18.6 C
San Pedro
viernes, septiembre 17, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

La primera presidenta de la historia de Mitre es Estela Oliveros

Asumió anoche en la Asamblea General Ordinaria que se realizó en la sede de calle Salta. Sin lista opositora, la exempleada del Banco Provincia fue propuesta por el “oficialismo” y dejó su cargo de vocal para convertirse en la máxima autoridad.

spot_img

 

Estela Oliveros es la nueva presidenta de Mitre tras la Asamblea General Ordinaria que el club llevó a cabo el martes por la noche en su sede de calle Salta y se convirtió en la primera mujer en comandar la entidad en un hecho que marcará un antes y un después en la vida política de los clubes más grandes de San Pedro.

Publicidad

El último día para elevar nóminas para renovar la Comisión Directiva fue el 28 de noviembre. Sin embargo, ningún grupo de socios lo hizo y, en consiguiente, la mujer de 57 años, que fue vocal en el período anterior, estableció un nuevo e único hito. “Las personas que estaban hablando de armar otra lista se unieron a trabajar con nosotros y estamos tirando todos juntos”, recalcó a La Opinión la máxima autoridad saliente, Germán Codó, quien sigue trabajando en el club pero tal como explicó en una entrevista a La Opinión, “siempre es bueno cambiar la cabeza”.

Estela, descendiente de libaneses y jubilada tras 38 años de servicio en el Banco Provincia, es hija del reconocido caricaturista “Negro” Oliveros y nieta de Alberto Celestino Oliveros, el histórico bombero que formó parte de la primera dotación en 1959 y que fue homenajeado en el marco de los festejos por los 60 años de la institución. Egresada de la Escuela Nacional Superior de Comercio, en el ámbito laboral, se desempeñó en el banco Provincia hasta su retiro por jubilación, el año pasado.

Además, desde que tiene seis meses de vida es socia de Mitre gracias a su papá quien junto a su abuelo fueron, tal explicó a La Opinión, “toda la vida del club”. En la década del 90 tuvo su primera experiencia como colaboradora en la Subcomisión de Fútbol y regresó en 2017 al grupo de trabajo de Codó. “Yo sabía que quería ser presidenta en algún momento, lo hablaba con mi papá pero no sabía cual era el momento”, admitió semanas atrás.

Mujeres al poder

La Opinión investigó y encontró dos casos aunque un tanto diferentes a la función que cumplirá Oliveros. En la ciudad, sobresale la figura de Myriam Actis en Pescadores como vice de Pablo Vlaeminck. La profesora de dibujo, casada y con tres hijos, ingresó a la Comisión Directiva en mayo de 2018 con el actual grupo de trabajo en el que también hay más representantes de su rama: Analía Sibila es protesorera; Analia Santi y Karina Miranda revisoras de cuenta; Lucía Manzo y Gisela Zárate vocales titulares y Mónica Mallo suplente.

Aunque no es la máxima autoridad, Actis es dirigente en uno de los clubes más grandes e importantes del partido lo que agiganta su figura en un alto cargo, ecuación que no se repite, por ejemplo, en Náutico que no tiene ninguna mujer en su lista. Paraná por su parte, cuenta con Miriam Mosteiro como vocal suplente y María Grimoldi como revisora de cuentas, ambas en puestos sin tanta exposición.

Con otras obligaciones y actividades, quien sí preside es Valeria Fontela en Castro F.C., club de la localidad que se dedica exclusivamente al fútbol para niños y compite en los certámenes de la Liga Infantil (LDI). Fontela asumió en 2017 porque, tal contó a La Opinión, el grupo de trabajo que estaba se “desarmó”: “Al club llegué como mamá de un nene, empecé a ayudar y no tenía muchas ganas de asumir porque vivo en San Pedro”.
Valeria también es la representante de la entidad en las reuniones de delegados en la Liga Infantil (LDI) donde comparte mesa y discusiones con hombres de otros 22 clubes a los que definió como “muy respetuosos”. Sin embargo, admitió que en las canchas le tocó atravesar situaciones de menosprecio por su género: “Siempre hay alguno que se sobrepasa, he enfrentado las situaciones y me puse firme”. Y bromeó: “Soy muy buena pero si me buscan, me encuentran”.

Sobre su función, sostuvo que es “mucha responsabilidad” porque es un club “muy humilde” donde se hace “todo a pulmón”. “Cuando entramos había una deuda importante que ya la pagamos. Los sábados en los partidos siempre le damos de comer a los chicos y antes también le dábamos los jueves”, contó.

Más atrás en el tiempo, Elda Cairo comandó Independiente de Río Tala en la década del 80 y es uno de los antecedentes que se añaden a los actuales de Actis y Fontela. Anoche, Oliveros hizo historia en Mitre y también en San Pedro porque nunca antes uno de los clubes denominados “grandes” fue dirigido por una mujer, rama que a fuerza de lucha y por su capacidad avanza cada vez más en el ámbito deportivo.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias