10.6 C
San Pedro
martes, septiembre 28, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

La soberanía y el paro del #20N, los ejes del discurso presidencial

Cristina habló durante casi una hora en Vuelta de Obligado. Puntual, comenzó a las 19.00 junto a Boudou, Scioli, Guacone y Randazzo. Recordó a Néstor Kirchner, sostuvo que las luchas por la soberanía están ligadas hoy a cuestiones culturales y habló del paro nacional de Moyano y Micheli, al que minimizó y calificó de “amenaza” y “patoteada”.

 

La Presidenta de la Nación pisó el sitio histórico a las 18.59, encabezando una fila en la que la seguían el Vicepresidente Amado Boudou, el Gobernador bonaerense Daniel Scioli, el Intendente municipal Pablo Guacone y el Ministro del Interior Florencio Randazzo.
La locutora oficial Natalia Paratore, oriunda de Ramallo y que supo trabajar en medios sampedrinos, anunció esa llegada cuando Cristina ingresaba caminando desde la izquierda del monumento hacia la mesa donde minutos antes habían llenado con agua las siete copas dispuestas para quienes encabezarían el acto.
Guacone y Fernández de Kirchner se fundieron en un abrazo ante la multitud que llegó desde diversos puntos de la provincia para acompañar a la Jefa de Estado en el Día de la Soberanía, que coincidió con el paro nacional convocado por la CGT y la CTA opositoras.
Tras el Himno nacional, las llamas dieron inicio al acto, en el que el intendente le entregó a Cristina el decreto que la declara Huésped de Honor. Allí le fue obsequiada una carta histórica sobre la Batalla, de las halladas semanas atrás.
Un audiovisual recordó el histórico Combate en las pantallas gigantes dispuestas en el predio. Allí repasaron el valor de las mujeres encabezadas por Petrona Simonino, la firmeza del liderazgo de Lucio Norberto Mansilla y Juan Facundo Quiroga, la importancia de la defensa de los intereses nacionales en una contienda que, derrotada al fin, sirvió para que aguas arriba los invasores tuvieran que deponer su actitud.
“La soberanía ya no se defiende con cadenas cruzando el río”, dijo el locutor del video realizado por Tristán Bauer para cerrar: “Vuelve cada vez que decidimos en función de nuestros intereses, cada vez que sentimos el mismo orgullo y coraje argentino de todos los tiempos”.
La actriz Lola Berthet leyó un texto de Pacho O’Donnell sobre las improvisadas fuerzas populares que tuvieron a su cargo la defensa de la soberanía en Obligado. “Fueron criollos, gauchos, indios y mulatos armados con cañoncitos”, que enfrentaron a las más modernas armadas de la época.
“No fueron sólo hombres, sino también mujeres, las olvidadas por la historiografía oficial”, destacó y agregó: “Las que tomaron las armas cuando morían sus esposos”. El texto sostuvo que recordarlas es “un ejercicio de justicia”.

Publicidad

La única oradora
Cristina Fernández de Kirchner fue la única que habló durante el acto. Recordó que cuando en 2010 inauguró el Monumento de Rogelio Polesello fue “en homenaje a los hombres y las mujeres, simbolizado con cadenas, junto al Brigadier Juan Manuel de Rosas”.
Repasó la Presidenta que aquella vez habló de “la cuestión cultural” ligada a la Soberanía, y en ese marco celebró el permio Emmy a la televisión interncional que ganaron Cristina Banegas y Darío Grandinetti, como mejor actriz y actor por sus trabajos en el ciclo Televisión x la inclusión que produjo Claudio Villarruel. En ese sentido, celebró “el esfuerzo del Estado”, ya que el programa fue financiado “con la inversión de todos los argentinos”.
La Presidenta señaló que la soberanía no debe ser planteada solamente como una cuestión territorial y aseguró: “Muchas vueltas de Obligado hemos tenido desde entonces. Hemos librado batallas muy importantes los argentinos”.
“No puede haber soberanía nacional si no hay soberanía popular y democrática. Para que un pueblo pueda librar una batalla en la que ganar, debe ser hecha por el pueblo”, dijo Cristina y recibió un aplauso cerrado de los presentes.
“Hoy ya no vienen con barcos, en este siglo XXI, donde ya las naves no vienen como en 1845 o como en 1902 intentando invadir Venezuela, vinieron nuevas formas de dominación, más sutiles pero no por eso menos nocivas y terribles para la salud de nuestros pueblos”, dijo.

El recuerdo de Kirchner
Como en casi todos sus discursos, hubo lugar para recordar a su fallecido esposo, el expresidetne Néstor Kirchner. “Cuando un hombre del sur, mi compañero, asumió como Presidente luego de la crisis más grande de la que se tenga memoria, había otro tipo de cadenas, mucho más invisibles que las que tendió en este río el General Mansilla, eran las cadenas del endeudamiento”, señaló y agregó: “Como en aquella Vuelta de Obligado, hubo también argentinos que estaban del lado del enemigo. Tienen el inmerecido honor de que sus nombres estén en calles y plazas”.
Aseguró que la asignación universal por hijo, el 6 por ciento del PBI destinado para educación y la apertura de un número importantes de universidades durante los nueve años de kirchnerismo “son otras tantas vueltas de Obligado”.

Durísima crítica al paro nacional
Moyano, Micheli, Venegas y otros gremialistas opositores dieron una conferencia de prensa de más de una hora, que terminó momentos antes de que la Presidenta ofrecieraa su discurso en Obligado, donde dedicó un buen tramo de su alocución para referirse al paro nacional.
“En aquellos días difíciles, esos hombres cuando convocaban a movilizaciones o a huelgas, reconocido como derecho sagrado pero tan sagrado como el derecho de cada trabajador a decidir qué quiere hacer” y les habló a los sindicalistas: “Me gustaría de corazón que estuvieran más preocupados por defender los puestos de trabajo, que es lo que necesitamos en este mundo que se derrumba”.
Minimizando la huelga, ironizó: “Qué salto cualitativo que hemos dado, porque de paros donde no se movía una mosca a esto de hoy, que no fue un paro ni siquiera un piquete, porque piquetes eran los de Cutral-Co, los de Aníbal Verón, de Kosteki y Santillán, de tantos otros, no me imagino a Kosteki y Santillán viajando con su familia a Miami; por eso no hablemos de piquete, hablemos de apriete y amenazas, apenas eso; no se puede extorsionar a los argentinos”.
Cuestionó los ataques que recibieron diversos comercios gastronómicos porteños, entre ellos el histórico Café Tortoni y disparó contra Luis Barrionuevo y los suyos: “Son los mismos que quemaron urnas en Catamarca, los mismos que le tiraron huevos a esta Presidenta cuando era Senadora”. En ese sentido, aseguró: “Me he bancado muchas y me las voy a seguir bancando, a mí no me corre nadie y menos con amenazas, patoteadas y matones”.
Para la Presidenta “el paro fue un fenómeno circunscripto a unos pocos gremios de servicios, fundamentalmente en Capital Federal, porque la gente quiere laburar, mejorar y cuidar sus fuentes de trabajo, que es lo que debemos hacer todos”.
Tras casi una hora de discurso, la Presidenta se tomó unos quince minutos para saludar a los presentes, sacarse fotos junto a los que estaban cerca de las vallas y hasta firmar autógrafos; tocó el bombo y dialogó largo rato con una militante. Mientras, un show de fuegos artificiales ganaba el cielo de Vuelta de Obligado, donde comenzaba a anochecer y los cánticos militantes saludaban a Cristina al subir a la combi que la devolvía hacia el helipuerto.
“Un día histórico, con una Cristina deslumbrante que nos recuerda el rumbo, donde estamos y dónde debemos estar”, fueron las palabras que el Jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina brindó a La Radio y La Opinión antes de partir. Amado Boudou también habló con este medio y calificó de “discurso impresionante” a la alocución presidencial.
El país estaba atento a lo que dijera la titular de la Casa Rosada en el día del paro nacional. Tanto fue así, que en Twitter San Pedro fue “trending topic”, uno de los temas más comentados en esa red social.

La presencia kirchnerista
Una gran cantidad de militantes, intendentes y funcionarios kirchneristas se hicieron presentes en Vuelta de Obligado para participar del acto central por el 167 aniversario de la Batalla. Entre ellos, Andrés “El Cuervo” Larroque, diputado nacional y líder de La Cámpora, quien destacó: “A cualquier lugar que vaya Cristina, la vamos a acompañar”.
Además, llegaron diversos dirigentes locales y regionales, intendentes como Oscar Brasca de Salto, Osvaldo Cáffaro de Zárate, Ismael Passaglia de San Nicolás, Marisa Fassi de Cañuelas, Francisco “Barba” Gutiérrez” de Quilmes, Darío Díaz Pérez de Lanús, Javier Garcés de Carmen de Patagones, Aldo Carossi de Baradero, entre otros.
También estaban los principales miembros del gabinete nacional como Guillermo Moreno, Débora Giorgi, Nilda Garré, Juan Manzur, Héctor Timerman. Por supuesto, estaban los hombres del gabinete municipal. No sólo los funcionarios: el guaconismo también tuvo carteles que nombraban al intendente y apoyaban a Cristina.
Desde San Pedro salieron micros que dispusieron las agrupaciones que integran Unidos y Organizados. Además de militantes, convocaron a vecinos para que pudieran viajar hasta la localidad para participar del acto.
Se vieron además columnas de José C. Paz, San Andrés de Giles, San Antonio de Areco, entre otras ciudades, que antes, durante y después del discurso de Cristina corearon a la Presidenta con los ya clásicos cánticos que aparecen en cada acto que encabeza.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias