12.1 C
San Pedro
domingo, mayo 9, 2021

La semana próxima entregarán las casas del Barrio Arcor

Luego de tanta espera, finalmente la semana próxima comenzará la mudanza de las primeras familias que viven en la zona del puerto y que pasarán a ocupar una vivienda en el nuevo barrio que se construyó en los terrenos que cedió la empresa Indalar. El traslado de las 80 familias será por etapas y coordinado por el Municipio, que pondrá a disposición un camión para hacer el traslado de los muebles. Inmediatamente, una cuadrilla comenzará a demoler las antiguas viviendas para que no sean usurpadas. Al menos dos familias se resisten a dejar las casas que actualmente ocupan. Las gestiones avanzan para construir las 80 viviendas restantes.

Publicidad

 

Luego de dos años de construcción, la semana próxima serán entregadas las 80 viviendas que se edificaron en los terrenos cedidos por la empresa Indalar sobre calle San Martín para trasladar a las familias que viven en el Bajo Puerto.
Según explicó el Director de Viviendas, arquitecto Flavio Peiró, las llaves se otorgarán por etapas y la mudanza demandará un mes y medio aproximadamente. El área de viviendas del Municipio y la Secretaría de Desarrollo Humano coordinarán la mudanza de las familias que podrán disponer de un camión municipal para trasladar los muebles y las pertenencias de cada grupo familiar. El funcionario explicó que se harán no más de dos mudanzas por día y que en esta semana las familias serán avisadas de cómo se hará la ocupación de las nuevas viviendas para que no haya inconvenientes a la hora de las ocupaciones. Si bien explicó que las familias podrán mudarse bajo sus propios medios, deberán ser coordinados por el Municipio. En este sentido explicó que a medida que las familias vayan desocupando las viviendas que actualmente ocupan, una cuadrilla municipal inmediatamente demolerá las casas y se le ofrecerá a los vecinos llevarse los materiales y aberturas que necesiten para hacer ampliaciones en las nuevas unidades. “Vamos a demoler rápidamente para evitar usurpaciones”, explicó Peiró, aclarando además que se dejará el terreno despejado para que tome posesión la empresa Indalar propietaria de los inmuebles. Luego de esa medida, la seguridad del lugar correrá por cuenta de la firma.

Publicidad

Sin acto oficial
La entrega de las 80 primeras viviendas se hará sin acto oficial de inauguración, aunque no se descarta que pueda tener lugar dentro de unos meses. La construcción del barrio sufrió importantes demoras y la entrega se pospuso durante varios meses generando el reclamo generalizado de los vecinos adjudicatarios. Los primeros en mudarse, entre el lunes y el martes, serán los vecinos que actualmente ocupan la franja del Bajo Puerto ubicada entre la cinta transportadora de cereal, y la Bajada Depietri.
La semana pasada el Intendente Barbieri mantuvo una reunión con el Ministro de Obras Públicas de la Provincia. Le solicitó, entre otros temas, una nueva financiación para la construcción de las casas restantes que permita relocalizar a otras 80 familias que hoy viven desde la Bajada Depietri en adelante, en todo el sector denominado Bajo Cementerio. El barrio fue construido por la empresa Giribaldi y demandó la suma de 2.725.221,29 pesos. Para la segunda etapa se necesitará de una partida presupuestaria similar y las gestiones avanzan para que pueda concretarse durante 2007 y entregar de esta manera los terrenos que Indalar reclama.

Traslado con problemas
Al menos dos familias ya adelantaron a las autoridades municipales que no dejarán las viviendas que actualmente ocupan por considerar que no tendrán lugar para ubicar las cámaras frigoríficas que poseen para los productos de la pesca. “No tenemos otra posibilidad para ofrecerles”, indicó Peiró a este medio. Los vecinos plantearon la posibilidad de obtener otro espacio para colocar los artefactos, pero por el momento la única propuesta del Municipio es que monten toda la infraestructura en los terrenos disponibles en cada una de las viviendas adjudicadas.
Todo parece indicar que la reubicación de las familias no será tan pacífica. Sobre todo teniendo en cuenta las opiniones de estos vecinos que se resisten a dejar la casa que actualmente habitan.
Las viviendas de este nuevo barrio son muy similares a las que se levantaron en el barrio de las 49. Las unidades más grandes fueron construidas en dúplex que cuentan con tres habitaciones, mientras que las otras presentan dos y un solo dormitorio, según la composición de cada familia.
Se entregarán con todos los servicios completos, y totalmente equipadas con griferías, mesadas y otros artefactos. Una vez que las familias tomen posesión, deberán gestionar los medidores de luz ante la Coopser para la correspondiente instalación del servicio eléctrico.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias