10.6 C
San Pedro
jueves, septiembre 23, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

La usurpación “tiene cara de hereje”

En menos de una semana usurparon las casas del Barrio San Francisco. Algunas fueron entregadas, sin terminar a sus propietarios. El resto forma parte de las denuncias que la Empresa Giribaldi y el Municipio, radicaron ante la Fiscalía. Investigan quiénes alentaron la toma de viviendas. Apuntan a un grupo de ex correligionarios del Intendente y referentes barrales sociales que quedaron fuera del acto electoral.

spot_img

 

Arrojar el boomerang y hacerse el distraído es peligroso. Esa “ala en V” siempre vuelve y puede acertarle un golpe en la nuca a quien la haya arrojado. Desde hace una semana, decenas de familias formaron parte del peligroso juego, usurpando viviendas de planes sociales cuyos terrenos, tenían adjudicatarios desde 1999, en la última etapa del Plan Familia Propietaria.
Las denuncias están efectuadas. El lunes, la Fiscalía recibió por parte del Municipio no sólo un pedido de solución para defender a los auténticos propietarios, sino que reclamó una investigación para que se detecte a los autores intelectuales de la maniobra.
Las casas que la Empresa Giribaldi, construye sobre la Ex Quinta de Piccagli, han sido la piedra del escándalo que comenzó con la promoción inconcebible de un pequeño grupo de beneficiarios que pretendían la entrega anticipada de sus unidades habitacionales aunque no estuviesen terminadas y concluyó en un desastre al que no son ajenos, militantes del propio partido del Intendente Municipal, que conocen la metodología por haberla practicado contra gobiernos anteriores.
“Si te preguntan, deciles que el flete lo pagó Rotundo”, dijo un encumbrado dirigente de la UCR, a la mujer que con sus tres hijos, bajaba los pocos muebles en una propiedad que ya tenía dueños. La doble venganza sobre el Gobierno Municipal, no sólo proviene de sus ex compañeros de ruta, sino de un grupo que quedó fuera de la alianza que había sellado con Rotundo y que tenía a Juancho Correa como principal referente y a un par de militantes que se dedican al “periodismo social”.
A esta altura de los acontecimientos, investigar es más que una aventura repugnante, en la que el enfrentamiento de pobres contra pobres, desnuda la nueva cultura del “todo me lo tienen que dar, nada puedo conseguir y puedo poner a mis hijos por delante”.
Alentados inescrupulosamente por una campaña que se empieza a teñir de oscuros intereses, los protagonistas y jefes de estas familias a las que los expertos denominan “disfuncionales”, son el condimento justo para los días que restan hasta el 28 de Octubre.
Parece mentira, pero es la triste verdad de una ciudad que pasará por uno de los procesos electorales más bochornosos desde que se recuperó la democracia.

Publicidad

La noche de los fletes
Todo comenzó durante un fin de semana y con la noche como protagonista. La ausencia de medios de comunicación y la soledad del barrio, dieron lugar a los primeros “usurpadores”. Esa semana, un grupo de beneficiarios liderados por referentes del Tercer Sector, habían logrado una vez más y a fuerza de presión, torcer el blando brazo del Ejecutivo para que se les entregaran las viviendas sin terminar. Así se hizo, así les fue…
Las casas que Giribaldi no pudo terminar, fueron puestas en manos de sus adjudicatarios, junto a los materiales para poder terminarlas. A nadie le importó que no estuvieran los servicios básicos instalados, ni las calles internas, ni otras obligaciones que la empresa cobrará a pesar de no haber realizado los trabajos.
Con esa lógica, otros sintieron también la amenaza de quedarse sin su techo y empezaron a preguntar.
Mientras tanto una certera maniobra de aliento a las usurpaciones comenzaba a gestarse meticulosamente, para provocar el caos social que comenzó a vivirse desde la pasada semana.
Nadie eligió las casas más atrasadas, sino las que tenían propietarios que estaban a punto de ingresar, en la primera etapa de las entregas.

Los testimonios
Desde que se dio a conocer la toma de viviendas, el barrio fue poblado rápidamente por distintas personas y familias con características e historias diferentes, pero con un punto en común: la necesidad.
Los adjudicatarios por su lado, tienen la idea de defender como sea lo que les pertenece, incluso yéndose a vivir a su casa aunque no esté terminada. Ese es el caso de Andrés y Alejandra que, al momento de enterarse de lo convulsionado que se había puesto el barrio se fueron a ver si ya le habían tomado su domicilio. Al llegar corroboraron que su vivienda no estaba ocupada, entonces, fueron a buscar a un conocido que la cuidara. Grande fue la sorpresa cuando retornaron y vieron que varios jóvenes estaban dentro. Allí se dio una situación tensa, pero finalmente pudieron recuperar la vivienda. La decisión de la familia fue la de mudarse, pero la casa todavía no tenía los sanitarios, canillas, agua interna, ni aberturas. Todo debió ser pedido a la empresa constructora que les hizo firmar un papel desvinculándose de la finalización de la obra, de la que ahora debían hacerse cargo los propietarios. Andrés y su familia está en el Barrio San Francisco de Asís desde el viernes. Según ellos, el panorama es el mismo, los patrulleros recorren la zona, pero siguen sin servicios y tranquilidad.
Totalmente opuesta es la historia de Marcela, una mujer que con sus dos hijos, lleva más de 10 días tomando una casa sobre la calle Manuel Iglesias al 2200. Ella, dice que tomó esta decisión por que su actual propiedad se encuentra en zona de riesgo. En algún momento, a su llegada de Capital Federal fue puntera de Mario Barbieri, pero aclara que hoy en día no tiene nada que ver con los políticos. Es un poco la “líder” del grupo que, con ella, tomaron siete viviendas el mismo día, provenientes de diferentes barrios, incluso del conocido asentamiento de los terrenos de Puig-Oliver en La Laguna y Cucit.
Marcela, dice ser conciente que ese lugar le puede, o no, pertenecer a alguien, pero que a través de esta medida, pretende que le den un lugar o un plan de autoconstrucción.
A Irene, por su parte, le adjudicaron el terreno en la zona de la ex quinta de Piccagli en el año 2000, aunque según dijo, se encuentra en un registro inscripta desde 1982.
La semana pasada, al enterarse por los medios de lo que ocurría en el lugar, se dirigió hasta su vivienda acompañada de su hija. Allí, vio que su casa ya estaba ocupada por una familia que nunca la atendió y que además contaban con todos los materiales que le entregan a los dueños, al momento de ocuparlas (sanitarios, aberturas).
“Soy una mujer que trabaja todo el día para poder tener lo que tengo, ni tiempo me queda para ir a hablar con algún responsable, nadie da la cara”
Irene, es de las que no protesta y sigue con sus tareas pensando en que algún día le devolverán su techo.

¿Cuánto falta?
Esta es la pregunta clave en dos aspectos, por un lado la incógnita es válida para saber si crecerán las maniobras sucias y de utilización hasta la fecha de los próximos comicios. Por otra parte, cuestionar si esta es una medida que se pudo haber evitado, ya que las obras iban a ser finalizadas a principios de Noviembre, pero por pedido de los mismos adjudicatarios y por temor a que no sean entregadas luego del acto eleccionario, fueron adjudicadas. Esto, influyó para que todos quisieran ser los primeros y que las 115 casas sin dueño sean tomadas.
Lo único que falta ahora es una intervención por parte de todo el arco político, las autoridades nacionales y provinciales, para que al pueblo CONTRIBUYENTE, le quede claro como se invierte y cuida el dinero que va a parar al erario público.
Lo que olvidan los usurpadores, los políticos, los candidatos, los gobernantes es que hay una sociedad que sigue observando con pena e indignación el triste espectáculo que dan, cada vez que utilizan a los más necesitados para sus decadentes propósitos. Mientras todo sucede, nadie se acuerda de los ciudadanos que nunca piden y menos reciben del Estado, porque están preocupados en forjarse su propio futuro en un país que siempre parece darle la espalda. Argentina se sigue rompiendo, en medio de la falta de educación y la pobreza extrema, pero este veneno que se siembra en cada campaña, inexorablemente será letal para los que lo han inventado.
Las usurpaciones son la cara visible de las miserias con las que se mueven quienes pretenden obtener cargos en Diciembre, incluidos el Presidente y el Gobernador que se dedican a la campaña y miran para otro lado cuando la gente les repite que la realidad no es como ellos quieren, sino cómo es.
Tal vez, en los próximos días, comiencen a manejar el clima y tomen al Servicio Meteorológico Nacional para hacernos creer a todos que ha salido el sol, aunque nos sigamos mojando con la lluvia, siempre los mismos.
En cuanto a estos muchachos que andan pretendiendo hacer la revolución desde los Movimientos de Base, hay que recomendarles que lean algo de Gramsci, Marx o los suplementos que salieron este fin de semana sobre el Che Guevara. Son demasiado burgueses como para pretender llegar a dar vuelta la historia de un país que se debate entre la hipocresía y la mentira de los charlatanes. La pala y la semilla, no producen alergia, menos cháchara y más acción porque lo único que necesita el ciudadano es que le digan LA VERDAD.

El municipio Dixit
El lunes pasado, el Intendente Mario Barbieri rompió su largo silencio y junto a su gabinete realizó una conferencia de prensa en su despacho. Allí, dieron su posición sobre las usurpaciones del barrio San Francisco.
“En ese barrio el plan federal esta construyendo en estos momentos a través de una empresa 288 viviendas de las cuales 155 ya estaban adjudicadas en el año 1999”.
“…muchos de ellos los han pagado en su totalidad, otros han demorado y otros hubo que darlos de baja porque no han pagado ni siquiera una cuota”…
“La usurpación si se quiere se le hace a la empresa constructora, obviamente que nosotros no podemos negar responsabilidades concretas de que la obra es del municipio y para el pueblo de San Pedro. La empresa todavía no ha sido adjudicataria porque la municipalidad todavía no ha firmado la terminación de esta obra.”
“Lo primero que vamos a hacer es velar los derechos de las personas adjudicadas por sobre todas la cosas”
“Este gobierno concretamente ha hecho mucho por la vivienda social, en representación de los que menos tienen y de los mas pobres de San Pedro, eso nos duele en le corazón y mucho mas a quien sea responsable político del gobierno que soy yo.”
…“yo veo en algunas personas que usurparon que son muy jóvenes y que nosotros tenemos la obligación de estar al lado de esos jóvenes y explicarles que la vida también esta hecha de lucha y de sacrificio”…
“A partir de mañana temprano vamos a conformar una comisión, le pido al Concejo Deliberante que convoque a los bloques para ir con asistentes sociales para ir conociendo caso por caso, para establecer un canal directo.”
“no hay que profundizar la crisis, si bien esto es una estrategia política yo creo que es un error conceptual y nosotros no vamos a caer en esta trampa jamás”

La situación de la empresa
Giribaldi Hnos. SCC es la empresa que fue ganadora de la licitación para la construcción de las viviendas del ex barrio Piccagli. Esta constructora tiene sus inicios en el año 1962.
La Ingeniera Alejandra Giribaldi, responsable de la empresa que tiene a cargo la construcción del barrio comentó su preocupación sobre lo que pasa. “Es la primera vez que nos sucede algo así” manifestó. Según ellos, las casas ya se encontraban en su etapa final, les faltaba muy poco para ser entregadas a fines de Octubre con todo lo necesario, incluyendo los servicios y calles.
Hace menos de un mes, fue anunciada la entrega de 48 viviendas que finalizó la firma, que responsabilizó únicamente a los usurpadores por lo que sucedió la semana pasada y que se mantiene hasta estos días. “Nosotros le entregamos a quien el municipio nos dice, ellos nos dan el listado”
En cuanto a la seguridad, se tienen tres ejes claros, uno cuando se realizaba la construcción, con la contratación de trece serenos que cuidaban el obrador. Por otra parte, en la actualidad la seguridad está a cargo de la policía. “Nos sorprende en el momento que sucede esto. Por el estado de las viviendas se podrían haber tomado hace meses.” La empresa, fue la primera en presentar su denuncia ante la justicia que todavía no se expide. Igualmente, comentó que en el lugar se encuentran todavía los materiales, que son vigilados por personal contratado para ello. En cuanto a la resolución de la toma, la empresa presentó una denuncia penal ante la fiscalía para que tome intervención. “Todo está en manos de la justicia” dijo la Ingeniera.

La mirada de la oposición
Carlos Rotundo dijo el lunes en una conferencia de prensa convocada por otro tema ante la consulta de la prensa, que esto se da como consecuencia de 8 años de promesas incumplidas. Que este gobierno cometió una omisión que fue un grave error, no haber renovado el Banco de Tierras. “San Pedro está muy desordenado porque no se ejerce bien la política. Esto pone nervioso al oficialismo porque está perdiendo, nosotros tenemos miedo que hagan locuras”. Lejos de repudiar lo ocurrido, el candidato por el Frente Justicialista para la Victoria culpó al municipio de lo que sucede a sabiendas de que puede pasarle lo mismo en el caso en que gane las elecciones.
Por otra parte, el Frente Coalición Cívica dio a conocer su punto de vista mediante un comunicado enviado en el día de ayer donde expone su “repudio y rechazo a las supuestas maniobras de la “oposición” que habrían incentivado y motorizado los hechos.”
Igualmente pide a los actuales gobernantes que aclaren quienes son los autores si tiene la información que dicen y que dejen de victimizarse.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias