13.4 C
San Pedro
lunes, abril 12, 2021

La Rendición de Cuentas rechazada dejó polémica, cruces y la certeza de que el déficit es imparable

Como estaba previsto, el Concejo Deliberante desaprobó las cuentas de Guacone del año pasado. Hubo críticas al exintendente y al Secretario de Economía Roberto Borgo, que al otro día no se guardó nada contra sus adversarios, antes de entrar de licencia por salud. Como explicó este semanario, 2015 será deficitario en materia de tasas y sigue con el récord del peor municipio en materia de ingresos propios, mientras los distritos cercanos crecen. El Gobierno no logra bajar las horas extras y pagará los salarios a término.

Publicidad

 

El panorama económico municipal está signado por el déficit estructural de la era Guacone que provocó año tras año el rechazo a la Rendición de Cuentas del período anterior, como sucedió el jueves en la sesión del Concejo Deliberante, donde las 16 manos presentes –Vázquez y Rocca no estuvieron en el recinto– se levantaron para expresar su desacuerdo con el manejo de recursos que hizo el Ejecutivo.

Publicidad

La sesión tuvo duros cuestionamientos hacia Guacone pero también hacia su último Secretario de Economía, Roberto Borgo, quien continúa en ese cargo con Giovanettoni y salió a defenderse al otro día a través de los medios de comunicación que lo consultaron al respecto.

El Gobierno municipal confía en que este mes pagarán a término el salario de los trabajadores. Así lo aseguró a este semanario el Secretario de Gobierno Martín Baraybar, quien desde el lunes está acargo de Economía porque Borgo volvió a ser internado por el problema que tuvo el año pasado en los riñones y estará de licencia al menos por quince días.

Giovanettoni mantiene su preocupación por la dificultad de bajar las horas extras, que cerró el último mes en un número similar al de los cinco meses desde que está al frente de la Municipalidad y sin diferencias con los anteriores, cuando gobernaba Guacone y el Triunvirato de concejales que pasó al Ejecutivo cuestionaba ese punto junto a la oposición.

Como publicó la semana pasada La Opinión, el ejercicio 2015 prevé un déficit de 33 millones de pesos en la relación costos/ingresos de las tres principales tasas, lo que evidencia el retraso. Ello ubica a la ciudad, otra vez, como la peor recaudadora de la provincia y la convierte en una verdadera paria respecto de los distritos cercanos.

Rechazo y polémica
El dictamen de rechazo que redactó Mario Sánchez Negrete tras una exhaustiva observación, que profundizó en detalle el análisis que este medio había hecho apenas presentada la Rendición de Cuentas, fue aprobado por unanimidad. En el recinto, el propio presidente del Frente de Todos fue el principal orador. A él se sumaron las críticas de Sergio Rosa, Ariel Ramanzini y Norberto Atrip. Todos apuntaron a Guacone, pero también a Borgo y al oficialismo del Frente para la Victoria. “Representan lo mismo”, podría ser el resumen.

Sánchez Negrete no anduvo con chiquitas y dejó asentado en el acta que consideraba que Borgo debía renunciar. “No necesitamos un Secretario de Hacienda que administre pobreza, para eso la tenemos a Doña Rosa, jubilada, que lo haría mejor; y esa plata, casi 500 mil pesos anuales que le pagamos, lo podríamos volcar al Hospital”.

Desde el oficialismo, Dalmy Butti anunció que su bloque acompañaría pero hizo una salvedad respecto del cobro de guardias por parte del exdirector del Hospital Pablo Pichioni: “Nada en la ley de carrera médico hospitalaria impide que un director pueda cobrar guardias. Desde la época de Francisca y Agüero –funcionarios de la era Barbieri– ya percibían guardias”.

Rosa consideró que “echarle la culpa sólo a Guacone es simplificar” y apuntó a quienes “defendían a capa y espada muchas de esas decisiones”. En ese sentido, apuntó a “todo un espacio político” y señaló: “Nadie se hace cargo y la culpa es del que se fue”.

Ramanzini dijo: “Tendríamos que tener un municipio brillante” de acuerdo a “la gran cantidad de horas extras” insumidas y recordó las quejas de los vecinos por la red cloacal, el descuido de los espacios verdes, entre otros temas.

Los concejales hicieron referencia a los más de 3,3 millones de pesos que deben pagar Guacone y sus funcionarios en relación a las cuentas de 2013, multa también  revelada por este semanario.

Por su parte, Borgo aseguró que hubo “errores técnicos” en el dictamen y cargó contra el edil que pidió su renuncia. En ese sentido, recordó que es potestad del Jefe Comunal elegir sus funcionarios y que cuando “gane las elecciones”, el concejal podrá hacer lo propio.

Aseguró que podía ser calificado de “inepto” o algo similar en relación a sus funciones, pero que le parecía de muy mal gusto que Sánchez Negrete haya utilizado términos “despectivos para las mujeres y las jubiladas” en su discurso.

Las horas extras nunca bajan
El Gobierno no loga bajar las horas extras, a pesar de que es uno de los objetivos que se puso Giovanettoni cuando asumió. Este semanario dio cuentas de que en enero gastaron casi 800 mil pesos, en febrero 700 mil y en marzo alrededor de 750 mil, lo que ratifica que no hubo reducción respecto de la era Guacone, ni en dinero ni en cantidad de horas insumidas.

En abril, el último período liquidado, la situación no sólo no cambió sino que empeoró: el gasto fue de casi 900  mil pesos y las horas extras pagadas superaron las 12.500. Más del 60 por ciento son “horas al 100” y casi el 40 “al 50” por ciento.

Como siempre, Salud fue el área que más insumió, con casi 500 mil pesos de los cuales sólo el Hospital se llevó 320 mil. Le sigue Obras Públicas, con alrededor de 180 mil pesos; y luego Gobierno, con más de 110 mil, de los cuales más de 80 mil corresponden a Inspección.

Si en enero hubo que pagar 12 mil horas extras, en febrero 10 mil y en marzo casi 11 mil, algo pasó para que en abril haya que disponer de dinero para abonar más de 12.500 adicionales a los trabajadores municipales.

Con este panorama, al Gobierno de Giovanettoni le quedan apenas dos opciones trágicas: revisar uno por uno los lugares donde los “regalitos” y el pago de categorizaciones se cumple con horas extras que disfrazan ese plus para cortar donde haya que cortar; o bien reconocer que la cantidad de horas extras insumidas es la que necesita y volver sobre los pasos de su crítica antes de asumir la responsabilidad del Ejecutivo al renunciar Guacone, a quienes el intendente y sus laderos cuestionaban por este ítem desde el Concejo Deliberante.

El paria de los ingresos propios
La Opinión reveló el año pasado que San Pedro es el peor municipio de la provincia en materia de ingresos propios, al punto de que no sólo está lejos del promedio bonaerense sino que ni siquiera entra en el gráfico que va de menor a mayor capacidad recaudatoria de los 135 distritos.

En 2015, la proyección del Gobierno es que de los 317 millones que ingresarán al municipio, los recursos propios serán apenas el 19,2 por ciento, por debajo del 19,7 de 2014 y por encima del 17,7 de 2013.

Un informe interno de la Secretaría de Economía revela que el promedio histórico era de 22 por ciento y que comenzó a caer en la era Guacone producto de la falta de actualización de las tasas.

Allí quedó expresado que en 2007 la recaudación propia fue del 17,5 por ciento sobre 41 millones de ingresos totales, con un cierre deficitario de 4,9 millones de pesos que Barbieri y Salviolo revirtieron al año siguiente, en parte merced al aumento, que en caso del ABL llegó al 100 por ciento, que permitió que el porcentaje se elevara al 23,4 por ciento del total de 56 millones disponibles y un cierre superavitario de 3,8 millones.

El último año de gobierno de Barbieri terminó con el mismo porcentaje: 23,4 % sobre $ 67 millones. Algo similar sucedió en 2010, ya con Guacone al frente: 22,3 % sobre 84 millones de ingresos totales.

En 2011, sin aumento de tasas aprobado, el porcentaje de recursos propios se redujo al 18,6 % y aumentó al 20 en 2012.

El cálculo de la Secretaría de Economía es que si se hubiese mantenido el nivel del precio de las tasas para sostener el 23,4 por ciento de ingresos propios hubiera sido otro el resultado de cada ejercicio desde 2011. El primero, de 10,2 millones abajo, hubiese contado con 6 millones extra; el segundo, de -10,8, hubiese tenido otros 5 millones; el tercero, de 2013, que cerró con un déficit de 15,4 millones podría haber contado con 10 millones más de lo que tuvo; y el cuarto, del año pasado, podría haber tenido 9 millones en las arcas municipales y no cerrar con un negativo de 10,7 millones.

De la misma manera, la proyección para 2015 indica que el Estado local podría contar con 13 millones extra si se hubiese mantenido el porcentaje del 23,4 en relación a los ingresos totales.

Cuando se compara con municipios vecinos, el paisaje es desolador: Ramallo tiene el 68 por ciento de sus recursos de origen municipal y es de los mejores en toda la provincia, gracias a la tasa de seguridad e higiene que cobra a sus industrias y representan el 80 por ciento del total, con lo que supera incluso a municipios industrializados como Zárate y Campana.

Baradero está cerca de la media provincial, con el 40 por ciento; Arrecifes tiene el 31 %; y San Nicolás, con fuerte presencia industrial y un desarrollo acorde a la cantidad de habitantes que posee, alcanza el 64.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias