15.6 C
San Pedro
sábado, julio 24, 2021
spot_img

Las madrugadas violentas en el centro colmaron la paciencia

El sábado, alrededor de las 5.30 de la mañana, jóvenes que salían de un boliche intentaron romper la puerta de una casa, destrozaron vidrieras, robaron computadoras y golpearon violentamente a un vecino. El domingo clausuraron el local bailable.

Publicidad

 

Las quejas de los vecinos que residen en la zona céntrica y que sufren la falta de control exhaustivo sobre lo que sucede en los boliches bailables ubicados en calles Mitre y Pellegrini tuvieron este fin de semana uno de sus puntos máximos de expresión,  con vidrieras rotas, robos y hasta un herido en el rostro tras una golpiza.
Aunque han juntado firmas y muchos presentaron diversos reclamos por el volumen descontrolado, las peleas a la salida y los actos de vandalismo, la situación no parece tener límites. Lo que ocurrió el sábado por la madrugada es una clara señal de que algo está fallando.

Publicidad

Alrededor de las 5.30 del sábado, decenas de jóvenes protagonizaron un violento episodio en la zona de Mitre y Ruiz Moreno. Según reportaron quienes viven en inmediaciones de esa esquina, todo comenzó tras el horario de cierre del boliche denominado Moscú, ubicado en Mitre al 1000, que al otro día fue clausurado por la presencia de menores.

El local de indumentaria Roma, ubicado en Ruiz Moreno casi Pellegrini, amaneció con la vidriera rota. Del interior del comercio se llevaron una computadora.

“Me llamó un vecino y después también me llamó la policía”, dijo a La Opinión la titular de la boutique el sábado por la mañana, mientras esperaba a la Policía Científica para revisar las cámaras de seguridad que hay en la zona, en procura de identificar a los responsables.

“Esta es una situación que se repite cada fin de semana cuando los chicos salen del boliche que queda por acá nomás. Yo me encuentro siempre con algo, me rompen las plantas o me vuelcan bebidas, y también me encuentro con corpiños y ropa interior tirada acá. Pero bueno, por suerte nunca me habían roto el vidrio, hasta ahora”, contó.

Los vecinos que vieron cómo comenzó el conflicto calcularon que serían entre 40 y 50 jóvenes los que ganaron la calle a la salida del boliche. A su paso, relataron, iban destruyendo comercios y automóviles que se encontraban estacionados.

Daniel Echeverría, reconocido vecino de la zona, contó que su hijo y sus amigos estaban en el balcón cuando, desde abajo, comenzaron a provocarlos y a tirarles piedras. “Cuando empezaron a patear la puerta no me quedó otra que bajar”, aseguró.

“Empecé a escuchar que tiraban piedrazos contra la casa de mi mamá, que ya es grande y está en silla de ruedas, y cuando me asomo me empezaron a tirar con piedras, eran como 40 o 50, y uno de ellos me agarró de costado y me dejó la cara así con una piedra”, dijo y mostró las heridas que le provocaron en el rostro.
“Hemos juntado firmas y todo para que cierren ese boliche, porque es siempre lo mismo”, se quejó Echeverría. “Jamás me imaginé que fueran tantos. No se puede vivir así”, relató.

La fiscala Ramos quedó a cargo de la investigación del violento episodio. Todo indica que las cámaras de seguridad de la zona permitirán reconocer a varios de los responsables de la trifulca.

El domingo por la madrugada hubo una inspección en el boliche Moscú, ubicado en Mitre 1079, que fue clausurado por la presencia de menores edad. Las actuaciones fueron elevadas al Juzgado de Paz, que deberá imponer las sanciones que considere.

El Centro de Comercio pidió "que la intervención de las fuerzas de seguridad y la Justicia permitan proceder de la manera que corresponde" en un comunicado en el que expresó su preocupación por el tema.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias