el paso de una persona. La ventana estaba abierta. El informe preliminar señaló además que las instalaciones eléctricas y de gas estaban en perfectas condiciones. Incluso, cuando retiraron el calefactor, las maderas ubicadas detrás estaban intactas.
Durante el fin de semana hubo tareas de revisión de las instalaciones de electricidad y gas para garantizar la seguridad de los concurrentes, por lo que luego del feriado, y con las condiciones para el desenvolvimiento habitual de las actividades, la escuela retomó las clases.

Las autoridades escolares convocaron a los padres para explicarles la situación y la manera en la que deberán trabajar hasta tanto se solucione el inconveniente edilicio.

La directora de la secundaria 14, única en la ciudad con la modalidad Teatro, Lorena Cabrera, señaló el comedor y la biblioteca serán utilizados como aulas, con rotación de cursos.

“El primer salón está totalmente destruido y el segundo sufrió daños. Les pusimos una faja de seguridad, pero los chicos de electricidad que están trabajando van a poner unos candados”, agregó.

El lunes, alumnas de sexto año de la secundaria, que cursaban en el aula incendiada, trabajaban para decorar el nuevo salón y colaboraban con docentes y madres que ayudaron a acondicionar la institución para el desarrollo normal de las actividades.

El viernes por la noche, cuando terminó el turno vespertino de la secundaria, el personal auxiliar y directivo constató, como ante el final de cada jornada, que las llaves de gas y las térmicas de la electricidad estuvieran bajas. Lo habitual es cortar todos esos servicios y dejar sólo las luminarias del patio, que el sábado a la mañana, cuando llegaron los bomberos, estaban dañadas.

EDICION IMPRESA #1436
Jueves 10 Octubre 2019

Comentarios